En defensa de Carlos

Como cristiano, hoy me sentí muy triste, avergonzado y enojado con la manera en que se presentó la iniciativa de ley que busca hacer obligatoria la lectura de la Biblia en las aulas nacionales, públicas y privada (pueden leer mi postura al respecto aquí y aquí).

Pero quizás lo que más me entristece es ver cómo fue tratado en el Salón del Pueblo del Congreso de la República el Lic. Carlos Mendoza, secretario de la Asociación Guatemalteca de Humanistas Seculares, quiénes también han fijado una postura al respecto de esta ley que puede leerse aquí. El grupo que organizó el evento trató a Carlos de una manera indigna, irrespetuosa y que violenta el espíritu democrático de la libertad para pensar diferente y discutir de manera abierta, racional, humilde y propositiva, las distintas ideas.

¿Por qué defender a Carlos? Primero, como compañeros de promoción en la licenciatura en economía de la Universidad Francisco Marroquín, hay una afinidad y cordialidad que con los años no se ha perdido.  Sin embargo, hay un profundo abismo que nos separa: Carlos es ateo, yo soy cristiano. A pesar de eso, Carlos es un ser humano creado a imagen y semejanza de Dios, con una dignidad intrínseca como persona por esta misma razón y por ende, digno de respeto y consideración.

En definitiva, pienso muy diferente a Carlos en muchas cosas, hemos tenido la oportunidad de debatir de lados opuestos de la mesa temas como el que está en cuestión hoy, pero siempre ha prevalecido el respeto y la voluntad de escuchar y la oportunidad de plantear los argumentos propios.  Carlos sabe que considero que él está equivocado en su ateísmo y él está convencido también de que yo estoy equivocado en mi cristianismo, pero nuestras discusiones nunca han llegado al desprestigio, al insulto ni mucho menos.

El precio de mi libertad para poder vivir y expresar tanto en la esfera privada de mi vida como en la palestra pública mis ideas y cosmovisión cristiana es permitir y defender que Carlos pueda hacerlo también.  En el momento que yo violente su libertad, pongo en riesgo la mía.  Es no lo podemos permitir, eso nos destruye a todos y va en contra del espíritu cristiano del amor al prójimo.

Efesios 4:15 nos llama a hablar la verdad en amor siempre, y sobre esas líneas, debemos actuar de manera consecuente y aprender a debatir de manera inteligente, misericordiosa y constructiva.

Oro porque Carlos pueda llegar al conocimiento de la Verdad y que pueda poner su esperanza en Jesús, pero estoy consciente que la coerción o el uso de la fuerza no son el camino para eso.  Dios tiene un plan para la vida de Carlos y a mi me llama a amarlo como prójimo, respetarlo como persona, valorarlo como amigo y a dialogar con él en las oportunidades que puedan existir para que pueda “dar razón de la esperanza que hay en mí.” (1 Pedro 3:15-16)  

Nos falta mucho por aprender y crecer como Iglesia.  Oremos y pidamos al Señor la orientación para hacer las cosas bien y ser fieles a la Escritura.  El camino cristiano es el amor, no la tiranía ni la imposición por la vía de la ley de la fe.

Anuncios

4 comments

  1. Oscar Pineda · julio 15, 2015

    Por un momento, hasta pareció sincero su texto. Qué lástima que en otros espacios repitan el mismo tipo de incoherencias y falsedades que los fanáticos a los que criticó en este texto.

    Me gusta

    • Juan Callejas · julio 15, 2015

      Gracias Óscar. Como cristiano siempre seré consistente con lo que creo y es a partir de allí que escribo y expongo mi opinión.

      Me gusta

  2. Jorge · julio 16, 2015

    La Biblia habla de la historia de la humanidad y de un antes y un después de Cristo que nadie puede negar que estamos en el año 2,015 DC. Es un libro maravilloso en el que se comenta por primera vez la redondez de la tierra, que esta está sostenida de la nada, ose la gravedad. Es la historia de hombres que tuvieron relación con Dios y cuales fueron sus experiencias que son similares a las nuestras, enseña leyes de comportamiento que traen bien a la humanidad. Muchos e oponen a ella y se han opuesto pero esta sigue más vigente que nunca y los opositores muertos. Si la le-eramos y la aplicáramos no estaríamos como estamos con tanta podredumbre en los gobernantes y mucha gente más.

    Me gusta

  3. Celia Abrego · julio 17, 2015

    Considero ignorancia por parte de la gente decir que la biblia ayudara a los niños, la educacion y buenas costumbres , asi como los principios y valores se fundamentan y se edifican en el hogar,no solo cristianos existen, hay muchas religiones, y el tratar de forzar a que lean la biliblia es para los cristianos es ir en contra de las leyes, donde queda la libre expresión de culto.No soy atea creo en Dios y en la maravillosa enseñanza de Amor Infinito que nos dejo nuestro señor Jesucristo, son enseñanzas que deben implementarse en el hogar y no tratemos como padres querer evadir la responsabilidad de trasmitir a nuestros hijos estas enseñanzas descritas en la biblia.Seamos mas responsables y tomemonos el tiempo como padres para enseñar a nuestros hijos la espiritualidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s