Tres Oraciones de Gratitud (2): Efesios 1:15-20

15Desde que me enteré de su profunda fe en el Señor Jesús y del amor que tienen por el pueblo de Dios en todas partes, 16no he dejado de dar gracias a Dios por ustedes. Los recuerdo constantemente en mis oraciones 17y le pido a Dios, el glorioso Padre de nuestro Señor Jesucristo, que les dé sabiduría espiritual y percepción, para que crezcan en el conocimiento de Dios. 18Pido que les inunde de luz el corazón, para que puedan entender la esperanza segura que él ha dado a los que llamó —es decir, su pueblo santo—, quienes son su rica y gloriosa herencia.
19También pido en oración que entiendan la increíble grandeza del poder de Dios para nosotros, los que creemos en él. Es el mismo gran poder 20que levantó a Cristo de los muertos y lo sentó en el lugar de honor, a la derecha de Dios, en los lugares celestiales. (Efesios 1:15-20, NTV)
Continuamos nuestra serie de estas 3 oraciones en las que vemos al Apóstol Pablo agradecer a Dios por sus hermanos y hermanas en las diferentes iglesias a las que sirvió y enseñó.  En este caso, vemos la oración que Pablo hace por la iglesia en Éfeso.
Desde el arranque vemos un tema similar a la oración que vimos ayer que Pablo hizo por la iglesia en Colosas .  Vemos a Pablo agradeciendo a Dios por la “profunda fe” que tienen los hermanos en Efeso en Cristo Jesús y el amor que se demuestran entre ellos.  Nuevamente, la gratitud es al Padre, porque es de Él que proviene cualquier capacidad que tengamos nosotros de tener fe -gracias a Su provisión para nosotros de Jesús- y de verdaderamente amar a alguien más.
De esta oración, me llaman muchísimo la atención las peticiones que hace Pablo por la iglesia en Efeso y es allí dónde quiero que meditemos hoy.
1. Pablo pide por sabiduría espiritual y percepción para que crezcan en el conocimiento de Dios:  Efeso era una ciudad de mucha cultura, de muchos libros y de mucho conocimiento.  Pablo sabe esto y por eso quiere enfocarse en que sus hermanos y discípulos usen esa disposición cultural que tienen para aprender y la apliquen en el conocimiento de Dios guiados por el Espíritu Santo y no únicamente limitarse a lo que la razón humana pueda ofrecer.  Tener sabiduría espiritual y tener percepción (lo que en inglés muchos llaman “insight”) es un don de Dios que viene del profundo temor y reverencia que tengamos de Él.  En estos tiempos de esquizofrenia teológica, si algo necesitamos los cristianos es conocer bien a Dios y acerca de Dios.  ¿Quién es Dios? ¿Quién es Jesús? ¿Por qué únicamente en Él tenemos esperanza? Esas son las preguntas que debemos contestar con la sabiduría espiritual y percepción que solo Dios, por el poder del Espíritu Santo, nos puede dar.
2. Pablo ora que puedan entender la esperanza segura a la que fueron llamados:  Para Pablo, nada es más importante que el Evangelio.  Entender el Evangelio y la seguridad de nuestra salvación y la realidad de la esperanza que tenemos de vida eterna es el motor de la vida transformadora del cristiano.  Pablo quiere retirar del corazón de los efesios cualquier esperanza que puedan tener el las circunstancias, en las cosas o en las personas.  Nuestra confianza, al igual que la de los efesios, debe estar basada en la esperanza real y tangible de salvación -segura y eterna- que ofrece el Evangelio.  Entender que mis pecados -pasados, presentes y futuros- fueron ya perdonados por el sacrificio completo y suficiente de Jesús en la Cruz y que mi lugar en la Eternidad con Él está garantizado -no por mis méritos, sino por los méritos de Jesús- es lo que me impulsa y mueve a amar, a servir, a trabajar y a vivir de una forma que desafíe la desesperanza del mundo actual y nos impulse hacia el futuro con entusiasmo, gozo y fe.
3. Pablo ora para que puedan entender la increíble grandeza del poder de Dios: Dios es poderoso.  Él actúa, está vivo y sostiene toda la Creación.  Sin Él, nada ni nadie tuviera vida o existiría.  Él es verdaderamente soberano sobre todo y todos, aún quienes no desean creer.  Además, Dios actúa de maneras específicas y discernibles en la vida de los Suyos…a través de señales, milagros, dones, palabras y acciones que nos mueven a adorarlo, a agradecerle y a servirle.  La grandeza de Dios y Su poder son insondables, pero, a través de Jesús -Dios el Hijo- y por el poder de Dios el Espíritu Santo que habita en nosotros, podemos experimentar poco a poco y cada vez más ese poder en nuestras vidas.  Mientras más conozcamos a Dios y estemos en comunión con Él, nuestra capacidad de asombro ante su grandeza crecerá y nuestras razones para agradecer serán cada vez mayores y más profundas.
Sabiduría
Esperanza
Poder
¡Tres increíbles razones para seguir agradeciendo en esta semana y para preparar nuestro corazón para el banquete del jueves!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s