Reto de los 90 Días #90: Hechos 27 y 28 – Vida, Malta, Roma, Epílogo

¡Hoy llegamos al final del Reto de los 90 Días! En las lecturas nos toca Hechos 27 y Hechos 28.  Llegamos al final del relato de Lucas sobre sus viajes con Pablo y terminamos en Roma, ciudad en dónde Pablo sería ejecutado y dónde aún hoy, se cree que sus restos están en la basílica que lleva su nombre en esa ciudad.

En estos dos capítulos finales hay tres temas que quisiera resaltar y luego concluiremos esta serie de entradas en el blog con una pequeña reflexión a manera de cierre y epílogo de estos tres meses de lectura y reflexión de los primeros 5 libros del Nuevo Testamento.

De antemano, ¡gracias por acompañarme en este viaje de lectura y comentario!

1. Vida (Hechos 27:21-26 y 33-38)

Recordemos que luego de que Pablo comparece ante Agripa, era necesario que fuera a Roma y es aquí dónde arrancamos, en el arduo viaje por mar desde Jerusalén hasta Roma.  El clima y la época del año eran difíciles para viajar y pese a las advertencias que Pablo les hizo y su solicitud de esperar y pasar el invierno en tierra firme, el centurión con quién viajaba decidió seguir adelante y eso los colocó frente a una terrible tempestad.

Ante el miedo frente a la tormenta, me parece increíble como Dios preserva lo básico y le da a Pablo palabras para animar a los 276 tripulantes: dado que Pablo debía predicar en Roma, la vida de todos abordo se iba a preservar.  Perderían todo, pero Dios guardaría la integridad física de todos los que iban allí.  Es interesante también notar que Pablo no sólo les da ánimos, sino también los mueve a actuar de manera práctica en función de la promesa de Dios: les pide que coman para ser fortalecidos y resulta siendo muy importante esto porque naufragarían y les tocaría nadar a tierra firme.

¡La tempestad era parte de los designios de Dios para Pablo y los viajeros y el testimonio de su realidad sería que no morirían a pesar de que perderían todo!

2. Malta (Hechos 28:1-10)

Dios es soberano y ordena todas las cosas y circunstancias para bien.  Los náufragos resultaron llegando todos sanos y salvos a la isla de Malta.  Allí son rescatados y recibidos de manera calurosa y amable.  Vemos los propósitos de Dios porque a Pablo se le abre la oportunidad de ministrar a través de la sanidad milagrosa del padre de Publio, un hombre muy importante en esa ciudad.

Pablo y sus acompañantes son atendidos muy bien y permanecen allí por tres meses en los que Pablo no pierde tiempo y continua su ministerio con el respaldo de Dios a través de señales y milagros.  ¡No cabe duda que la Providencia de Dios nos hace ver como para Él no hay circunstancia perdida y todas tienen la oportunidad de ser usadas para Su Gloria!

3. Roma (Hechos 28:11-30)

Pablo finalmente llega a Roma.  Vemos que es recibido de una manera muy calurosa e incluso se le da la concesión de poder vivir en una casa bajo la custodia de un guardia.  Esto le abre las puertas al ministerio allí.  De inmediato Pablo se pone a trabajar y a testificar a los judíos acerca de Jesús exponiendo el Evangelio a partir de la Ley y los Profetas.

Sería un arduo trabajo en dónde por espacio de dos años Pablo trabajaría de manera firme en predicar y exponer el Evangelio a todos en Roma, la capital del mundo conocido en aquella época……

Epílogo

El final de Hechos nos deja un sabor extraño en la boca.  Es uno de esos finales inconclusos.  En mi entender, lo veo a propósito.  El resto de la historia de la Iglesia a través de los años quedaría bajo nuestra responsabilidad.  El cristianismo y la era de la Iglesia apenas comenzaba con Pablo y los Apóstoles.  Casi 2,000 años después, nosotros estamos aquí leyendo de lo que ellos hicieron y viviendo nuestra historia, muy lejos de Jerusalén en una cultura y época totalmente distinta.

La pregunta obligada es: ¿qué estamos haciendo? El reto ahora es, luego de dedicar 90 días a la lectura de los 4 Evangelios y el libro de Hechos, ¿cómo seguimos caminando en la disciplina de la lectura bíblica y la llevamos a la acción? ¿Qué transformación ha habido en nuestro corazón por el Espíritu Santo a través de estos 90 días?

En lo personal ha sido una hermosa experiencia revisitar textos familiares, descubrir algunos que pasé por alto y en todos, siempre poder parar y ver la maravilla de Dios, el Evangelio y cómo encontrar descanso y esperanza allí.  Poder ir reflexionando capítulo a capítulo y ponerlo por escrito ha sido algo lindo y que ha sembrado en mi corazón un amor más profundo por Jesús, por el Evangelio, por el poder que hay en contar historias y por Su Iglesia.

¿Uds creian que con el día 90 terminaba el Reto? ¡Así como con Hechos 28 la historia apenas comenzaba, con el día 90 podemos decir que ya hemos sido expuestos al Evangelio y eso debe movernos a vivir en misión por y para la gloria del Padre a través de Jesús y guiados por el Espíritu Santo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s