Reto de los 90 Días #70 (parte 2): Hechos 2 – Espíritu Santo, Pedro 2.0, Nueva Comunidad

Continuando con la lectura de hoy del Reto de los 90 Días, nos enfocaremos en Hechos 2.  En este capítulo vemos la promesa de Jesús cumplirse, a vidas individuales ser transformadas y a la comunidad de la Iglesia formarse de una manera que impactó a todo el pueblo.

1. Espíritu Santo (Hechos 2:1-12)

Este es uno de los milagros y misterios más impresionantes de la Biblia.  Los discípulos estaban todos reunidos en un mismo lugar y no tenemos detalle de qué hacían.  Sin embargo, sabemos que el Espíritu Santo los sorprendió y en un instante, lenguas de fuego se posaron sobre sus cabezas, fueron llenos de Él y empezar a hablar en distintos idiomas.

El impacto de esto no se quedó únicamente en el lugar donde estaban reunidos.  Hacía en la ciudad judíos de todas partes del mundo conocido y estos fueron impactados al ser testigos de lo que estaba sucediendo con estos primeros cristianos.  Hubo maravilla y hubo burla.  Lo que sí no hubo es indiferencia.  ¿Cuál es el impacto de nuestras iglesias en sus comunidades? ¿Se nota que están allí?

2. Pedro 2.0 (Hechos 2:14-42)

Más que centrarme en el contenido de todo lo que dijo, quisiera que nos enfoquemos en Pedro como persona.  ¡Qué transformación! Vemos a este antiguo pescador -pobre, poco educado, ignorante- transformado en un pastor y predicador como pocos, con un denuedo y capacidad de exposición de la Palabra impresionante.  Pedro cita a Joel, cita el Salmo 16 y el Salmo 110.  El Espíritu Santo lo facultó y lo empezó a usar muchísimo más allá de lo que probablemente él se imaginó.

Este sería el Pedro que nos dejó esas dos maravillosas cartas.  Este sería el Pedro que daría su vida, muriendo crucificado boca abajo, por su Señor.

El impacto de esta transformación no se dejó esperar.  Vemos que luego de esta primera gran prédica de Pedro, alrededor de tres mil personas fueron tocadas por el Evangelio. ¿Cómo ha impactado a otros tu transformación?

3. Nueva Comunidad (Hechos 2:43-47)

Una comunidad de creyentes es una comunidad distinta, es una comunidad transformada y que transforma.  Vemos a la gente entregada a las enseñanzas del Señor a través de los apóstoles, los vemos disfrutando la compañía y relación unos con otros, los vemos vivir una vida sobrenatural e incluso vemos que el resto del pueblo se da cuenta y los estima. ¡Qué testimonio más fuerte!  Esta es una comunidad unida, solidaria y entregada. Seguramente tenían sus bemoles y no todos eran moneditas de oro, pero había algo más importante que los unía: el amor, el Espíritu Santo y el Evangelio.

¿Cómo es tu iglesia? ¿En qué se parece y en qué es diferente a esta comunidad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s