¿Qué fue lo que Samuel hizo?

Samuel Anoints David, from Dura-Europos Synagogue; 250 AD; Tempera on Plaster;

Estamos en plena recta final de la primera vuelta de elecciones generales para Guatemala.  Al final de este próximo domingo ya sabremos con muy alto grado de certeza quienes serán los 158 diputados al Congreso de la República y los 338 alcaldes que gobernarán en sus respectivos municipios.  Además de eso, sabremos quienes serán los diputados que nos representarán como país ante el Parlamento Centroamericano y también quienes serán los 2 binomios que irán al balotaje, la famosa “segunda vuelta”.

De todos es sabido lo incierto que está el panorama electoral tanto por el lado de la “oferta política” como también por el ambiente que rodea las “alegres elecciones”, un ambiente marcado por escándalos, protestas, manipulaciones y demás vicisitudes que son parte de una incipiente democracia que poco o nada ha hecho por verdaderamente funcionar como tal.

En medio de todo eso, la Iglesia Evangélica en Guatemala ha intentado alzar su voz a través de diferentes frentes.  La Alianza Evangélica entró tarde al ruedo con su campaña de “Guate Ora“, las Sociedades Bíblicas de Guatemala realizaron una campaña estríctamente mediática titulada “Un Gobierno como Dios Manda” y el movimiento que despertó estos dos últimos fue el iniciado por el pastor Rony Madrid de reunirse de manera espontánea a orar en la Plaza Central los sábados a las 6am en los días que hubo manifestaciones allí mismo. Paralelo a eso, la Asociación de Exalumnos del Haggai Institute de Guatemala realizó un foro/taller para discutir y generar propuestas a partir de la “Responsabilidad de la Iglesia ante la Coyuntura Nacional“.

Del movimiento iniciado por el pastor Rony Madrid, se despertó la inquietud en un grupo de pastores jóvenes de poder generar mayor incidencia y fortalecer la conciencia cívica de los cristianos evangélicos del país.  Estos pastores se organizaron bajo el nombre “Pastores de la Próxima Generación” y como primera propuesta como grupo, presentaron la iniciativa #YoSoySamuel.  Esta iniciativa, además de contar con una fuerte campaña mediática en redes sociales, realizó un muy interesante “Foro Presidencial Cristiano” este pasado lunes 31 de agosto.

La iniciativa #YoSoySamuel llama a los evangélicos, bajo la etiqueta de #OroEscuchoVoto, a seguir el ejemplo del Profeta Samuel en el momento en que David fue ungido rey de Israel de acuerdo a la narrativa bíblica de 1 Samuel 16:1-13, particularmente la segunda parte del versículo 7 de esa narrativa.

Es importante entonces que, si se piensa en “ser Samuel” o “actuar en el espíritu de Samuel” (que espero no signifique llegar al extremo del rey Saúl con el oráculo de Éndor), es conveniente examinar el texto bíblico sobre el cual se sustenta el esfuerzo:

