Reto de los 90 Días #83 (parte 2): Hechos 18 – Corinto, Éfeso

Continuando co la lectura de hoy del Reto de los 90 Días, nos toca ahora enfocar nuestra atención en Hechos 18.

1. Corinto (Hechos 18:1-17)

Pablo salió de Atenas hacia otra ciudad muy importante llamada Corinto.  Esta es otra ciudad clave para nosotros como cristianos, porque Pablo les dirige dos cartas que hoy tenemos en el Nuevo Testamento, 1 y 2 de Corintios.  En este viaje, vemos a Pablo hacer amistad con dos personas que serían clave: Aquila y su esposa Priscila, con quienes compartía el oficio de hacer tiendas de campaña, que le permitió trabajar con ellos para sostenerse económicamente y también para continuar en el ministerio.

Aquí en Corinto Pablo encuentra gran aceptación al Mensaje, pero al mismo tiempo, férrea oposición siempre de los judíos.  El Señor, sin embargo, confirma a Pablo en su ministerio en Corinto con las mismas palabras con las que reconfortó a tanta gente durante Su tiempo en la Tierra: “No temas”.  Esto causó que Pablo ministrara en Corinto por año y medio.  En ese tiempo, Pablo fue nuevamente atacado y llevado a tribunales -tribunales civiles que nada tenían que ver con lo que Pablo estaba haciendo- y el mismo gobernador Galión hizo caso omiso de las acusaciones lo que causó que en lugar de atacar a Pablo, Sóstenes, el jefe de la sinagoga fuera quien se convertiría en víctima de estos judíos alborotadores.

2. Éfeso (Hechos 18:18-28)

Luego de todos estos sucesos, Pablo salió con Priscila y Aquila de Corinto a Éfeso de donde luego se separó de ellos y siguió su viaje hasta llegar a Jerusalén y Antioquía de Siria.

Aquí en Éfeso vemos surgir un nuevo e importante líder en la Iglesia: Apolos.  Apolos era un hombre inteligente y brillante, que además dominaba con mucha pericia las Escrituras.  Se había convertido al cristianismo y era apasionado por predicar el Evangelio a pesar de no haber sido aún bautizado por el Espíritu Santo – únicamente en agua.  Es interesante como Priscila y Aquila reconocen el potencial de Apolos y lo ayudan a ser aún más preciso en su predicación y Apolos mismo se somete a ellos y aprende.  Cualquier otro, creo yo, los manda a volar…..  Vemos a Apolo seguir creciendo en su ministerio y predicando con fuerza y exactitud el Evangelio siempre, como Pablo, a partir de las Escrituras.  Apolos se convertiría en un líder importante para la iglesia de Corinto al punto de que fue importante para Pablo escribirle a los Corintios acerca de él.

Me gusta ver cómo no todo se trata de Pablo aquí.  Vemos a tantos líderes ir surgiendo y cumpliendo su propósito, buscando servir genuinamente al Señor, fieles en su estudio y exposición de la Palabra y apasionados por el Evangelio.  ¡Mucho que aprender de ellos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s