Giancarlo Ibargüen: Mi Recuerdo

giancarloiiEl día de ayer 9 de marzo de 2016 en horas de la madrugada, falleció uno de los campeones de la libertad de la Universidad Francisco Marroquín, mi alma mater de donde me gradué como Licenciado en Economía y en donde he tenido la oportunidad de aportar como catedrático auxiliar y a través de mi participación en distintos eventos.

Al igual que con el fallecimiento del Dr. Manuel Ayau en agosto de 2010, paro a reflexionar sobre el impacto que la vida de Giancarlo tuvo en mi vida.

En el año 2008, tras el impacto de la crisis financiera mundial, escribí una reflexión desde Sao Paulo, Brasil titulada “Carta a mi Alma Mater” en la que quise hacer un llamado a la reflexión de retornar a una lucha por la genuina libertad sustentada en raíces más profundas y sólidas que el desvío que la UFM estaba sufriendo hacia el objetivismo de Ayn Rand.  Esa carta recibió varios comentarios que provocaron incluso una respuesta más amplia (publicada aquí), pero lo que más me sorprendió fue recibir un correo electrónico de Giancarlo invitándome al diálogo.

En diciembre de 2008, con mi regreso de Brasil para reubicarme en Guatemala, tuve la oportunidad de reunirme con Giancarlo en su oficina de la UFM.  Vi en él a un hombre genuinamente preocupado por la universidad, por lo que esta proyecta hacia afuera, y por poder realmente ser fieles a las ideas centrales de la filosofía de la libertad que allí se enseñan y de las que he aprendido muchísimo y con las cuales comulgo en su mayoría.  No estábamos de acuerdo en todo pero me impactó mucho que él en su posición de rector de la UFM, se tomara el tiempo de buscar abrir la discusión y escuchar para poder entender.  Fue, sin lugar a dudas, una gran experiencia que guardaré por siempre.

Los frutos de la apertura de Giancarlo a las nuevas ideas, aunque quizás ya no supervisadas por él sino por quienes le sucedieron en el cargo como rector, permitieron que la UFM pudiera abrirse a los esfuerzos organizados de aquellos que buscamos promover las ideas de la libertad desde una antropología cristiana como punto de partida para explorar la dignidad de la persona humana, del trabajo, la importancia de la fe para sostener la libertad, etc.   Hoy, desde la UFM, se han logrado grandes cosas en esta dirección.  Tenemos el privilegio de contar año con año con los seminarios del Dr. Gabriel Zanotti, se conformó en la Escuela Superior de Ciencias Sociales el Theologicumy más recientemente, la UFM vio el nacimiento del Instituto Fe y Libertad.

Desde esa conversación a finales de 2008 al día de hoy, se respiran aires de libertad y esperanza en la UFM.  Sigue existiendo el grupo afín a las ideas de Rand, pero vemos fortalecerse el esfuerzo por recuperar las raíces cristianas de la verdadera libertad y que pueden catapultar a la universidad a un futuro aún más brillante.

Mi más profundo agradecimiento a Giancarlo por su liderazgo, su compromiso y pasión por la libertad, por alumnos y por exalumnos.  Su legado, al igual que el del Dr. Ayau y el Dr. Cachanosky, seguirán impactando y transformando la vida académica de incontables estudiantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s