1Ahora bien, el Señor le dijo a Samuel:
—Ya has hecho suficiente duelo por Saúl. Lo he rechazado como rey de Israel, así que llena tu frasco con aceite de oliva y ve a Belén. Busca a un hombre llamado Isaí que vive allí, porque he elegido a uno de sus hijos para que sea mi rey.
2Pero Samuel le preguntó:
—¿Cómo puedo hacerlo? Si Saúl llega a enterarse, me matará.
—Lleva contigo una novilla —le contestó el Señor— y di que has venido para ofrecer un sacrificio al Señor. 3Invita a Isaí al sacrificio, y te mostraré a cuál de sus hijos ungirás para mí.
4Así que Samuel hizo como el Señor le indicó. Cuando llegó a Belén, los ancianos del pueblo salieron a su encuentro temblando.
—¿Qué pasa? —le preguntaron—. ¿Vienes en son de paz?
5—Sí —contestó Samuel—, vine para ofrecer un sacrificio al Señor. Purifíquense y vengan conmigo al sacrificio.
Luego Samuel realizó el rito de purificación para Isaí y sus hijos y también los invitó al sacrificio.
6Cuando llegaron, Samuel se fijó en Eliab y pensó: «¡Seguramente este es el ungido del Señor!».
7Pero el Señor le dijo a Samuel:
—No juzgues por su apariencia o por su estatura, porque yo lo he rechazado. El Señor no ve las cosas de la manera en que tú las ves. La gente juzga por las apariencias, pero el Señor mira el corazón.
8Entonces Isaí le dijo a su hijo Abinadab que caminara delante de Samuel. Pero Samuel dijo:
—Este no es el que el Señor ha elegido.
9Después Isaí llamó a Simea, pero Samuel dijo:
—Tampoco es este a quien el Señor ha elegido.
10De la misma manera, Isaí le presentó sus siete hijos a Samuel. Pero Samuel le dijo:
—El Señor no ha elegido a ninguno de ellos.
11Después Samuel preguntó:
—¿Son estos todos los hijos que tienes?
—Queda todavía el más joven —contestó Isaí—. Pero está en el campo cuidando las ovejas y las cabras.
—Manda llamarlo de inmediato —dijo Samuel—. No nos sentaremos a comer hasta que él llegue.
12Entonces Isaí mandó a buscarlo. El joven era trigueño y apuesto, y de hermosos ojos.
Y el Señor dijo:
—Este es, úngelo.
13Al estar David de pie entre sus hermanos, Samuel tomó el frasco de aceite de oliva que había traído y ungió a David con el aceite. Y el Espíritu del Señor vino con gran poder sobre David a partir de ese día. Luego Samuel regresó a Ramá. (1 Samuel 16:1-13, NTV)
¿Qué fue lo que pasó?
1. Samuel estaba triste por Saúl y el hecho de que Dios le hubiese rechazado.
2. Dios levanta el ánimo de Samuel y lo envía a reconocer y ungir al hombre que Él (Dios) había elegido como nuevo rey.
3. Samuel tiene miedo de ir a hacer esto y Dios entonces le da una salida para que la gente de Saúl no sospeche que va a ir a ungir a un nuevo rey: lo manda a hacer un sacrificio con Isaí y su familia en Belén.
4. Isaí le presenta a cada uno de sus hijos a Samuel (a excepción de David) y Dios le indica a Samuel (no sabemos exactamente cómo o si Samuel hizo algo para que Dios le dijera) que ninguno de los 7 hijos mayores de Isaí es el que debe ser ungido, así que Samuel pregunta si hay algún hijo más y aparece David, el menor y el único que queda, así que David es ungido como rey por Samuel, aunque pasarían años hasta que ascendiera al trono.
A la luz simple de la narrativa bíblica veo algunos problemas con la manera en que la campaña #YoSoySamuel se está planteando:
1. Quien elige a David es Dios, no Samuel, el trabajo del profeta es ir a reconocerlo y ungirlo.
2. Samuel nunca “escucha” a los “candidatos”, en primer lugar porque nunca hubo candidatos o elección (el ungido ya había sido designado por Dios) y porque Samuel no va a escuchar a nadie, simplemente va a decir quién es el hombre que Dios eligió.
3. De esa cuenta entonces, no podemos afirmar que Samuel haya “votado” por alguien.
4. El sacrificio que ofreció Samuel fue por orden de Dios para evitar generar sospechas de lo que iba a ir a hacer, no fue un sacrificio de adoración a partir del cual Samuel buscará de parte de Dios dirección de “por quién votar”.
5. Se hace caso omiso del papel que juega en la Gran Historia (el “Plan de Salvación”) de Dios para el mundo, la designación de David como rey y su conexión con la historia del Israel hacia el pasado y como sirve de catapulta para el linaje mesiánico del que vendría Jesús en el momento preciso diseñado por Dios para eso.
Entonces….¿qué hacemos con la campaña?
Me parece, a título personal, que la campaña tiene una buena intención en el sentido de el despertar una mayor conciencia y responsabilidad cívica en los ciudadanos cristianos evangélicos de Guatemala.  Considero que eso es bueno y es loable.  Sin embargo, no considero que el medio que utilizaron -la historia de Samuel- sea el adecuado porque se cae en varios errores hermenéuticos en el uso del texto bíblico:
1. La campaña pareciera afirmar que la “narrativa es normativa” y por eso nos llama a “ser Samuel”.  En mi artículo anterior doy mis razones de por qué esto es un error y también el reconocido teólogo Gordon Fee nos ayuda con este tema.
2. Ungir a un rey en el Israel del Antiguo Testamento en una especie de monarquía teocrática es muy distinto a la elección de presidente, vicepresidente, alcaldes y diputados en una democracia republicana constitucional como la que intenta ser Guatemala en el siglo 21.
3. El Profeta Samuel actuó bajo la dirección directa de Dios y la prueba de esto es que lo que Dios le dijo y lo que él dijo como profeta que tenemos registrado es Palabra de Dios, está en la Biblia, fue inspirada por el Espíritu Santo y por esa razón es infalible e inerrante….¿podemos decir nosotros lo mismo? La tentación evangélica/pentecostal de empezar una afirmación diciendo “¡Dice el Señor…!” es muy problemática y pareciera poner esas “palabras” o “revelaciones” a la misma altura que la Escritura.
4. Si sigo los pasos de la campaña y el lunes 7 de septiembre me doy cuenta que no ganaron mis candidatos, puedo caer en la tentación de dudar de la soberanía de Dios, de Su Palabra o incluso, de echarle la culpa a Él por una “mala elección”.
Agreguemos a esto que el contexto bajo el cual se instituye la monarquía en Israel y por la que se abandona el gobierno de jueces, es un contexto problemático y de rebelión contra Dios mismo (además de que el pueblo no confiaba en los hijos de Samuel, lo que nos indica que quizás no fue el mejor papá (1 Samuel 8:1-5).  Samuel fue el portador de estas malas noticias cuando le tocó ungir a Saúl:
“6Samuel se disgustó con esta petición y fue al Señor en busca de orientación.7«Haz todo lo que te digan —le respondió el Señor—, porque es a mí a quien rechazan y no a ti; ya no quieren que yo siga siendo su rey. 8Desde que los saqué de Egipto me han abandonado continuamente y han seguido a otros dioses. Y ahora te tratan a ti de la misma manera. 9Haz lo que te pidan, pero adviérteles seriamente acerca de la manera en que reinará sobre ellos un rey».
Samuel advierte contra tener un rey
10Entonces Samuel transmitió la advertencia del Señor al pueblo que pedía un rey.
11—Esta es la manera en que un rey gobernará sobre ustedes —les dijo—. El rey reclutará en el ejército a los hijos de ustedes y los asignará a los carros de guerra y a sus conductores, y los hará correr delante de sus carros.12Algunos serán generales y capitanes del ejército, otros serán obligados a arar y a cosechar los cultivos del rey, y otros harán las armas y el equipo para los carros de guerra.13El rey tomará a las hijas de ustedes y las obligará a cocinar, a hornear y a hacer perfumes para él. 14Les quitará a ustedes lo mejor de sus campos, viñedos y huertos de olivos, y se los dará a sus oficiales. 15Tomará una décima parte de su grano y de sus cosechas de uvas y la repartirá entre sus oficiales y miembros de la corte.16Les quitará sus esclavos y esclavas, y les exigirá lo mejor de sus ganados y burros para su propio uso. 17Les exigirá la décima parte de sus rebaños, y ustedes serán sus esclavos. 18Cuando llegue ese día, suplicarán ser aliviados de este rey que ahora piden, pero entonces el Señor no los ayudará.
19Sin embargo, el pueblo se negó a escuchar la advertencia de Samuel.
—Aun así, todavía queremos un rey —dijeron ellos—.20Nuestro deseo es ser como las naciones que nos rodean. El rey nos juzgará y será nuestro líder en las batallas.
21Así que Samuel le repitió al Señor lo que el pueblo dijo,22y el Señor respondió: «Haz lo que te piden y dales un rey». Entonces Samuel estuvo de acuerdo y los envió a sus casas.” (1 Samuel 8:6-22, NTV)
Complicado por donde se le quiera ver.  Aún así, rescato dos entrevistas en video de la campaña de #YoSoySamuel que me parecen muy sensatas (ver entrevista a Claudia Méndez Arriaza aquí y a Gonzalo Chamorro aquí) y además, quisiera invitarlos a escuchar dos prédicas que dio el pastor Francisco Bendfeldt de la iglesia Casa de Libertad en donde considero que hace un mejor tratamiento del tema y lo centra muy bien en la esperanza del Evangelio, pueden escucharlas aquí y aquí.
¿Qué nos queda? ¡Ir a votar! ¡Vamos a votar con alegría, entusiasmo y con la fe y esperanza puesta en Dios! Hagamos uso del maravilloso don de la razón que Dios nos ha dado para examinar cada propuesta y candidato, sometamos nuestras preocupaciones y ansiedades en este respecto a Dios y permitamos que nuestra razón sea iluminada por la fe y guiada por el Espíritu Santo! Este domingo 6 de septiembre iré a votar como Juan porque #YoNoSoySamuel, #YoSoyJuan.
¡Ánimo!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s