Sentido de Vida y Libertad en el Día a Día


Me topé hoy con dos citas lindísimas de Hans Küng:

“El creyente ha sido liberado de la obsesiva neurosis de tener que justificarse a sí mismo a través de sus logros.”

“Dada su firme confianza en el enteramente Otro, él conoce que su vida bajo todas las circunstancias tiene sentido: no sólo en los éxitos, sino también en los fracasos; no sólo en brillantes logros, sino también en caídas; no sólo en logros incrementales, sino también en logros decrecientes; no sólo en la felicidad, sino también en la tristeza; no sólo en vivir, sino también en morir.”

Qué nos apunte esto siempre hacia Jesús, la esperanza que tenemos en Él y a afirmar nuestra firme confianza en que:

23Sin embargo, todavía te pertenezco;
me tomas de la mano derecha.
24Me guías con tu consejo
y me conduces a un destino glorioso.
25¿A quién tengo en el cielo sino a ti?
Te deseo más que cualquier cosa en la tierra.
26Puede fallarme la salud y debilitarse mi espíritu,
pero Dios sigue siendo la fuerza de mi corazón;
él es mío para siempre.
Anuncios

La Caída de Whatsapp y el Velo que se Rasgó


650_1000_whatsapp_recordEsta pasado sábado 22, el mundo entero conectado se conmocionó cuándo por varias horas el popular servicio de mensajería instantánea via internet, Whatsapp, dejó de funcionar.  Para quienes usamos y, admitámoslo, dependemos de esta aplicación para comunicarnos a diario con gente lejos y cerca, el no tener Whatsapp nos encaró con la ansiedad que significa desprendernos de estas herramientas tecnológicas para comunicarnos de manera más humana.

La caída de Whatsapp nos obligó a romper la barrera del texto a hacer cosas que por alguna razón, ahora nos intimidan, asustan o se vuelven cargas para nuestra vida y agenda…

  • Por algunas horas, quizás tuvimos que llamar por teléfono y hablar…en lugar de enviar un mensaje
  • Quizás por algunas horas nos sentimos solos, aislados del mundo porque si no es por Whatsapp, no hablamos con nadie….
  • Por algunas horas, el frío “jajaja” debió ser sustituido por una carcajada audible o una verdadera sonrisa cara a cara (si es que lo que vimos y/o escuchamos nos pareció verdaderamente chistoso)
  • La caída de Whatsapp dirigió nuestros esfuerzos de conversación y comunicación con amigos reales…y por algún momento desaparecieron muchos “amigos” -contactos en la lista de números telefónico- con quienes quizás intercambiamos “jajaja’s”, imágenes de textos motivacionales o fotos “chistosas” de gatos haciendo alguna cosa inusual…

En pocas palabras, la caída de Whatsapp se convirtió en una oportunidad de vivir de manera “encarnada” con otros…de tener un contacto un poco más humano, más cercano, más genuino….con las grandes bendiciones y riesgos que eso conlleva.

Cómo cristianos, estamos llamados a una vida en comunidad más humana, cercana y compleja…pero es una vida de la que no debemos escapar, que debemos buscar de manera intencional…no sólo para las situaciones duras de la vida, sino también para disfrutar todas aquellas maravillas que la vida que Dios diseñó para cada persona en esta Tierra.

Temo que hemos perdido eso.  Creo que se nos olvidó cómo HACER amigos genuinos, como SER amigos genuinos y cómo RECIBIR la amistad genuina de alguien más.

