Reto de los 90 Días #54: Lucas 24 – ¡El Vive!, Emaús, Paz, Adoración

El día de hoy en el Reto de los 90 Días nos toca Lucas 24. ¡Terminamos Lucas! Ya terminamos 3 de los 4 Evangelios. ¿Qué has aprendido? ¿Qué te ha mostrado el Señor? ¿Cómo te ha transformado la Palabra?  Este capítulo es tan emocionante…..es de mis capítulos favoritos de toda la Biblia….

1. ¡El Vive! (Lucas 24:1-12)

¡No puedo ni imaginarme la escena! Recordemos dónde dejamos a los discípulos ayer….y dónde dejamos a Jesús…en la tumba.  Pasaron tres días y las mujeres que seguían a Jesús fueron a ver la tumba y a rendirle homenaje al cuerpo.  ¡Sorpresa! Él ya no estaba allí….las mujeres se toparon con los mensajeros que les confirmaron todo lo que Jesús ya les había enseñado…¡Él resucitaría!   Es interesante como cuándo los apóstoles escucharon esta maravillosa noticia, la trataron como una locura.  Pedro no….Pedro salió corriendo -seguramente seguía sufriendo el remordimiento de haber negado a su Señor- y confirmó con sus propios ojos que Él ya no estaba en la sepultura.  Pedro regresó pasmado….creo que mejor reacción no podía haber. ¿Cuándo fue la última vez que el Evangelio te dejó pasmado?

2. Emaús (Lucas 24:13-35)

La continuidad de la historia es interesantísima.  Las mujeres acaban de contar la noticia de la resurrección a los apóstoles…las tachan de locas.  Dos de ellos se van de allí a otra ciudad, a Emaús.  Allí van deprimidos, repasando todo lo que había pasado  y sin explicación de la gran decepción que seguramente tenían de no haber encontrado en Jesús lo que esperaban.  Jesús entra en escena.  Ellos no lo reconocen.  Cuándo le empiezan a contar a Jesús lo que pasó, hablan de Jesús como “un profeta”….ellos tenían la esperanza de que Él fuera el Mesías esperado pero están visiblemente decepcionados.  La respuesta de Jesús es genial…¡insensatos! (¡torpes! en la NVI)…y Jesús en Su misericordia y eterna paciencia con nosotros….se toma su tiempo, camina con ellos y les enseña.  La exposición de tus palabras alumbra dice el Salmo 119:130 y eso fue precisamente lo que Jesús hizo con ellos….sus ojos fueron abiertos y sus corazones ardieron y le reconocieron.  ¿Cuándo fue la última vez que la Palabra te abrió los ojos, tu corazón ardió y reconociste a Jesús?

3. Paz (Lucas 24:36-48)

¡Me imagino el shock! Los muchachos hablando, recopilando historias de todo lo que de repente empezó a pasar y cuándo menos lo esperan Jesús se les aparece.  Susto creo que es una palabra demasiado pequeña para describir lo que pasó.  Jesús regresa con esas hermosas palabras que resuenan a lo largo de todos los Evangelios….”no tengan miedo”.  Jesús se mostró a ellos en toda Su Gloria, 100% hombre y 100% Dios, se sentó a comer con ellos y les mostró sus heridas.  Les recordó Sus Palabras y les anunció la promesa del Espíritu Santo. ¡QUÉ MOMENTO!

4. Adoración (Lucas 24:50-53)

Este grupo de incrédulos y cobardes fue completamente transformado cuándo tuvieron un verdadero encuentro con Jesús.  Lo vieron vivir, lo vieron morir y lo vieron resucitado.  Ahora, lo vieron ascender físicamente al cielo mientras los bendecía y los enviaba.  La adoración es lo único que se puede hacer en un momento así.  ¡Increíble! Sin más palabras…..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s