Meditaciones de Adviento #17: Navidad es el modelo para Misiones

“Tal como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo.” (Juan 17:18 RVC)

Navidad es un modelo para las misiones y las misiones son el espejo de Navidad.  Tal como El fue, nosotros también debemos ir.

Consideremos los peligros que enfrento Jesús.  Vino a los suyos y los suyos no le recibieron, conspiraron contra El, no tuvo hogar permanente, levantaron cargos falsos contra El, lo azotaron y se burlaron de El, murió tres años después de iniciar su ministerio.  Estamos sujetos, como verdaderos seguidores suyos, a enfrentar estos mismos peligros.

Sin embargo, hay un peligro aun mayor que todos estos del que Jesús escapo.  Nosotros debemos escapar también.

A mediados del siglo 16, el misionero católico Francisco Javier (1506-1552), le escribió al padre Pérez de Malaca (hoy parte de Indonesia) sobre los peligros de su labor misionera en China.  Le dijo:

El mayor peligro de todos sería perder fe y confianza en la misericordia de Dios…Desconfiar de El sería algo tanto más terrible que cualquier mal físico que todos los enemigos de Dios juntos podrían causarnos, ya que sin el permiso de Dios ni los demonios ni sus ministros humanos pueden dañarnos en lo  mínimo.

El mayor peligro que enfrente un misionero es perder la confianza en la misericordia de Dios.   Si ese peligro se evita, cualquier otro peligro pierde su aguijón.

Dios hace que cualquier daga se convierta en un centro en nuestras manos.  Como lo dijo alguna vez J.W. Alexander: “Cada segundo de duro trabajo en el presente será recompensado con millones de años de gloria.”

Jesús escapo el peligro de la desconfianza y por eso ha sido exaltado a lo sumo por Dios.

Recordemos durante este tiempo de Adviento que la Navidad es un modelo misionero.  Tal como El lo hizo, nosotros también debemos hacerlo.  Recordemos que las misiones representan peligros y el peligro más grande es perder la confianza en la misericordia de Dios.  Si cedemos ante esto, perdemos todos.  Si conquistamos aquí, nada podrá dañarnos jamás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s