Reto de los 90 Días #60: Juan 8 – La Primera Piedra, Debate en el Templo

¡Hoy llegamos a los 60 días, dos tercios del Reto de los 90 Días! El día de hoy, nos toca Juan 8.  Hoy nos toca un texto bastante denso.  La historia nos sitúa en el templo en dónde Jesús tiene un acalorado debate con los fariseos.  La historia, sin embargo, comienza con un relato que nos ilustra el Evangelio de una manera más que impactante.

1. La Primera Piedra (Juan 8:1-11)

Este es un texto bastante controversial.  Lo primero que debe llamarnos la atención es dónde sucede todo esto.  Los fariseos están tan consumidos con su propia justicia y moralismo que quieren apedrear a la mujer adúltera EN EL TEMPLO.  Esto seguramente rompe cualquier cantidad de reglas, pero con tal de justificarse, atrapar a Jesús en algo y lograr su cometido de afirmar su autoridad en base al miedo, la opresión y lo sofocante de la ley, están dispuestos a cualquier cosa.

Jesús para esto de una manera radical.  Invita a castigar a la mujer a quién pueda afirmar que está libre de pecado, y por ende, calificado para matar con justicia a esta mujer.  Es evidente que ante tal declaración, nadie puede ni siquiera atreverse a tirar una piedra.  Y es que nadie de nosotros puede.  Cada vez que emitimos juicio contra alguien que ha caído, que está en pecado o que fue sorprendido en pecado, estamos tirando la primera piedra. ¿Estaríamos dispuestos a ser juzgados así?

Jesús no sólo le salva la vida a esta mujer en este sentido, también rescata su alma.  Jesús no la condena, la perdona y la encamina en el proceso de santificación cuándo le dice “ve y no peques más”.

2. Debate en el Templo (Juan 8:12-59)

El resto del capítulo nos presenta un debate acalorado entre Jesús y los fariseos.  El tema central del debate es la identidad de Jesús.  Jesús afirma su identidad a partir del testimonio que el Padre mismo da de Él y lo que podemos encontrar en las Escrituras del Antiguo Testamento.

Recordemos que los acusadores de Jesús acaban de ser terriblemente avergonzados porque su propio pecado fue expuesto al admitir que eran incapaces de tirar la primera piedra.  El orgullo y la arrogancia que los mueve los tiene ciegos a la realidad de Jesús, a Quién Él es y al testimonio tan evidente que hay de Él en la Biblia y a través de las propias obras y milagros que Él estaba haciendo para acompañar Su Mensaje.

Jesús les afirma que Él es superior a Abraham, que Él es eterno y existe desde siempre (algo que afirma Su Deidad) y que Él viene del cielo, del Padre.  Esto es motivo de escándalo para gente que no puede ver más allá de su propia justicia y que se aferra a las tradiciones más que a la Palabra viva.  Es un mensaje que no pueden soportar.  Sin embargo, las personas que están siendo testigos de esta discusión y que han visto todo lo que Jesús ha hecho, especialmente en el momento de perdonar a la mujer adúltera, ven esperanza y misericordia….algo que la religión no les había ofrecido antes, a pesar de que todo el Antiguo Testamento está lleno de evidencias del amor y la misericordia de Dios por Su pueblo.

¿Cómo reaccionamos nosotros a las afirmaciones y declaraciones de Jesús? ¿Preferimos la ley antes que la gracia? ¿Juzgamos a los pecadores? ¿Nos escandaliza que no podamos hacer nada para acercarnos a Dios aparte de la obra de Jesús?  ¿Cómo participaste tú en el debate que leímos hoy?   Esta discusión no puede dejarnos indiferentes.  Debemos decidir de qué lado vamos a estar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s