Spurgeon y los Peligros de la Prosperidad

downloadSé vivir con casi nada o con todo lo necesario. He aprendido el secreto de vivir en cualquier situación, sea con el estómago lleno o vacío, con mucho o con poco. — (Filipenses 4:12, NTV)

Existen muchos que saben “como vivir con poco” que nunca han aprendido “como abundar”.  Cuando llegan al punto más alto de la vida se marean y están listos para caer.  El cristiano tiene más probabilidad de traer desgracia a su profesión de fe en la prosperidad que en la adversidad.  Es muy peligroso ser próspero.  La caldera de la adversidad es una prueba mucho menos severa para el cristiano que en la refinería de la prosperidad.  ¡Oh, cuánta livianez espiritual y descuido de las cosas espirituales han sido traídas a través de las mismas misericordias y provisiones de Dios!  Sin embargo, esto no es un asunto de mera necesidad, porque el apóstol nos dijo que él sabía como vivir en abundancia.  Cuándo él tenía mucho, sabía como usarlo. La abundante gracia le permitió soportar la abundante prosperidad.  Cuándo su vela estaba llena de viento, sabía navegar con seguridad.  Se necesita mucho más que capacidad humana para poder sostener la rebosante copa de gozo mortal con una mano firme, sin embargo Pablo había aprendido a hacerlo porque él mismo declaró: “He aprendido el secreto de vivir en cualquier situación, sea con el estómago lleno o vacío…”.  Es una lección divina el poder saber como estar lleno, porque los Israelitas en algún tiempo lo estuvieron, pero mientras la carne aún estaba en sus bocas, la ira de Dios cayó sobre ellos.  Muchos han pedido misericordias para poder satisfacer la lujuria en sus corazones.  La llenura de pan muchas veces ha implicado llenura de sangre y ha traído consigo despilfarro de espíritu.  Cuando tenemos mucho de las providenciales misericordias de Dios, usualmente sucede que tenemos muy poco de la gracia de Dios y poca gratitud por la provisión recibida.  Nos llenamos y olvidamos a Dios: satisfechos con la tierra, nos contentamos con hacer de lado el cielo.  Créanme que es más difícil el poder saber como vivir estando llenos que como vivir sufriendo hambre – tan desesperada es la tendencia de la naturaleza humana al orgullo y a olvidar a Dios.  No olvidemos pedir en nuestras oraciones que Dios nos enseñe como “vivir con abundancia”.

“No permitas que los regalos que tu amor nos otorga alejen nuestros corazones de Tí.”

Adaptado y traducido del devocional “Morning and Evening” de Charles Spurgeon, disponible en inglés aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s