Me opongo a la lectura obligatoria de la Biblia en clase

El día de ayer, viernes 30 de enero de 2015, leí con mucha preocupación una nota en Prensa Libre titulada: “Promueven ley que haría obligatoria lectura bíblica en clases” que estaría siendo planteada al Congreso de la República por parte de una de las bancadas más grandes.  Esta es definitivamente una noticia que debería generar gran preocupación entre padres de familia y especialmente aquellos que amamos la Palabra de Dios y que amamos la libertad de la persona humana.

De acuerdo a la nota:

Según el proyecto, la lectura de la Biblia sería obligatoria a nivel preprimario, primario, básico y diversificado en escuelas públicas, privadas y por cooperativa.

“El ministerio de Educación debe preparar maestros en la Biblia”, argumentó el parlamentario opositor.

Empecemos por allí:

1. Se hace obligatoria la lectura bíblica a todo nivel educativo antes de la universidad y en todos los establecimientos, aún en los privados.  Solo aquí ya hay una clara violación a la libertad de los establecimientos educativos -particularmente los privados- de orientar su educación de acuerdo a su propio planteamiento educativo.  Hay también una clara -y quizás más preocupante- violación a la libertad de elección y libertad de consciencia de los padres de familia al verse sin opciones del tipo de formación que deben recibir sus hijos en la escuela/colegio y también una clara violación a la libertad de consciencia de los estudiantes a quienes -por decreto- se les está obligando a leer un texto con el que no necesariamente comulgan. Recordemos que esta iniciativa no es una iniciativa que viene con un espíritu de leer la Biblia como “cultura general”, sino viene propuesta, de acuerdo al artículo, por “líderes cristianos de la capital” -sería bueno saber quienes.

2. La propuesta exige que sea el Ministerio de Educación quien deba preparar a los maestros en la Biblia.  Nuevamente, se viola la libertad de consciencia del maestro.  Por otro lado, ¿desde cuándo es el Ministerio de Educación un seminario teológico o una escuela bíblica? ¿Quién en el Ministerio de Educación está facultado para enseñar la Biblia a los miles de maestros en Guatemala del sistema público….y de los otros tantos en el privado? Recordemos que la formación de los maestros, de acuerdo a los nuevos requisitos de la carrera de magisterio, está a cargo, principalmente, de la USAC…¿es la USAC el lugar ideal para estudiar Biblia? ¿Es esa la misión de la USAC?

La iniciativa de ley exige lo siguiente también:

La ley establecía como una obligación de los centros educativos privados, de escoger una versión de la Biblia, que se ajuste a sus enseñanzas y asignarla dentro del pénsum de estudios, así mismo se estipula para los centros públicos, asignar la versión de la biblia que elija el Ministerio de Educación.

De nuevo, ¿qué sabe el Ministerio de Educación sobre cuál es la mejor o más apropiada TRADUCCCION (no versión) bíblica que debe enseñarse/imponerse a los alumnos del sistema público?

Mucha gente piadosa argumentará que esto es bueno porque “enseña valores” a los niños.  Nuevamente caemos en una idea paternalista del Estado que usurpa las funciones legítimas de la familia y de la Iglesia y se otorga facultades que no le competen, como la imposición de este tipo de lecturas en el sistema educativo.  ¿Cómo hubiésemos reaccionado si en lugar de la Biblia se hubiese planteado en la iniciativa de ley la lectura del Corán? ¿Del Libro del Mormón?

La formación espiritual y de carácter de cada niño y niña es prerrogativa EXCLUSIVA de la familia y la institución designada por Dios para apoyar a las familias en esto y formar a los padres y cooperar con ellos en la formación de los niños, es la Iglesia.  Ningún gobierno puede atribuirse estas funciones ni violar estos derechos sagrados de cada familia y persona.

La Biblia no es un libro de ética ni debemos seguir cayendo en el error de que es “el manual del fabricante” o el “manual de vida”.  La Biblia es principalmente y por sobre todo, la auto-revelación de Dios al hombre y de la historia de la salvación.  Cualquier lectura bíblica que se haga por fuera de la Meta-Narrativa de la misma (de la Historia de la Salvación en Jesús) resulta incompleta, equivocada y peligrosa.  Es imposible leer y apreciar narrativas como las de Josué y Jueces -por ejemplo- por fuera de la enseñanza del Evangelio, porque de lo contrario, no hay como hacer algún sentido coherente de la cantidad de sangre que se derrama en esas narraciones.   No es posible leer los Evangelios o las cartas de Pablo sin hacer afirmaciones teológicas y doctrinales.  Esto no le compete al Estado.

Recordemos también que los “principios y valores” no son los que transforman el corazón.  Tampoco podemos leer la Biblia en busca solo de frases motivacionales, principios y valores o reglas de conducta ética divorciadas de ideas como: pecado, la Soberanía de Dios, la Fe, la Gracia, la Cruz, el Evangelio y demás conceptos que son centrales a la Metanarrativa bíblica y que no pueden obviarse.  Esto no le compete al Estado.

