El Silencio del Sábado

2557237a2276406ad2b3feff46134314Hoy es el sábado que está en medio del Viernes Santo -en dónde recordamos la Crucifixión de Jesús- y el Domingo de Resurrección.  Es un día dentro del calendario litúrgico un poco extraño.  Lo único que tenemos registrado en las Escrituras acerca de ese día es lo siguiente:

“62Al día siguiente, que era el día de descanso, los principales sacerdotes y los fariseos fueron a ver a Pilato. 63Le dijeron:
—Señor, recordamos lo que dijo una vez ese mentiroso cuando todavía estaba con vida: “Luego de tres días resucitaré de los muertos”. 64Por lo tanto, le pedimos que selle la tumba hasta el tercer día. Eso impedirá que sus discípulos vayan y roben su cuerpo, y luego le digan a todo el mundo que él resucitó de los muertos. Si eso sucede, estaremos peor que al principio.
65Pilato les respondió:
—Tomen guardias y aseguren la tumba lo mejor que puedan.
66Entonces ellos sellaron la tumba y pusieron guardias para que la protegieran.” (Mateo 27:62-66, NTV)
Mientras el cuerpo de Jesús yacía en la tumba muerto, lo único que vemos de lo que pasó al día siguiente es la conspiración que se empezó a tramar para “protegerse” de lo que pudiera llegar a significar una potencial resurrección de Jesús o algún intento de falsearla.
Sin embargo, de los seguidores de Jesús no sabemos nada hasta el día siguiente.  De ellos solo sabemos que estaban todos reunidos en un mismo lugar, atemorizados, cuándo recibieron la noticia de la Resurrección.
Pero…regresemos al sábado.  En Guatemala lo conocemos como “Sábado de Gloria”, pero no vemos mucho de eso en la narrativa bíblica, al menos no en el mundo de los vivientes, con los discípulos de Jesús.  El día de reposo después de la Crucifixión parece ser ese extraño silencio en medio de una conversación incómoda en dónde cualquier cosa que se diga es un error.  ¿Cómo se habrán sentido los discípulos?
Dos noches antes, luego de que Jesús les había lavado los pies (Juan 13:1-17) y que Jesús los reconfortara en su misión e incluso, orara la más bella oración jamás pronunciada (Juan 14 al 17), ellos mismos abandonaron a Jesús de la manera más cobarde (Marcos 14:43-52).  Pedro niega a Jesús, Judas se suicida…todo es un desastre.  Al día siguiente, el juicio más injusto y los discípulos no les queda otra que seguir de lejos el drama y allí le vieron morir, colgado de una Cruz, gritando “¡Consumado es!” y expirando.  Vieron la lanza, escucharon los gritos y el horror de esa cruel escena y de allí, no les quedó otra que retirarse a sus casas a “celebrar” el Día de Reposo….y no cualquier día, el que caía justo en la celebración de la Pascua.
Ese sábado seguro fue silencioso.  Para nosotros, es difícil imaginarnos la escena porque conocemos la historia.  El día que sucedió, ese grupo de discípulos no tenía la más mínima idea de que esperar.  Entre la vergüenza de traicionar a Jesús, la tristeza y angustia de saber que yacía en una tumba, el miedo al Sanedrín y a las tropas romanas…no les quedaba otra que esconderse y guardar silencio.
En teoría musical, se nos enseña que pocas cosas hacen tan bella una melodía y pocas cosas son tan importantes para la estructura de una obra que los silencios.  Los silencios marcan ritmo, cadencia y son los puentes que nos ayudan a navegar de una sección de la pieza musical hacia otra.
Me pregunto si el extraño silencio del sábado no es así.  No sabemos cómo observar ese día, no existen mayores actividades en las iglesias.  Quizás lo único que nos queda es el silbido del viento apacible (1 Reyes 19:9-13) y suave susurro de aquellas palabras de antaño que nos recuerdan:
“¡Quédense quietos y sepan que yo soy Dios!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s