Manifiesto por la Vida y la Familia (parte 3)

marchaContinuamos con la serie de comentarios sobre cada uno de los 5 puntos de este importante manifiesto, en apoyo a la Marcha por la Vida y la Familia este próximo 11 de mayo.  En esta ocasión, nos toca comentar sobre el punto 3 del Manifiesto:

“La familia es el punto de apoyo y de partida de una sociedad y del desarrollo de un país: es aquí donde se educa a los futuros ciudadanos.”

Este punto construye de manera muy práctica los puntos anteriores del manifiesto.  Es el resultado práctico de la vida en familia….el entregar a la sociedad individuos libres y responsables que sepan vivir en comunidad, que conocen el valor y dignidad de la persona humana, que saben acerca del trabajo duro y esforzado y a darse a sí mismos antes que buscar solo consumir.

Uno de los valores que más apreciamos en nuestra cultura, un valor crucial para el florecimiento de la sociedad y la persona humana, es el valor de la libertad.  Sabemos que la vida en libertad es imposible sin un profundo sentido de responsabilidad, autocontrol y dominio propio.  Sin estos valores profundamente enraizados, la libertad se transforma en libertinaje y anarquía y eso da pie a que se levanten tiranos y regímenes que busquen suprimir la libertad individual en favor de un falso sentido de orden.

La familia es la primera sociedad en la que entramos como personas, es dónde conocemos a otros y consideramos a otros, es dónde aprendemos a tomar turnos, a servirnos, a esperar.  Es dónde aprendemos a celebrar de manera genuina los éxitos y donde lloramos de manera honesta los fracasos.  La familia es la primera iglesia, la primera empresa y el primer gobierno que conocemos.

Sin familias sólidas en dónde cada niño y niña reciban la formación de sus consciencias, es difícil pedir responsabilidad en el trabajo, ciudadanía, solidaridad y sacrificio por metas más grandes, mejores y que beneficien a más que solo a una persona.

Ahora, la familia no debe estar sola en esta tarea.  Hay instituciones sociales que existen para apoyar en esta formación.  No las sustituyen, pero si son integrales en apoyar, en especial a los padres, a proveerles herramientas y soporte moral, espiritual y social en la construcción de sus familias.  Instituciones como la Iglesia, las asociaciones civiles privadas (clubs, colegios, asociaciones fraternales, religiosas, deportivas, culturales, etc.) y la comunidad de vecinos, son clave fundamental como estructuras de soporte para el desarrollo y fortalecimiento de la familia.

¡Démosle la importancia y prioridad a la familia! Busquemos maneras de fortalecer las redes de soporte para que cada vez más familias puedan integrarse y fortalecerse entre sí. Pongamos la familia ¡al centro!

Anuncios

One comment

  1. Juan Callejas · abril 28, 2014

    Reblogueó esto en Asociación de Empresarios Cristianosy comentado:

    ¡Apoyemos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s