numbers, stories, & altars.


This is deep, beautiful and precise teaching for any church. Thank you Tracey!

Tracey Rouse

Someone asked me recently what role I think metrics (or numbers or data as I will use interchangeably in this post) play in healthy church growth.  I love the question more than I love the answer I’m about to give.  I generally love the questions more than the answers, though.

Data matters in our church.  And in life in general, but I’ll stick to the original scope of the question.

Here at Renovatus our leaders set goals for the church. And because goals must be measurable in order to be actual goals, we use metrics and we collect data.

Setting a goal to “grow the church” is not a goal.  Setting out to increase Sunday morning attendance by 25% by the end of the year is a goal.  At the end of the year I can measure our attendance and see if accomplished what we set out to do.

Setting…

Ver la entrada original 452 palabras más

¿Está desapareciendo la Paternidad?


(Traducción mía del artículo “Is Fatherhood Fading Out?” por Alexandra Kuykendall, disponible en inglés aquí.)

Desde niña, el Día del Padre marcaba de manera diferente los restantes 364 días del año dado que era un estruendoso recordatorio de que no tenía un papá qué celebrar.  La ausencia de esa crítica relación masculina no sólo me hacía sentir sola y excluida, sino que también impactó mi entendimiento del mundo y mi lugar en él.

Luego de reflexionar acerca del impacto que la ausencia de mi padre causó en mi como niña, mujer, esposa y madre en mi libro, “The Artist’s Daughter”, otras personas se han acercado a mi a contarme historias similares de abandono y lucha.  Nuestras historias colectivas confirman lo que las estadísticas gritan:  que el vínculo de un hijo con su papá es esencial.  Ya sea que nuestros padres hayan sido buenos, malos o simplemente no hayan estado allí, esta relación moldea la manera en que entendemos nuestra propia identidad.

Aún así, vivimos en un país en donde demasiados de nosotros hemos tenido una relación quebrantada con papá.  En Estados Unidos, 1 de cada 3 niños vive apartado de su padre biológico.  Un artículo reciente del Washington Post presentaba el dilema con un título bastante provocativo: The new F-Word – Father.  En este artículo, Kathleen Parker plantea una pregunta importante a la luz de la discusión actual acerca de las estadísticas de mujeres que proveen el sustento para sus hogares en Estados Unidos: “En la evolutiva economía del siglo 21, ¿de qué sirven los hombres?”

Parker concluye:

“Las mujeres se han vuelto más autosuficientes (algo bueno) y, dado que aún realizan la mayor parte del quehacer doméstico y la crianza de los hijos, ¿por qué deberían invitar a un hombre a unirse al relajo?  Porque, sencillamente, los niños necesitan un padre… En lo más profundo del corazón de cada niño humano burbujea una pregunta muchísimo más profunda de lo que nos imaginamos: ¿Quién es mi papi?  Y tristemente en estos días, ¿dónde está?  Aunque sea posible que las madres solteras tengan toda la capacidad, amor y conocimiento para criarnos, la ausencia de papá seguirá impactando.  Todos los estudios demuestran que los niños con padres ausentes están mayormente predispuestos a la pobreza, no concluir sus estudios, tener fracasos matrimoniales e incluso terminar en la cárcel, en comparación con aquellos cuyos padres estaban involucrados en sus vidas.  Los datos confirman cuánto importan los padres en el bienestar físico y emocional de un niño.  La paternidad, al final de cuentas, resulta siendo una cuestión de justicia social.

Lamentablemente, es en este punto en el que la Iglesia termina la conversación.  Lamentamos los cambios en las estructuras familiares y expresamos indignación ante las últimas estadísticas.  Llevamos a los padres ausentes a la primera fila de la guerra cultural, empacándolos alrededor de las cambiantes definiciones de matrimonio y familia.  Al predicar y debatir, los Días del Padre vienen y van y millones de niños continúan viviendo sin la relación masculina más importante e influyente que continuara dando forma a su identidad a lo largo de todas sus vidas.

Si nos tomamos en serio las palabras de Santiago y entendemos la verdadera religión como el cuidado de los huérfanos y las viudas (Santiago 1:27), debemos entender como parte de nuestro llamado la paternidad fuerte y la prevención de la orfandad.  ¿Cómo podemos apoyar de manera práctica la idea de que los niños mantengan su relación con sus padres si en última instancia la responsabilidad cae únicamente sobre el padre? Read More

UFM: La Oportunidad de Retomar el Camino y Liderar el Cambio


2013-06-07 11.46.09Este campus, esta obra, estos edificios, esta gran inversión tiene una finalidad:  la de contribuir a lograr la prosperidad pacífica de todos los guatemaltecos:

El medio que los fiduciarios y amigos de la Universidad Francisco Marroquín hemos escogido para contribuir a esa meta, ha sido el de educar bien a nuestros futuros líderes intelectuales; no solo para que adquieran destreza profesional, sino también para que comprendan y aprecien el valor de los principios de la civilización judeocristiana basada en la libertad -la dignidad- del ser humano.