Comparto algunas citas de grandes hombres de Dios sobre el tema:

“Nada es más cruel que el descuido que abandona a otros a su pecado.  Nada es más compasivo que una severa reprensión que llama a otro cristiano en nuestra comunidad de vuelta del camino del pecado.” 
― Dietrich BonhoefferLife Together: The Classic Exploration of Faith in Community

“Que aquel que no puede estar solo se cuide de la comunidad…Que aquel que no está en comunidad se cuide de estar solo….Cada uno, por sí mismo, tiene profundos peligros y trampas.  Aquel que desea compañerismo sin solitud cae en el vacío de las palabras y sentimientos, y aquel que busca la solitud sin compañerismo perece en el abismo de la vanidad, el egocentrismo y la desesperanza.” 
― Dietrich BonhoefferLife Together: The Classic Exploration of Faith in Community

“La amistad nace en ese momento en dónde un hombre le dice a otro: “¿Qué? ¡Tú también! No pensé que alguien aparte de mi….”” 
― C.S. LewisThe Four Loves

“Amar significa ser vulnerable.  Ama cualquier cosa y tu corazón será exprimido y posiblemente sea roto.  Si quieres asegurarte de mantenerlo intacto no debes dárselo a nadie, ni siquiera a un animal.  Envuélvelo cuidadosamente con hobbies y pequeños lujos; evita cualquier enredo.  Ponlo bajo llave en el ataúd de tu egoísmo.  Sin embargo, en ese ataúd, seguro, obscuro, inmóvil, sin aire, tu corazón cambiará.  No será roto; se convertirá en irrompible, impenetrable, irredimible.  Amar es ser vulnerable.” 
― C.S. LewisThe Four Loves

“La amistad es innecesaria, como la filosofía, como el arte…No tiene ningún valor para sobrevivir; en cambio, es una de esas cosas que le da valor a sobrevivir.” 
― C.S. LewisThe Four Loves

Consideremos ahora una Fuente más segura, más profunda, más verdadera…la Biblia:

1La gente poco amistosa solo se preocupa de sí misma;
se opone al sentido común. (Proverbios 18:1, NTV)
 
24Hay quienes parecen amigos pero se destruyen unos a otros;
el amigo verdadero se mantiene más leal que un hermano.(Proverbios 18:24, NTV)
 
17Un amigo es siempre leal,
y un hermano nace para ayudar en tiempo de necesidad. (Proverbios 17:17, NTV)
 
5¡Una reprensión franca
es mejor que amar en secreto!
6Las heridas de un amigo sincero
son mejores que muchos besos de un enemigo. (Proverbios 27:5-6, NTV)
 
9El perfume y el incienso alegran el corazón,
y el dulce consejo de un amigo es mejor que la confianza propia.
10Nunca abandones a un amigo,
sea tuyo o de tu padre.
Cuando ocurra la calamidad, no tendrás que pedirle ayuda a tu hermano.
Mejor es recurrir a un vecino que a un hermano que vive lejos. (Proverbios 27:9-10, NTV)
 
9Es mejor ser dos que uno, porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito. 10Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle; pero el que cae y está solo, ese sí que está en problemas.11Del mismo modo, si dos personas se recuestan juntas, pueden brindarse calor mutuamente; pero ¿cómo hace uno solo para entrar en calor? 12Alguien que está solo puede ser atacado y vencido, pero si son dos, se ponen de espalda con espalda y vencen; mejor todavía si son tres, porque una cuerda triple no se corta fácilmente. (Eclesiastés 4:9-12, NTV)
 
9No finjan amar a los demás; ámenlos de verdad. Aborrezcan lo malo. Aférrense a lo bueno. 10Ámense unos a otros con un afecto genuino y deléitense al honrarse mutuamente.  (Romanos 12:9-10, NTV)
 
Los desafíos de la amistad son inmensos. Los riesgos son espeluznantes.  El VALOR de la amistad es incalculable y nos apunta hacia una realidad mayor…nuestra amistad, a través de Jesús, con Dios y la esperanza de comunidad perfecta con Él y de unos con otros en Aquel Día.
 
¡Entrémosle sin miedo al tema! ¡Seamos amigos!

¿Por qué valoro la lucha por la libertad?


APTOPIX Ukraine Protest

El 2014 ya dejo atrás su primer mes y febrero sigue avanzando, y en lo que va del año los medios de comunicación han estado informando sobre los conflictos en Siria, Ucrania, Venezuela… gracias a la tecnología tenemos acceso a estos de forma inmediata en cuanto a tiempo, global en cuanto a espacio e ilimitada en cuanto a cantidad; haciéndonos casi imposible ser ajenos a lo que sucede en el mundo aún cuando no es parte de nuestra realidad inmediata. En las últimas semanas la cobertura de las situaciones en Venezuela y Ucrania ha crecido, y en medio de la toda la información vi un video que me llevó a escribir esta nota :

Lo que el video me hizo reflexionar fue mucho más de lo pensé al hacer click.

