Ideas para Trazar el Rumbo en Guatemala

DSC01122.JPGMañana se marcará el punto alto de lo que ha venido siendo un mes sumamente desafiante para un país que pareciera no terminar de sentar cabeza y sigue convulsionando después de dos años de “nueva política” y treinta y dos años desde el inicio de la “era democrática”.

Teníamos mucho tiempo de no estar tan polarizados -o al menos así parecieran indicar las redes sociales-.  Lo cierto es que nos toca enfrentar una realidad que no culmina con las protestas, manifestaciones y paros.  La legítima manifestación de la inconformidad ciudadana ante un regimen tan errático, desarticulado y débil en el ejercicio de su liderazgo, necesita aterrizar en el trazado de caminos a seguir para retomar el rumbo y dirigirnos hacia un puerto más seguro.  Las soluciones están más en nuestras manos y nos corresponde ahora, más que nunca, asumir esa responsabilidad histórica y dejar de depender únicamente en los caminos tradicionales limitados a la política y el aparato estatal.

En este contexto es donde debemos ahora ponernos a pensar acerca de:

  • ¿Hacia dónde queremos ir?
  • ¿Cuál es el objetivo que perseguimos?
  • ¿Cómo llegaremos allí?
  • ¿Qué necesitamos para llegar?
  • ¿Cuáles serán las consecuencias previsibles y las no intencionadas -tanto positivas o negativas- del rumbo que se tome?

Quisiera compartir algunas ideas que giran alrededor de un concepto central que, a mi criterio, es la lucha que no hemos emprendido, la lucha por nuestra libertad.  A continuación, mis ideas:

Principios Guía:

  1. Principio de Subsidiariedad: Facultar y respetar la capacidad de que los problemas que surgen en cada comunidad sean primeramente resueltos por los agentes privados y públicos (en ese orden) más cercanos al problema.  Los órdenes superiores deben intervenir sí y solo sí el orden más cercano no puede atender la necesidad.
  2. Esferas de Soberanía: El Estado debe respetar y facultar la esfera de soberanía de cada orden social (Iglesia, Familia, Empresa, Asociación Voluntaria, etc.) para que esta pueda actuar de acuerdo a su diseño, naturaleza y propósito y de esa forma, contribuya al florecimiento y desarrollo de todas las personas en el país.
  3. Centralidad de la Persona Humana:  Sobre todas las cosas, debe prevalecer el respeto a la dignidad de cada persona humana y en ese orden, el papel del Estado debe limitarse a reconocer y defender los derechos fundamentales de vida, libertad y propiedad de cada uno a través de un marco jurídico enfocado en la protección de estos derechos más que en la dirección de las acciones de cada persona.

1. Reformas al sistema electoral de forma integral

  • Elección nominal de diputados al Congreso de la República.
  • Elección nominal de concejales a las municipalidades.
  • Elección de gobernadores departamentales.
  • Mayor oportunidad para comités cívicos y otras organizaciones para postular candidatos a los distintos puestos de elección popular aparte de los tradicionales partidos políticos.
  • Trabajar para un sistema auténticamente republicano en donde no solo se tenga un Congreso de la República, sino que cada departamento pueda contar con su propio Congreso Departamental en donde se pueda atender mejor las necesidades de cada departamento.

2. Fortalecimiento del Sistema de Justicia

  • Cargos vitalicios para los magistrados de la Corte Suprema de Justicia para que de esa manera la elección de los mismos no responda a intereses políticos de corto plazo y se desarrolle una línea de jurisprudencia más estable.
  • Reconsiderar si es válido o no la existencia de una corte superior a la CSJ como la Corte de Constitucionalidad.
  • Fortalecer el desarrollo técnico y humano de los distintos empleados del sistema de justicia para que su labor sea más eficiente, genere expectativas de futuro en el desarrollo profesional y permita un trabajo más íntegro.

3. Revisión del Aparato Estatal 

  • Evaluar los distintos ministerios y dependencias del Estado para identificar aquellos donde se duplican funciones o que no agregan valor al desarrollo del país o que entrampan procesos productivos y trazar la ruta para irlos eliminando en el tiempo.  Esto libera recursos fiscales para asignarlos a tareas de mayor impacto y más alta prioridad, además de que reduce las oportunidades para la corrupción al simplificar procesos y reducir la burocracia.