Y para que nuestros profesores puedan llevar a cabo esta tarea eficazmente, en un ambiente acogedor y tranquilo, muchas personas, guatemaltecos y extranjeros, hemos aportado los recursos necesarios para esta construcción.

QUE PASE ADELANTE QUIEN AME LA VERDAD, LA LIBERTAD Y LA JUSTICIA.

(Manuel F. Ayau)

Esta placa está ubicada en las gradas que lo dirigen a uno al edificio académico, justo en la plaza en donde año con año se celebran las graduaciones de cientos de nuevos profesionales egresados de una casa de estudios que proclama a los cuatro vientos la filosofía de la libertad.

Tengo el privilegio de haber estudiado allí y de haberme graduado como Licenciado en Economía en el año 1999.  Las ideas de la libertad han sido un pilar fundamental de mi formación y pensamiento, a la vez que he encontrado que bajo la sombrilla de la Palabra de Dios, son compatibles y consistentes con el cristianismo.

Ante la crisis moral y social que vive Guatemala, especialmente al ver las distintas reacciones en favor y en contra de los temas que la última reunión de la OEA generaron en Guatemala (despenalización de las drogas, matrimonio entre personas del mismo sexo y el aborto), leer esta placa despierta en mi la esperanza de que la UFM puede y debe transformarse en un faro de luz que desde su esfera de influencia (la academia) lidere un cambio importante para Guatemala.

Para esto, la UFM se encuentra en una gran encrucijada: tomar en serio los ideales y propósitos tan claramente delineados por los fiduciarios de la universidad de que cada egresado de la UFM al menos comprenda y aprecie el valor de los principios de la civilización judeocristiana basados en la libertad – la dignidad – del ser humano seguir profundizando en una errónea comprensión de la libertad humana a partir de la equivocada filosofía y antropología de Ayn Rand, el objetivismo.

La verdadera VERDAD, LIBERTAD y JUSTICIA que la universidad proclama, defiende y enseña en cada salón de clases y que son un hilo conductor consistente y sólido en todas las carreras y facultades pueden llegar a comprenderse y vivirse únicamente a partir de una antropología que reconozca el valor y dignidad intrínsecos a la persona humana.  La única filosofía o doctrina existente que entiende esto y puede soportar los ideales de la UFM es la antropología cristiana fundamentada en la doctrina del IMAGO DEI. 

Esta doctrina comienza a esbozarse en Génesis:

“26Y dijo Dios (Padre, Hijo y Espíritu Santo): “Hagamos al hombre a Nuestra imagen, conforme a Nuestra semejanza; y ejerza dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados, sobre toda la tierra, y sobre todo reptil que se arrastra sobre la tierra.” 27Dios creó al hombre a imagen Suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 28Dios los bendijo y les dijo: “Sean fecundos y multiplíquense. Llenen la tierra y sométanla. Ejerzan dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra.

 29También les dijo Dios: “Miren, Yo les he dado a ustedes toda planta que da semilla que hay en la superficie de toda la tierra, y todo árbol que tiene fruto que da semilla; esto les servirá de alimento. 30Y a todo animal de la tierra, a toda ave de los cielos y a todo lo que se mueve sobre la tierra, y que tiene vida, les he dado toda planta verde para alimento.” Y así fue. 31Dios vio todo lo que había hecho; y era bueno en gran manera. Y fue la tarde y fue la mañana: el sexto día.” (Génesis 1:26-31, NBLH)
Éste es únicamente el punto de partida.  La Biblia nos lleva desde aquí, a lo largo de toda la historia de la redención hacia la culminación y objetivo final que es revelarnos a Dios mismo, Su Gloria, Majestad, Santidad, Grandeza, Justicia y todos los demás atributos que vemos encarnados en el momento en que Dios Hijo toma forma de hombre y en Jesús nos enseña lo que significa ser verdaderamente humanos.
Sólo si la UFM arranca aquí (como sus fiduciarios desearon hace casi 30 años), las bases estarán sentadas para profesionales que vivan en libertad con responsabilidad, con vocación de servicio y un espíritu innovador y emprendedor que generará riqueza material pero que no se quedará allí….generará riqueza verdaderamente humana y por ende, desde todas las esferas de enseñanza de la UFM (economía, negocios, derecho, arquitectura, medicina y todas las demás carreras), generará profesionales que servirán a su prójimo como se debe y entenderán verdaderamente el llamado de la libertad: el servicio a los demás en favor del bien común como medio para el desarrollo y prosperidad personales.  Esto no sólo es bueno para Guatemala, sino que glorifica a Dios.
¡Ánimo UFM! Den un paseo por la plaza y lean esa placa.  Reflexionen en los deseos de quienes arriesgaron recursos en favor de una empresa que ha valido la pena y que hoy más que nunca, necesita retomar el rumbo.