Lo que damos por sentado
Agradezco a Dios la libertad en la que vivo. Porque aún cuando Guatemala es un país joven en su consolidación democrática y con grandes retos a enfrentar, hoy no vivimos ese tipo de crisis. Sin embargo, es algo que fácilmente damos por sentado, olvidando la historia de nuestro país y sus puntos bajos, no digamos la historia de la humanidad. Damos por sentado ideas como la paz, la libertad, el progreso, el trabajo y la educación; tristemente algunas veces incluso damos por sentado el alimento, la salud, el vestido y la vivienda. Vemos estos hechos desde afuera como viendo una película, en donde aplaudimos a los héroes y condenamos a los villanos. Rechazamos el enfrentamiento y anhelamos la paz, pero olvidamos la diferencia entre el pacificador y el pacifista, olvidando que muchas veces para alcanzar y mantener la paz tendremos que defenderla y esa defensa puede incluir conflicto. Olvidamos que para hacer realidad estas ideas es necesario vivirlas y que eso requiere valentía y honor.
El corazón del problema
Como cristiana reconozco que el corazón del problemas es el problema del corazón, el pecado. Que en un mundo caído, sujeto a vanidad como lo describe Pablo: “Porque la creación aguarda con gran impaciencia la manifestación de los hijos de Dios. Porque la creación fue sujeta a vanidad, no por su propia voluntad, sino porque así los dispuso Dios, pero todavía tiene esperanza,” Romanos 8:19-20 (RVC), en dónde el hombre está separado de Dios muerto en sus delitos y pecados (Romanos 3:23, Colosenses 2:13); la esclavitud, la injusticia, la guerra, y la muerte tendrán lugar no solo de forma espiritual sino natural. En este sentido, reconozco por supuesto, que la libertad más importante y valiosa es la libertad del pecado que me reconcilia con Dios y trae salvación. Sin embargo, no puedo menospreciar la libertad como nota que define a la persona, aquella que es más que la facultad de elegir y elige el bien para su desarrollo humano, libertad que se manifesta los diferentes ámbitos de nuestra vida, en el ámbito familiar, económico, político, social, cultural, y religioso.
Fe y razón
Como cristiana valoro esa libertad, que se manifiesta en occidente en el encuentro, para algunos milagroso, de la fe judeocristiana, la razón griega y las instituciones romanas; una unión posible únicamente en la relación entre la fe y la razón. Es en esta maravillosa relación entre la fe y la razón, que la razón quita el absurdo a la fe, permitiéndonos comprender que Dios tiene misterios y no absurdos, permitiéndonos entonces conocer a Dios y en El entender ideas como la de libertad. “Quiero que lo sepan para que cobren ánimo, permanezcan unidos por amor, y tengan toda la riqueza que proviene de la convicción y del entendimiento. Así conocerán el misterio de Dios, es decir, a Cristo, e quién están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.” Colosenses 2:2-3 (NVI)
Y valoro la lucha por alcanzarla y mantenerla, al considerarla un llamado misional. En nuestra búsqueda de paz y libertad reconocemos que el diálogo es un elemento importante, pero para que pueda haber diálogo debe encontrarse un punto de razón común o universal (que muchas veces no encontramos sino es dialogando). Como cristiana en mi relación con mi prójimo he aprendido que no existe mejor razón universal, puente o analogía entre el otro y yo que la del Imago Dei. Pues al reconocer a Dios, Su creación, y en ella, al hombre creado a Su imagen y semejanza, es inevitable que surja en mi empatía por mi prójimo, que me hace cruzar una línea de la que no hay retorno, pues a partir de allí debo tener de mi prójimo la misma consideración que tengo de mí. Cuándo lucho y defiendo mi libertad, estoy luchando y defendiendo la libertad del otro.
La repuesta corta, valoró la lucha por la libertad por Mateo 22:37-39.

