Reto de los 90 Días #61 (parte 1): Juan 9 – Historia de un Ciego

El día de hoy en el Reto de los 90 Días nos toca Juan 9 y Juan 10.  Vamos a tratar cada tema en entradas separadas por cuestiones de espacio y también para que nos enfoquemos en los temas tan importantes que cada capítulo nos presenta.  El capítulo 9 gira alrededor de la historia de un ciego de nacimiento que es sanado por Jesús.  Hay varios temas de la historia del ciego que vale la pena que veamos:

1. Su ceguera tenía un propósito (Juan 9:1-11)

Esta porción es especialmente relevante en una sociedad como la nuestra en dónde, por la perniciosa influencia de la mal llamada “Teología de la Prosperidad“, entendemos que las cosas malas que nos suceden en la vida tienen de alguna manera qué ver con que estemos “en pecado” o “lejos de Dios” o “sin unción”.  Jesús claramente responde a la pregunta de sus discípulos y les quita esa errónea idea de la cabeza.  La ceguera del hombre no es resultado de pecado particular de él o alguna “maldición generacional”.  La enfermedad, lastimosamente, es parte de la caída….de los efectos cósmicos de un mundo marcado por el pecado….pero no necesariamente, delatan una condición específica de pecado en una persona.  Jesús ve una oportunidad en este hombre de que Dios sea glorificado y de una manera bastante creativa, sana al ciego de nacimiento.

2. El Testimonio del Ciego (Juan 9:13-34)

Es increíble el acoso bajo el que este hombre cae luego de ser sanado.  Cuestionan su identidad, cuestionan a sus padres, cuestionan la validez del milagro que recibió porque fue hecho en día de reposo, lo cuestionan incluso teológicamente bajo el supuesto de que es un pobre ignorante que poco o nada sabe de los aspectos más finos de la religión.  En fin, lo acosan de una manera que francamente, es difícil de soportar si uno no está claramente convencido de qué le sucedió y Quién estuvo con Él.

El ciego no se hace bolas.  El sabe que antes estaba ciego y que ahora no.  El sabe que su ceguera y su sanidad sirvieron para la gloria de Dios y el sabe que Jesús lo sanó y que esto no es algo que pasa así nada más o que pasa todos los días.  ¿Qué seguridad tienes de la fe que profesas?

3. Sello con Broche de Oro (Juan 9:35-41)

Jesús cierra con broche de oro.  Busca y encuentra al ciego y termina de confirmarle Quién es Él.  La respuesta del ciego…adoración.  Así de sencillo.  No hay nada más que hacer ni decir….ni siquiera lo que los fariseos llegan a discutir.  ¡Silencio! El que era ciego está adorando….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s