Una Oración para Llevar Corazones Cargados a Jesús

28“Vengan a Mí, todos los que están cansados y cargados, y Yo los haré descansar. 29Tomen Mi yugo sobre ustedes y aprendan de Mí, que Yo soy manso y humilde de corazón, y hallaran descanso para sus almas. 30Porque Mi yugo es fácil y Mi carga ligera.” (Mateo 11:28-30, NBLH)

22Echa sobre el Señor tu carga, y El te sustentará; El nunca permitirá que el justo sea sacudido. (Salmo 55:22, NBLH)

6Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que El los exalte a su debido tiempo, 7echando toda su ansiedad sobre El, porque El tiene cuidado de ustedes. (1 Pedro 5:6-7, NBLH)

Amado Señor Jesús, me estoy amarrando los zapatos esta mañana para llegar a ti lo mas rápido que pueda.  Tu gentil y humilde corazón es simplemente irresistible para mi.  Tu fácil yugo y ligera carga me llaman, y con gusto los llevare.  Tu promesa de descanso para el alma jamás había llegado tan en tiempo o había sido tan necesaria, porque hoy empiezo el día con ansiedad.  Gracias por recibirme, por entenderme y por ser tan bondadoso conmigo.

La carga y confusión que estoy sintiendo están claramente conectadas con viejas heridas y un dolor latente.  Algunas veces las heridas frescas se convierten en lupas o megáfonos a través de los cuales nos recuerdas de lo mucho que todavía necesita resolverse en nuestras almas.  Como un hueso roto que no ha pegado correctamente, los corazones quebrantados que no fueron sanados la primera vez son susceptibles al dolor recurrente.  Te alabo porque no desprecias ni nuestras lagrimas y nuestros desgarres – nuestro quebrantamiento ni nuestra debilidad.

Señor Jesús, te necesitamos.  Inunda nuestros corazones con tu paz.  Besa nuestras almas con la seguridad de que tú eres suficiente.  Confirma la promesa de que podemos –que yo puedo, hacer todas las cosas a través de ti que nos fortaleces.  Danos la gracia suficiente que nos has prometido, las nuevas misericordias y tu permanente presencia –agua viva en el desierto; flores en el desierto; tu gozo que nos deja sin palabras en medio de los gritos del desastre.

Mientras abogas por nosotros delante de nuestro Padre, no permitas que el enemigo aproveche el caos para disparar sus toxinas.  No tendré mil bocas para alabarte, pero permite que la única que tengo hable con la sabiduría del Evangelio, en lugar de hablar con el veneno de la incredulidad.

Mientras avanza el día, ayúdame a separar cada tema.  Necesito sabiduría para tratar con las preocupaciones inmediatas delante de mi.  No puedo darme el lujo de arrastrar dolores antiguos este día.   Si hago eso, me pondré a la defensiva y estaré a la ofensiva.  Como siempre, no se trata de mi, sino se trata de tu gloria.

Jesús, ayúdame a caminar hoy como una persona de fe, esperanza y amor.  Dame la sabiduría y el poder que prometes.  ¡Glorifícate hoy!  Escribe historias de arrepentimiento y restauración, por la fe y verdad del Evangelio.  Así que, ¡AMEN! Oro en tu Nombre tan digno y lleno de gracia. ¡Amén!

(Traducido del artículo “A Prayer for Bringing Heavy-Laden Hearts to Jesus” por Scotty Smith, disponible en inglés aquí)

Anuncios

3 comments

  1. Domenico · julio 14, 2013

    Que buena oracion vs! Hermosa manera de poner la perspectiva humana de lo que las sagradas escrituras dicen! Sin salirse de ninguna manera del corazon y significado del mensaje! Amen!

    Me gusta

  2. Fundación Nehemias · julio 14, 2013

    Que buena palabra de Dios que nos ayuda a mantener la fe y sobre todo la esperanza en el único que salva, sana y ayuda Cristojesus.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s