Contentamiento, el Sigiloso Evangelio de la Prosperidad y la Avaricia Espiritual


El detalle crucial de las enseñanzas de la prosperidad que están permeando mucho del mundo evangélico no es el hecho de que no habla acerca del pecado.  Seguro, hace eso también, pero la perniciosa paradójica de esta enseñanza es que exalta la “vida Cristiana victoriosa” al mismo tiempo que fracasa en preparar a los creyentes para un discipulado sostenible.  Hace énfasis en los sentimientos y en la “perspectiva”  no en el poder del Espíritu, el cual es difícil de identificar para muchos porque este es muchas veces confundido con lo anterior (o sea, que ser optimista o alguien motivado a comerse el mundo es ipso facto estar lleno del poder del Espíritu).  El problema con el pasar del tiempo es que, ir de victoria en victoria, esperar victoria tras victoria, cultiva una contagiosa especie de avaricia espiritual. (¿Es de extrañarse que este tipo de enseñanza muchas veces va de la mano con hablar de riqueza y prosperidad financiera?)  El verdadero corazón del discipulado –lo que Eugene Peterson llama “una obediencia de largo plazo consistente hacia una misma dirección” – involucra temas difíciles como la disciplina y el fruto del Espíritu.  En el discipulado “pop”, la disciplina es reemplazada por pasos, tips y “rompimientos extraordinafabulosos”.

Cuando mis hijos eran pequeños, teníamos un par de Reglas para Criar Niños que ejecutábamos en casa.  La primera regla es que ninguna cosa en el universo es mas interesante que aquella que un hermanito tiene en sus manos.  La segunda regla es que no importa donde estés (aun si es Disney), siempre habrá otro lugar en donde prefieres estar.

Obtener lo que no tenemos, querer estar donde no estamos.  Eso define la actitud infantil de los niños en nuestra casa.  Pero ellos son niños, así que tienen excusa.  El “evangelio” de la prosperidad, entonces, que promete una vida abundantemente satisfactoria, de manera irónica, genera descontento.  Nunca estamos permaneciendo con Dios en donde estamos porque siempre estamos considerando que tenemos menos de lo que está disponible (o al menos de lo que nuestro vecino tiene).  Siempre pensamos menos de hoy en relación con mañana.  Sin embargo, no podemos llegar al Domingo de Resurrección sin antes haber pasado por la Cruz.

Existe una fina frontera entre el contentamiento y la complacencia, y sospecho que esta confusión implícita es la razón por la que ya casi no hablamos de contentamiento en estos días.  Implica estancamiento y haraganería.  Pero la complacencia no es acerca de que no nos importan estas cosas.  El contentamiento es la preocupación por las necesidades del momento.  Se trata de obediencia y fe.  Pablo no era complaciente acerca de sus repetidos encarcelamientos y torturas.  Sin embargo –y sorprendentemente- estaba contento.

El contentamiento confía en que Dios es Dios.  El descontento pone en evidencia nuestro temor a todo menos a Dios –teme por seguridad, solvencia financiera, por lo que otros piensan de nosotros, aún por “madurez espiritual”.  El alma contenta, sin embargo, teme a Dios (Proverbios 19:23).

Entonces, la gran ironía del “evangelio de la prosperidad” –y tristemente cada vez más personas enseñan y creen esto- es que en realidad cultiva su propia necesidad por si mismo.  Esta construido sobre el descontento, la avaricia y el deseo de acumular (ya sea cosas o “espiritualidad”), y entonces se convierte en su propio enemigo, perpetuándose, y continúa creando las necesidades que promete llenar.  Todos sabemos lo que pasa cuando tratas de llenar un vacío que tiene forma de Dios con algo que no tiene forma de Dios.  Todos sabemos que el dinero no compra la felicidad…etc,etc,etc.

