Una Oración acerca de los Anchos Hombros de Jesús

6Pues nos ha nacido un niño,
un hijo se nos ha dado;
el gobierno descansará sobre sus hombros,
y será llamado:
Consejero Maravilloso, Dios Poderoso,
Padre Eterno, Príncipe de Paz.
7Su gobierno y la paz
nunca tendrán fin.
Reinará con imparcialidad y justicia desde el trono de su antepasado David
por toda la eternidad.
¡El ferviente compromiso del Señor de los Ejércitos Celestiales
hará que esto suceda!
Rey Jesús, saber que el gobierno de todo el mundo ya descansa sobre tus hombros nos humilla y alegra profundamente.  Nos llena con un gozo comparable únicamente con el conocer que tus hombros cargaron de manera completa con nuestro pecado.
Jesús, en Tí están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y el conocimiento.  Tú eres el Consejero Maravilloso.  Te buscamos para conocer grandes misterios y para poder ver hacia cosas eternas, pero también Tú eres a quien buscamos cuándo necesitamos consejo de como amar bien -manejar decepciones frescas, heridas antiguas y anhelos no cumplidos.  A Tí te importa todo.
Jesús, Tú sostienes todas las cosas por el poder de Tu Palabra.  Yo eres Dios Poderoso, el que creó y sostiene el universo entero.  Tú también nos das poder para jactarnos en nuestra debilidad cuándo en realidad quisiéramos ser auto suficientes.
Jesús, verte a Tí es ver al Padre, y por Tu obra conocemos a Dios como nuestro Padre.  Tienes un cuidado tierno de todas las necesidades del mundo – aún las flores de cada campo y cada pájaro en el cielo.  Pero también Tú cuidas de nosotros.  Ya no somos huérfanos.
Jesús, nadie más puede tan siquiera intentar ser el Príncipe de Paz, porque únicamente Tú pagaste el precio de nuestra paz en la Cruz.  Aún mientras Tu gobierno y paz se extienden en el mundo, el reino de Tu Gracia en nuestras vidas se extiende también.  Perdónanos cuando buscamos ser completados o contentados o sanados por algo más, porque no podemos encontrar nada de esto fuera de Ti.
Por Tus anchos hombros, gran corazón e inminente reino, glorifícate, bendito Mesías y Redentor. Oramos en Tú misericordioso y sin igual Nombre, amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s