¿Puede un cristiano hacer una diferencia REAL en una agencia de gobierno? ¡SI!

El ejemplo de Allen Kagina en Uganda nos revela que una comprensión clara del Evangelio realmente transforma e ilumina nuestra vocación que no solo produce resultados eternos, sino que impacta y transforma vidas aquí y ahora.  Un cristiano es fiel en su vocación diaria dónde esté, es técnicamente competente, innovador, valiente y humilde.  Un cristiano fiel en su vocación diaria entiende a la persona humana como Imago Dei y por eso la trata y sirve con dignidad, sean clientes, jefes, subordinados, proveedores, o personas por las que el mundo no daría nada.

Si como Iglesia queremos transformar nuestra nación, debemos centrarnos en el Evangelio de Jesús y sostenidos por la fe y la gracia, aplicar con entusiasmo y fe las técnicas en las que cada uno de nosotros ha sido entrenado para nuestra vocación diaria y servir allí con fidelidad.

4«Esto dice el Señor de los Ejércitos Celestiales, Dios de Israel, a los cautivos que él desterró de Jerusalén a Babilonia: 5“Edifiquen casas y hagan planes para quedarse. Planten huertos y coman del fruto que produzcan. 6Cásense y tengan hijos. Luego encuentren esposos y esposas para ellos para que tengan muchos nietos. ¡Multiplíquense! ¡No disminuyan! 7Y trabajen por la paz y prosperidad de la ciudad donde los envié al destierro. Pidan al Señor por la ciudad, porque del bienestar de la ciudad dependerá el bienestar de ustedes”. (Jeremías 29:4-7, NTV)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s