Posada: Un Disco Descaradamente Cristiano

Tengo en mi colección musical, una selección de más o menos 500 canciones navideñas.  Cada fin de año, arrancando el 15 de noviembre, esa lista de arreglos tan distintos de las tradicionales canciones y villancicos de la época resuenan una y otra vez.

Desde que empecé a observar la temporada de Adviento, la música verdaderamente navideña -la que habla de Jesús y no la que trata de viajes en trineo en la nieve (óigase “Jingle Bells” o “Sleigh Ride”) o de “blancas navidades” (“I’m Dreaming of a White Christmas”)- ha venido a cobrar especial relevancia para mi vida.  Canciones como “Santa la Noche”, “Ángeles Cantando Están”, “Oíd un Son en Alta Esfera”, “Al Mundo Paz”, entre muchas otras, renuevan en mi corazón el sentido de Navidad y la esperanza del Evangelio de Salvación que es lo que Jesús vino a traer al mundo.

Este año, la cantante guatemalteca Gaby Moreno, sacó un disco navideño que a mi criterio, destaca de una manera especial.  Cuando por primera vez se anunció su disco, pensé que iba a ser otro de esos discos navideños hechos únicamente para vender copias, ambientar centros comerciales y llenarnos de nuevo con canciones de invierno y de Santa Claus y no de Navidad…quizás incluiría una canción como “Noche de Paz”, pero de allí no pasaría.

¡Qué sorpresa me llevé! El disco “Posada” de Gaby Moreno es lo más refrescante que he escuchado este año en música navideña.  Este es un disco descaradamente cristiano con una selección de canciones valiente, evangélicamente agresiva y con arreglos de una calidad musical de primera clase y a la vez, humilde, accesible, cercano al corazón latino y que está hecho para ser no solo escuchado como música de fondo, sino que está hecho para ser cantado y para traer a las masas lo que la iglesia -inexplicablemente- tenía escondido en los antiguos himnarios: la riqueza evangélica, bíblica y cristocéntrica de los villancicos navideños.

Con música seleccionada y arreglada de manera cuidadosa y con atención al más mínimo detalle, “Posada” es un disco íntimo, que rápidamente captura el corazón y nos tiene cantando acerca de cómo la Sangre de Cristo perdona nuestros pecados y de la esperanza que solamente podemos encontrar en él.  Con canciones como “Peces en el Río” y “Con Mi Burrito Sabanero” nos acerca a la humanidad y lo cotidiano de la vida de Jesús y su familia en la Tierra y nos acerca a nosotros mismos al pesebre y a la vida de Jesús a través de música que nos hace sentir la letra y nos invita a participar de ella.

Si van a comprar un disco navideño, si van a ambientar su reunión familiar de Nochebuena con música, que sea con “Posada”.  Canten juntos en familia alrededor de esta música y que en sus corazones quede grabado el Evangelio del Señor Jesucristo a través de esta excelsa producción musical.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s