Reto de los 90 Días #80 (parte 2): Hechos 14 – Iconio, Listra y Gracia Común, Antioquía de Siria

Continuando la lectura de hoy en el Reto de los 90 Días, nos enfocaremos ahora en Hechos 14.

1. Iconio (Hechos 14:1-7)

La primera parada en este capítulo es en la ciudad de Iconio que queda en lo que hoy conocemos como Turquía.  Vemos en este pasaje que Pablo y Bernabé predicaron con gran denuedo y mucha gente -judía y griega- creyó.  Sin embargo, igual que en Antioquía hubo judíos que empezaron a sembrar cizaña, incluso entre los gentiles, para crear un ambiente hostil a la predicación del Evangelio.  ¿Has enfrentado oposición de este tipo cuando intentas compartir el Evangelio?  

Sin embargo, ante la oposición, no vemos a Pablo y Bernabé retirarse sino siguieron en la obra y la misericordia de Dios los acompañó con señales y prodigios.  Esto siguió generando oposición y división y causó que por seguridad, Pablo y Bernabé salieran de allí para evitar derramamiento de sangre.  ¡Qué triste que ni ante los milagros de Dios la gente pueda rendirse ante Su misericordia!

2. Listra y Gracia Común (Hechos 14:8-23)

Pablo y Bernabé siguen su obra en la ciudad de Listra.  Entran con todo y de inicio vemos que siguen operando en el poder del Espíritu Santo con milagros.  Aquí, sin embargo, nos topamos con otro tipo de personas.  Aquí ni vemos judíos entrar en escena, sino un pueblo totalmente gentil que inmediatamente confundió a Pablo y a Bernabé con sus Dioses (Zeus/Júpiter y Hermes/Mercurio respectivamente).

Esto es algo inaceptable para los misioneros que inmediatamente corrigen el error, apuntan a Dios en los versículos 16 al 18 hacen la mejor exposición sobre la Gracia Común que he leído: 15 «Amigos, ¿por qué hacen esto? Nosotros somos unos simples mortales, lo mismo que ustedes. Hemos venido a decirles que se vuelvan al Dios de la vida, al creador del cielo, la tierra y el mar, y de todo lo que hay en ellos, y que se aparten de todo esto, que para nada sirve.16 En el pasado, Dios permitió que la gente anduviera por sus propios caminos,17 aunque no dejó de manifestar su poder al enviarnos toda clase de bienes, pues del cielo nos viene la lluvia, que hace fructificar la tierra para nuestro sustento y alegría.»18 Cuando ellos dijeron esto, casi les fue imposible impedir que la multitud les ofreciera sacrificio.

Lamentablemente, se infiltraron en Listra judíos malintencionados que venían de Antioquía y de Iconio e incitaron a perseguir a los misioneros.  Como resultado, Pablo resulta apedreado hasta quedar casi muerto.  En un acto que sólo puede ser motivado por el Espíritu Santo, Pablo se levanta y continua predicando y siguió exhortando a los hermanos. ¡Qué ejemplo e inspiración!

3. Antioquía de Siria (Hechos 14:24-28)

Pablo y Bernabé regresan a Antioquía, de dónde salieron al inicio de su viaje a relatar las maravillas de Dios. ¡Qué importante es que demos testimonio de todo lo que Dios hace en nuestras vidas!

¿Qué has aprendido de estos primeros episodios de la vida de Pablo y Bernabé? ¡Hay mucho que sacar de la historia de la primera iglesia! Comparte aquí tus reflexiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s