Propuesta de Manifiesto a Líderes Evangélicos de Guatemala

Ante la coyuntura nacional y dictamen favorable que recibió la Ley Nacional de la Juventud, quisiera someter el siguiente manifiesto como propuesta al liderazgo evangélico de Guatemala.  Es importante asumir posiciones claras y luchar por la defensa del valor y dignidad de la persona humana y por construir una verdadera cultura de vida en nuestro país.

A continuación, la propuesta del manifiesto:

Nosotros

Los Pastores y Líderes Evangélicos de Guatemala

En el Nombre de nuestro Señor Jesucristo

A las congregaciones que servimos y a la opinión pública:

 

  1. Manifestamos nuestra preocupación y rechazo a la Ley Nacional de la Juventud y sus enmiendas (Iniciativa No.3896), propuesta por los diputados del Congreso de la República de Guatemala, e impulsada por diversas organizaciones de la sociedad civil con el respaldo de otras organizaciones internacionales.
  2. Manifestamos nuestra defensa irrestricta a la persona humana como ser creado a imagen y semejanza de Dios y cuyos derechos fundamentales tienen su origen en Dios mismo, derechos que el Estado únicamente reconoce, garantiza y defiende a partir de su marco jurídico.
  3. Manifestamos que, siendo la familia una institución social voluntaria y privada anterior al Estado, esta goza de autonomía legítima propia y de derechos y responsabilidades inalienables que deben ser defendidos y respetados desde el Estado como lo hace nuestra Constitución Política de la República de Guatemala.
  4. Consideramos que esta ley viola la esfera soberana de la familia en lo que concierne a la crianza, educación y formación moral de los niños, niñas y jóvenes al atentar contra la libre elección por parte de los padres de familia del tipo de educación que sus hijos han de recibir. Esto está garantizado en el Artículo 73 de nuestra Constitución.
  5. Solicitamos sea respetado el legítimo rol subsidiario de las asociaciones intermedias privadas –iglesias, grupos de apoyo, clubs, organizaciones de padres de familia, etcétera- que, al estar más cerca de las familias y de los jóvenes, están en mejor capacidad de atender las necesidades inmediatas de sus comunidades y que, al ser voluntarias y privadas, no están sujetas a agendas de organismos ajenos a nuestro contexto, realidad y cultura.
  6. Solicitamos al Gobierno de la República a dedicar los recursos que esta ley busca a la defensa de la vida, propiedad y libertad de los guatemaltecos y a no generar impuestos adicionales como los contemplados en la ley que limiten nuestras posibilidades de generación de empleo, riqueza y bienestar para la población.
  7. Asumimos nuestro compromiso como pastores y ministros del Evangelio a contribuir de manera más profunda a la formación de los padres de familia y de sus hijos e hijas menores de edad de acuerdo a lo encomendado a nosotros en Efesios 4:11-13.
  8. Exhortamos a los miembros de nuestras congregaciones a cumplir su responsabilidad en apoyar en la educación y formación moral de los niños, niñas y jóvenes de nuestra comunidad de fe, en obediencia a Efesios 4:11-13.
  9. Exhortamos a todos los pastores, pastores de jóvenes, ministros y ministerios a que se unan en fortalecer, profundizar y entregarse en amor sacrificial a favor de las familias, niños, niñas y jóvenes de sus comunidades para fortalecerles en la integralidad de su ser.
  10. Nos hacemos disponibles como pastores y en nombre de nuestras congregaciones, para atender a aquellas familias y jóvenes que necesiten orientación, consuelo y apoyo para orientarles en tomar las mejores decisiones de acuerdo a la Palabra de Dios.
  11. Nos comprometemos públicamente con una cultura integral de vida que defiende a la familia y el matrimonio como el contexto diseñado por Dios para el pleno disfrute de la sexualidad humana, la procreación y crianza de los hijos y la formación de carácter de los niños, niñas y jóvenes de nuestra sociedad.
  12. Manifestamos nuestra esperanza en una Guatemala mejor construida por la sana cooperación de todos los guatemaltecos como individuos, familias, empresas y sociedad civil, la protección y defensa de sus derechos inalienables por parte del gobierno y en poder transformador del Evangelio de nuestro Señor Jesucristo.

Guatemala, mayo 2016

 

Anuncios

3 comments

  1. Pingback: Banderas e Iglesias | Discusión Inteligente
  2. Axl Beteta · agosto 15

    Excelente Juan! Totalmente de acuerdo. Lo estaré compartiendo. Muchas gracias por tomarte el tiempo de escribir esto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s