¡Sin embargo, el contentamiento…! Estar contentos con lo que tenemos, en dónde Dios nos tiene, sea esto sobre una montaña rodeada de belleza o en un obscuro valle caminando hacia una fosa que no podemos ver – estar contentos allí, aquí y ahora, ¡eso es verdadera ganancia!

Ahora, no hay pasos fáciles hacia el contentamiento.  La palabra “contento” evoca sentimientos de paz y tranquilidad, de no tener preocupaciones.  Todas esas cosas son, en cierto sentido, ciertas.  Pero la manera de vivir en contentamiento es difícil y el lugar del contentamiento en sí mismo puede ser una tierra árida y desierta.  Al final de cuentas, esta es la manera en que nos damos cuenta que hemos llegado allí.  Estar contento involucra temas duros de confianza, disciplina, obediencia y amor bíblico.  Cómo lo dijo alguna vez G.K. Chesterton: “El contentamiento verdadero es algo activo como la agricultura.  Es el poder de sacar de cualquier situación todo lo que tiene para dar.  Es una tarea ardua y es algo raro de ver.”

En esencia, los cristianos estamos llamados a creer que “Dios nos ama y tiene un plan difícil para nuestra vida.”

Ahora, ¿cómo llegamos allí? ¿Cómo alcanzamos el contentamiento?

Comenzamos en dónde estamos, no viendo hacia delante a lo que sigue.  Empezamos por la esperanza de ser liberados, siempre y cuando realmente lo necesitemos, pero también con la confianza en que Dios nos está refinando a través de las circunstancias en dónde actualmente nos tiene.  Es sencillamente eso – estar presentes. Dar la cara, en este momento, para someternos a Dios.  Confiar en que la cruz que llevamos no es el final de Su historia, pero aceptar que esa cruz es necesaria para sacar de esta historia todo lo que podemos sacarle.

No existen pasos, fórmulas o estrategias.  Es únicamente el Espíritu y el poder que Él nos da por Su beneplácito.  No podemos llegar a descubrir nuestro descontento a partir de nuestros logros individuales.  Necesitamos el amor purificador de Dios que traiga esa convicción a nosotros y nos corrija.

12Sé vivir con casi nada o con todo lo necesario. He aprendido el secreto de vivir en cualquier situación, sea con el estómago lleno o vacío, con mucho o con poco. 13Pues todo lo puedo hacer por medio de Cristo, quien me da las fuerzas. (Filipenses 4:12-13, NTV)

(Traducción del artículo “Contentment, the Stealth Prosperity Gospel, and Spiritual Greed” por Jared C. Wilson publicado originalmente en inglés aquí.)

El Culto al Líder Visionario


(Traducción del artículo “The Cult of the Visioneer” por Todd Pruitt disponible en inglés aquí.)

Pasé mis primeros años en el ministerio sumergido en el lenguaje de “visión” y “misión”.  En algún punto del camino, alguien en algún lugar decidió que si una iglesia iba a ser exitosa, entonces debería tener una visión y una misión.  Si eras lo suficientemente bueno, no sólo habías articulado una visión y misión, sino también una declaración de propósito.  No era aceptable el simplemente entender de que tu iglesia estaba allí para hacer lo que cualquier iglesa estaba para hacer:  predicar la Palabra, administrar los sacramentos y hacer discípulos del Señor Jesús.  Esto no era suficiente,  El pastor debía ser ahora un “arquitecto cultural” (que dicho sea de paso, un pastor en California se atribuye este título).  El pastor debía ser un visionario.  Este cambio se dio sin mayores tropiezos.  ¿Quién, después de todo, se atrevería a hablar en contra de tener una visión y una misión?

El proceso es bastante sencillo.  Una iglesia tiene un pastor.  Este pastor recibe de Dios una visión y misión específica para su iglesia.  La iglesia sigue al visionario.

Para que esto funcione, sin embargo, la congregación debe entender al menos dos cosas: 1) Dios le habla a nuestro pastor de manera directa, y 2) Dios le da a nuestro pastor una visión única para nuestra iglesia.  Esto se da por sentado y no se cuestiona.

