Espíritu de Protesta

Como antesala a la segunda vuelta, y justo en el mes que celebramos el “Día de la Reforma” (31 de octubre), comparto la columna más reciente que escribí para la tercera edición del periódico Actitud News.

La fe protestante, especialmente en Guatemala, necesita recuperar su espíritu de protesta.

Los acontecimientos de abril a la fecha, han sido una especie de maremoto que no solo arrasó con muchas cuestiones negativas en el país en el sentido de la corrupción en el ámbito público, sino también empujó –a veces contra su propia voluntad- a todos a “hacer algo”. De allí que se convirtió en imperativo moral el subir al menos una selfie en alguna de las muchas protestas –o aunque sea una desde la oficina, casa o país donde se estuviera- so pena del ostracismo moralista y nacionalista que inundó el ethos de la gran mayoría de ciudadanos.

Pero…¿qué pasó con los cristianos evangélicos? ¿Qué pasó con los protestantes? Pues a la luz de la situación actual y con la ventaja de tener todo lo acontecido en el retrovisor y poderlo ver desde allí, me atrevo a decir que NO SUCEDIÓ ABSOLUTAMENTE NADA. ¡¿Cómo así?! Pues…así. La iglesia en Guatemala se dejó arrastrar por el maremoto. Cedimos ante la presión y respondimos de la mejor manera que sabemos: con campañas.

Se hicieron al menos tres campañas de oración y un foro. Todo parecía desembocar en el resultado del 6 de septiembre. No había nada distintivamente cristiano en el contenido de fondo de las campañas, más que el llamado a orar y usar –a veces con una completa desatención a la hermenéutica más básica- de versículos bíblicos aislados. Nada transformador, nada protestante.

Me pregunto si no era mejor, en lugar de seguir la moda de la “campañitis”, el regresar a nuestras raíces y encontrar ese ethos protestante que está enraizado en la fe cristiana.

¿Dónde quedó el ejemplo de Natán de confrontar el pecado del rey y buscar su restauración? ¿Dónde quedó la protesta y denuncia de Jeremías, Miqueas y Habacuc? ¿Dónde quedaron los pastores que como San Ambrosio de Milán, arriesgaron la vida por aquello correcto y bueno?

El espíritu protestante de protesta siempre ha sido un llamado a regresar al Evangelio, es una protesta redentora. El auténtico llamado de la protesta bíblica y de la iglesia histórica ante la autoridad civil y temporal ha sido:

  1. La denuncia pública, fuerte, frontal y abierta del pecado.
  2. El llamado al arrepentimiento genuino y profundo.
  3. El llamado a la restitución del daño hecho.
  4. La esperanza del perdón, la reconciliación y la restauración del pecador a la comunidad de fe a través del ministerio encarnado y personal al líder que pecó.

¿Usted vio esto en las calles de parte de los cristianos y los que están en posiciones de liderazgo dentro de las iglesias en el país? Yo no. ¿Será que en preparación de la segunda vuelta veremos algo así? Espero que sí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s