4. Reducción de impuestos, ampliación de la base y simplificación de las obligaciones tributarias

  1. Todos debemos contribuir con nuestros impuestos para que el Estado funcione.  De esta cuenta, la ampliación de la base tributaria es fundamental para lograr la cooperación de toda la ciudadanía y también poder aportar de más fuentes, más ingresos al país.
  2. Aunque parezca contradictorio, la reducción de tasas impositivas y la eliminación de ciertos impuestos, puede favorecer la recaudación tributaria a través de otros impuestos que ya funcionan bien, como el IVA.  Al liberarse recursos que van al fisco y dejarlos en manos de la ciudadanía, las oportunidades de inversión, empleo, ahorro, generación de capital y consumo aumentan, y con ello, la recaudación tributaria.  Impuestos que vale la pena considerar su revisión para reducción y/o eliminación:
    • ISR a las personas bajo el sistema actual de hacerlo un impuesto progresivo, lo convierte en un castigo al éxito.  Considerar una misma tasa para todos que sea baja (5%, por ejemplo).
    • Eliminación de impuestos y aranceles de importación para productos que aquí no producimos o no producimos bien.
    • Eliminación de impuestos y timbres como los que se pagan por artistas extranjeros.
    • Impuesto de circulación “flat” y no progresivo.  El castigar con un mayor impuesto a los vehículos nuevos es contradictorio dado que estos no generan tantos problemas de tránsito, consumen menos gasolina y son más eficientes.  Castigar el éxito y el esfuerzo de las personas que invierten en esto no hace mayor sentido.
    • Eliminar el impuesto de distribución de combustibles para liberar recursos de la bolsa de los contribuyentes, reducir costos logísticos para las empresas y el transporte colectivo.

5. Renovación del Compromiso Individual Ético y Moral con los Demás

  • Más que nuestro compromiso “con Guatemala”, el compromiso debemos asumirlo para con nuestro prójimo: en casa, en el trabajo, en el lugar de estudios, en la calle, etc.  Guatemala existe únicamente en las personas que aquí vivimos y es por eso que el reconocimiento del valor y dignidad del otro es fundamental para avanzar.
  • Comprometernos con nuestro prójimo, su libertad y dignidad, exige de nosotros una fuerte reserva moral para actuar guiados por sólidos e inamovibles principios y valores que responde a la verdad y naturaleza de la persona humana.  Además, ese compromiso exige sacrificio, sacrificio que hace sentido cuando en el horizonte vemos esperanza.
  • El sentido de esperanza que necesitamos rescatar está sostenido únicamente si podemos ver un sentido trascendental a la vida propia y de cada persona a nuestro alrededor.  Ese sentido de trascendencia va conectado al diseño de cada persona y este fluye de su Diseñador.
  • Fuimos creados a imagen y semejanza de Dios y es por eso que debemos volcarnos a Él para poder encontrar el Camino, corregir el rumbo y conocer la verdad acerca de quienes somos y para qué fuimos creados.  Esto es lo que permitirá que asumamos un compromiso con nosotros mismos y con los demás para el futuro de nuestra Guatemala.

No son todas las ideas y seguro hay más y mejores que pueden aportar a una discusión que nos lleve de las protestas como un “fin en sí mismo” a la discusión de caminos con visión de largo plazo para lograr construir un mejor futuro para las generaciones que están ansiosas de insertarse en la vida productiva, social, cívica, cultural y política de nuestra nación.

Esta discusión debe llevarse a cabo desde un diálogo abierto y honesto en donde se puedan exponer posturas guiadas por distintas ideologías sin temor a ser ridiculizados, satanizados o excluidos.  La honestidad intelectual nos exige el debate abierto y sano de las ideas, además de que exige la humildad de reconocer cuando otras ideas con mejores o incluso, son más consistentes con la verdad acerca del valor y dignidad de la persona humana, y por ende, son las que deben guiar el rumbo de la nación.

Que nuestra participación sea cada vez más propositiva, humilde, racional y abierta al diálogo con otros.  Solamente de esa manera podremos vivir en la Guatemala que todos guardamos en el corazón.

¡Ánimo! La lucha por la libertad y la dignidad de cada guatemalteco y de cada familia guatemalteca vale la pena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s