Embajadores (parte 1)

“Así que somos embajadores de Cristo, como si Dios los exhortara a ustedes por medio de nosotros: «En nombre de Cristo les rogamos que se reconcilien con Dios.» “

(2 Corintios 5:20 NVI)

Me encanta la palabra que escogió aquí el Apóstol Pablo – embajador.

El trabajo de un embajador es representar a algo o a alguien.  Todo lo que hace y dice debe representar intencionalmente a un líder que no se encuentra en el lugar físicamente.  Su llamado no se limita a 40 horas por semana, a ciertos eventos de estado o a crisis internacionales.  Siempre es el representante del rey.

En otras palabras, el trabajo de un embajador es encarnado.  Sus acciones, carácter y palabras representan a un rey que no está allí.  De la misma manera, Pablo dice de que Dios nos ha llamado a todos a funcionar como Sus embajadores.  Todo lo que hacemos y decimos tiene importancia por causa del Rey que representamos.

Este no es un llamado de medio tiempo.  Es un estilo de vida.  Representamos los propósitos de Dios para la gente que Él pone en nuestras vidas.  La pregunta clave es, “¿Cómo puedo representar al Rey de la mejor forma posible en este lugar, con esta persona en particular?”  Esto implica mucho más que un compromiso a un ministerio formal que ocupa parte de nuestra agenda diaria.

Cuándo nosotros, como embajadores, asumimos nuestras responsabilidades, nuestras vidas dejan de ser nuestras.  Debemos reconocer que nuestras vidas pertenecen al Rey.  Nuestras vidas no nos pertenecen para nuestra propia satisfacción.

¿Puedes ver dónde es que nos metemos en problemas? Muchas veces no queremos vivir como embajadores.  Queremos vivir para nosotros mismos.  Este tema lo discutiremos en el siguiente artículo.

Traducción mía del artículo Ambassadors de Paul David Tripp disponible gratis en inglés aquí.

2 comments

  1. Pingback: Embajadores (parte 2) | Discusión Inteligente
  2. victorio · abril 17, 2013

    ¿Embajador de un reino ? pero …eso se dice muy facil cuando es el reino de los cielos , nadie puede hacerse pasar por embajador de Corea del norte sin serlo , sale carísimo te espabilan pronto y rápido , pero hay miles de personas qu ese hacen pasar por embahjadores de CRISTO y no pasa nada , no se puede distinguir al embajador de un impostor, mejor sría ecoger otro término hasta Cristo respalde asus embajadores y castgue inmediatamente a los impostores , sinó ¿ como saber quién es y quien no ?
    Un embajador no se suplanta con facilidad ,es imposible , un impostor no puede hacer ni una sola función de embajador de un país real , pero en elreino de los cielos la gente se presenta como embajadores sin serlo … ABREN LOCALES se hacen llamar ministros y gobiernan sin ser llamados,y NO- PASA- NADA , sin embargo intenten ustedes hacerse pasar por embajadores de Rusia o de USA SIN SERLO ,A VER QUIEN LES HACE CASO ,y… a ver… si no pasa nada.🙂
    Que nos llamemos embajadores no me parece buena ilustración , queda muy grande , sobre todo sin el respaldo del reino QUE TIENE CUALQUIER EMBAJADOR DE este MUNDO .
    hablar es facil , tener el respaldo de Dios …ya no lo es tanto …Y BASTA CON VER LO QUE HAY ,SIN ENTRAR EN TEORIAS NI PALABRERIAS.

    SALUDOS .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s