Le he explicado a la iglesia en donde sirvo como pastor que nuestra misión no tiene nada que ver con retirarnos a algún lado y recibir una palabra del Señor.  Dios no me da visiones.  En realidad, la misión de la iglesia no es difícil de discernir.  Dios ha sido claro en Su Palabra.  La iglesia es enviada al mundo a proclamar el evangelio y hacer discípulos del Señor en las maneras que Él ha prescrito (Mateo 28:16-20, Lucas 24:46-48, Hechos 1:6-11).

No existe ninguna categoría dentro de las Escrituras para un pastor que recibe, a través de una revelación de Dios, una misión particular para su iglesia.  No está allí. Entonces, ¿por qué es que esta noción sigue floreciendo? Existen al menos tres razones:

1. Un mal entendimiento de cómo Dios nos habla. El pastor visionario y su iglesia operan bajo la idea equívoca de que Dios nos habla por fuera de Su Palabra.  Como resultado de esto, el pastor puede actuar bajo una especie de fíat Divino – “Dios me dijo”.
2. Ignorancia de las Escrituras. Demasiados miembros de iglesias (y pastores) no conocen la Biblia lo suficientemente bien para saber que esta técnica de la visión y misión no está en la Biblia.
3. Una preferencia por lo sensacional. El pastor visionario y su iglesia se arriesgan a perder las bendiciones de los medios ordinarios de la gracia de Dios.  El deseo es, en su lugar, por una visión divinamente inspirada.  Escondida en esta forma de pensamiento está la orgullosa suposición de que hay algo especial acerca de mi iglesia.

Si combinamos estas ideas no-bíblicas de un pastor que recibe visiones de Dios con la última moda, mercadeo de última generación y una auto-promoción sin pudor alguno, lo que tenemos es un potencial líder de secta en formación.

Una reciente info-graphic producida por Elevation Church incluye las siguientes afirmaciones (traducidas del inglés):

1. Servimos a un Pastor General que busca y escucha de Dios.

3. Servimos a un Pastor General en quien confiamos.

7. Servimos a un Pastor General que se entrega a nosotros espiritual y profesionalmente.

16. Servimos a un Pastor General que va primero.

¡Esto da miedo! Tenemos un Señor que no vino a ser servido sino a servir (Mateo 20:28). Sin embargo en la iglesia Elevation, está claro que el “Pastor Steven” es un jefe que espera ser servido.  Y se complica más.  En esta iglesia se producen páginas para colorear para la escuela de niños que llevan la leyenda “Estamos Unidos Bajo el Visionario” en dónde el visionario es un dibujo del Pastor Steven.  La hoja sigue diciendo, “Elevation está construída sobre la visión que Dios le dió al Pastor Steven.  Protegeremos nuestra unidad apoyando su visión.”  ¿Por qué permitiría una iglesia semejante manipulación como si fuese una secta?

Notemos cómo todo esto se conecta con el lenguaje de visión. “Dios le dió al Pastor Steven una visión.  ¿Quién eres tú para cuestionarla?” De hecho….¿quién es cualquiera de nosotros para cuestionar al hombre que recibe visiones de Dios?

Hago estas preguntas porque me preocupa la pureza de la iglesia y la integridad del oficio pastoral.  No tengo dudas de que el culto a las visiones puede producir resultados.  Puede atraer multitudes. “Funciona”.  Y de hecho, si no fuera tan descaradamente anti-bíblico y peligroso para las almas de aquellos que siguen esto, supongo que estaría bien.

Recomiendo a continuación algunos libros (en inglés) que sostienen una enseñanza más bíblica acerca del liderazgo pastoral:
The Christian Ministry de Charles Bridges
The Cross and Christian Ministry de D.A. Carson
Working the Angles de Eugene Peterson
Lectures To My Students de C.H. Spurgeon

Tere


1011819_10151579691269682_576206637_n

Tere en el “Festival de Grupos” de Casa de Libertad en 2013.

Escribo esto a manera de homenaje a una hermana en el Señor que ha sido una tremenda bendición y evidencia verdadera, tangible y genuina de lo que la Gracia transformadora de Jesús puede hacer en una vida y como eso impacta a más personas.

