La Prioridad del Amor

2019He de confesar que todo inicio de año es difícil cuando se vive desde dentro del mundo evangélico.  Las proclamas, declaraciones de visión y profecías acerca de lo que el año nuevo traerá abundan.  En muchísimas iglesias la frase del domingo pasado (30 de diciembre) y de este primer domingo del 2019 (6 de enero, Día de Reyes), se escuchará continuamente la frase “2019 será el año de…

Quizás, un mejor camino a esperar que algún pastor nos declare la revelación de Dios para el año (una extraña práctica a todas luces clericalista y gnóstica), sea voltear a ver a las Escrituras y encontrar allí una mejor manera de encarar el nuevo ciclo:

“La profecía, el hablar en idiomas desconocidos, y el conocimiento especial se volverán inútiles. ¡Pero el amor durará para siempre! Ahora nuestro conocimiento es parcial e incompleto, ¡y aun el don de profecía revela solo una parte de todo el panorama! Sin embargo, cuando llegue el tiempo de la perfección, esas cosas parciales se volverán inútiles.” (1 de Corintios 13:8-10, NTV)

El apóstol Pablo nos ayuda a entender la centralidad del amor en la vida cristiana.  Más allá del poder sobrenatural o de la posibilidad de anunciar cuál será nuestro futuro, la vida y el testimonio cristiano giran alrededor del amor:

  1. Es la marca a través de la cual el mundo nos identificará como discípulos de Jesús – Juan 13:35
  2. Es la manera en que como cristianos podemos verdaderamente reflejar lo que tanto se nos critica que nos hace falta, UNIDAD – Colosenses 3:12-15
  3. Es la evidencia de que realmente conocemos a Dios, refleja la naturaleza de Dios y es nuestra respuesta a lo que Dios ha hecho por nosotros – 1 Juan 4:7-12
  4. Es lo que elimina nuestra ansiedad hacia el futuro – 1 Juan 4:16-18

Este inicio de año, como en el inicio de cada mes, semana, día, hora y minuto de nuestra vida, tenemos la posibilidad de amar a los demás, de amar a Dios y sobre todo, de tener en nuestra vida consciencia del gran amor que Dios tiene por nosotros.

Antes que a las profecías y a las “revelaciones” de los supuestos ungidos, busquemos dar prioridad al amor en todas y cada una de las facetas de nuestras vidas.  Con humildad y reverencia pidamos a Dios que nos ayude a amar de la forma que Él nos amó y con gratitud y adoración, reconozcamos que hemos recibido un amor que escapa cualquier concepción que tengamos de él y que sin duda alguna, ninguno de nosotros merece.

Gracia. Paz. Esperanza. Amor. Que este año nuevo Dios nos permita conocer, sentir, vivir y compartir en alguna pequeña medida la inmensa profundidad de lo que estas palabras significan.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s