Recordemos también que la transformación del corazón de cada persona es por obra del Espíritu Santo a través de la convicción de pecado, por lo que no podemos esperar de la simple lectura “cultural” o académica del texto bíblico que las vidas sean transformadas.  No podemos citar Hebreos 4:12 fuera de contexto y asumir que por una especie de osmosis, las vidas se van a transformar por default al leer la Biblia en clase.  Sólo la Cruz salva, solo a través del Espíritu Santo y es allí, en ese caso cuando en nuestro proceso de santificación progresiva, que la Biblia se convierte en esa “espada de dos filos” de la que nos habla Hebreos 4.

Pero quizás, lo más preocupante de todo esto, es lo que una iniciativa de ley dice de nuestra cultura, de la Iglesia y de la familia.  Nuestra cultura sigue esperando soluciones “top-down”, impuestas, mágicas y por decreto (quizás por eso esa fascinación mal informada de andar “decretando” cosas en la vida….pero ese es tema para otro artículo), seguimos esperando que papá gobierno haga todo por nosotros y que la solución son más leyes y más leyes a costas de nuestra libertad, incluso de las libertades más sagradas como la libertad de consciencia.  El hecho también de que se propongan leyes como esta dice muchísimo del decrépito estado de la Iglesia en Guatemala -tanto católica como evangélica- que han dejado de lado la enseñanza de la Palabra de Dios y la formación espiritual y de carácter de los miembros de cada parroquia e iglesia.  Esto también habla del estado decrépito de la familia que ya no forma a los hijos a través de los padres en estos temas.  Es mi responsabilidad como padre de familia cristiano enseñarle a mis hijas la Palabra y no es algo que piense ceder jamás a ninguna institución, mucho menos al gobierno.  Puedo apoyarme en mi iglesia local y en la comunión con otros cristianos para aprender más y fortalecerme para enseñar mejor, pero nunca ceder ese derecho y responsabilidad sagradas que Dios me ha dado sobre mis hijas.  Si hay diputados proponiendo este tipo de cosas a nivel de imposiciones estatales es porque la Iglesia y la familia no están haciendo su trabajo.  Este es el llamado de atención más fuerte que un artículo de estos nos hace.

¡Adelante Guatemala, adelante Iglesia, adelante familias, adelante hombres y mujeres cristianos! ¡Opongámonos a esta tiránica iniciativa de ley y al mismo tiempo, retomemos el llamado que tenemos y la responsabilidad que tenemos hacia nuestros hijos e hijas de enseñarles bien la Palabra de Dios!

Anuncios

11 comments

  1. Leonel · febrero 1, 2015

    Como reguero de pólvora corrió la iniciativa de Ley presentada el diputado Marvin Osorio, de Libertad Democrática Renovada (Líder), para que la lectura e instrucción bíblica en las escuelas de Guatemala sea obligatoria… Como siempre ya están los “Analistas fantasmas viendo como desvirtúan la iniciativa” CIEGOS solo basta comparar los diez mandamientos y el estilo de vida de muchos guatemaltecos para encontrar la causa de la descomposición social… Que ridículo es oír a una victima de crimen decir” ¿Por qué Dios, porque? Pues simplemente porque no se toma en cuenta el mandamiento de “No mataras” “No robaras” “No codiciaras” Mientras la sociedad se desangra la Biblia sigue teniendo razón y los “sabiondos inoperantes” siguen analizando lo que no se necesita.

    Me gusta

    • Juan Callejas · febrero 1, 2015

      La tiranía no es el camino a la virtud. La acción libre es la única virtuosa. No hay justificación alguna para que le gobierno usurpe las funciones de la familia y la iglesia.
      No soy analista y menos fantasma. Soy cristiano comprometido con la Palabra, la vida y la dignidad de cada persona.

      Me gusta

  2. jorge escandell · febrero 1, 2015

    Exelente publicacion, con muy buen argumento de un padre de familia cristiano que es cauto ante la irresponsabilidad de este diputado de abrir un debate que no tiene lugar dentro de una democracia, no tengo nada mas que agregar, ya todo fue dicho. Solo me quedo una duda, este diputado es del mismo partido de baldizon?? No era que estaban a favor de reinstaurar la pena de muerte??
    No me quiero ni imaginar como haran esta gente si llega al gobierno para enseñar en los colegios la lectura de biblia y por otro lado ejecutando gente, todo sea con la bendicion de dios, simplemente… escandaloso!!!!

    Me gusta

  3. VICTOR REINA · febrero 25, 2015

    Definitivamente, muy buen punto el que tocaste Juan callejas, debemos entender que el que se lea la biblia en las instituciones educativas puede dar lugar a la mala interpretación de la misma y esto si puede ser preocupante… los encargados de enseñar la palabra a de Dios son los padres de familia primeramente y de acuerdo a sus convicciones…

    Me gusta

  4. Pingback: Leer SI, y SI la Biblia | Discusión Inteligente
  5. Pingback: En defensa de Carlos | Discusión Inteligente
  6. Pingback: ¡Sí a la oración! ¡No al “Día Nacional de Oración” impuesto por ley! | Discusión Inteligente
  7. Pingback: Banderas e Iglesias | Discusión Inteligente
  8. Pingback: Libertad de Consciencia en Riesgo | Discusión Inteligente
  9. LESMA · agosto 4

    Lastima que un Cristriano esté dando un mal consejo. La Biblia si debería de ser estudiada en los Centro Educativos. Para conocer la verdad. “Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s