No conozco a profundidad la vida de Tere, pero los años que la he conocido en la iglesia y en el grupo en casa evidencian el amor de Dios derramado sobre la vida de alguien que, sin temor a exponer el quebrantamiento en su vida, se dejó amar por Él y a partir de allí mostrar una feroz pasión por el Evangelio, por crecer, por aprender, servir, dar y sobre todas las cosas, vivir…vivir de verdad.

De Tere sólo conozco sonrisas, fe y un coraje impresionante para caminar, para ver hacia el frente, construir y no perder jamás la esperanza.  Recuerdo aún que en medio de circunstancias de vida duras -como el terrible cáncer que hoy afecta su cuerpo- me pidió que la apoyara en contestarle a su mamá preguntas difíciles acerca de la fe para que ella supiera que podemos confiar en Dios, aún cuándo las circunstancias de la vida en ese momento nos apunten a desesperar y tirar la toalla.  Incluso, Tere mantuvo su casa abierta para su grupo en casa a pesar de que su cuerpo pedía descanso.  Ese coraje y valentía se reconocen.

Al final, lo que quiero es que todos quienes conocemos a Tere tomemos un tiempo para celebrar su vida.  En alguna ocasión el Apóstol Pablo escribió las siguientes palabras, “Imítenme a mí, como yo imito a Cristo.” (1 Corintios 11:1, NVI).  Es difícil poder pedir eso a otras personas poniendo la vida propia como ejemplo.  Tere, en mi opinión, se ganó ese derecho.  La vida de Tere muestra el camino de la Salvación….fue creada, cayó, fue redimida, está siendo santificada y la espera la hermosa glorificación que es la esperanza viva, real, tangible y hermosa del cristiano.  En medio de una épica batalla contra circunstancias de vida que hubiesen quizás enloquecido a la mayoría, en medio también de una terrible batalla con un cáncer devastador, en medio de eso, vemos la luz de la batalla que Jesús peleó por Tere y a la cual ella se sumó con valentía, humildad, coraje y pasión.  Esa es una vida digna de celebrar…una vida digna de imitar.

Imitemos a Tere, como ella imita a Cristo.

Mi oración es porque la paz que sobrepasa todo entendimiento, porque el Amor del Padre, la Gracia del Hijo y la Comunión con el Espíritu Santo sigan acompañando a Tere hoy, que llenen de esperanza a su amado esposo y a sus amados hijos.  Que su mamá, hermana y demás familia vean un ejemplo de lo que significa vivir bien, amar bien, caminar bien.  Que su iglesia, y en particular las mujeres de su iglesia, se vean inspiradas por su vida a caer de rodillas delante del Trono y ser llenas de esa Gracia, Amor y Fe que sólo podemos recibir de Jesús.  Tere es una evidencia clara que no hay circunstancia en la vida que esté por encima de la Cruz, que la esperanza de vida eterna descansa en la obra de Jesús y no en nuestra lista de méritos, y que a partir de allí es posible VIVIR…vivir de verdad, vivir bien, simplemente….VIVIR.

Hoy, Tere, honramos, celebramos y damos gracias a Dios por su vida y a usted por su amistad, sonrisa, pasión, servicio y ejemplo.

Sigamos orando y creyendo con esperanza por la vida de Tere.  Dios ha sido, es y seguirá siendo bueno….siempre.

¡MARANATHA!

The Incarnation: Getting a Handle on Five Heresies


¡Excelente artículo y resumen!

Via Emmaus

cappadocians Yesterday, I gave a short introduction to a number of terms related to the Incarnation of our Lord. Today, I want to offer a short description of five heresies that have infected the church throughout the centuries.

These five heresies are named after four people (Arius, Apollinarius, Nestorius, and Eutychius—can you tell these guys aren’t from Kansas?) and one Greek word (dokein meaning “to seem” and dókēsis meaning “apparition, phantom”). These heresies are related to one another in history, and some of them actually came by means of trying to correct another. What I have spelled out below is but the simplest explanation of each term, with practical application at the end.

Ver la entrada original 650 palabras más