Reto de los 90 Días #53: Lucas 23 – Burla, Sentencia, Muerte, Sepultura

El día de hoy en el Reto de los 90 Días nos toca Lucas 23.  Este es un capítulo duro de leer.  He de confesar que no es fácil para mi leer acerca de la muerte del Señor.  Me cuesta porque no puedo ser indiferente a Su sufrimiento pero a la vez uno no puede evitar leer con una familiaridad (bastante incómoda por cierto) los pasajes que tantas veces hemos leído en la iglesia o hemos visto en las películas.  El peso de mi pecado me persigue también porque se que por esto fue que Jesús pasó todo ese sufrimiento….pero a la vez, me llena de gratitud el saber que Él lo hizo a pesar de mi y que Su Gloria era el objetivo final.

Quisiera enfocarme hoy en los siguientes temas:

1. Burla (Lucas 23:1-12)

Este pasaje fue casi nuevo para mi.  No en el sentido de que nunca lo había leído, sino en realmente leer lo que estaba pasando.  Es increíble de verdad ver la mentira de los fariseos, la cobardía de Pilato y ese extraño asombro burlón de Herodes con Jesús.  El “juicio” de Jesús es una total burla a cualquier semblanza de justicia que uno pueda imaginar.  Las acusaciones inflamatorias de los fariseos son una gran mentira, Pilato no tiene el carácter que un líder romano debería haber tenido y Herodes sólo quiere un show….¡es verdaderamente increíble e indignante!

Sin embargo, vemos a Jesús absorber la burla, el desprecio y la humillación con dignidad.  Él no reclama por justicia.  No busca un abogado que lo defienda.  Él sabe a qué va y esa certeza es la que le da la dignidad para permanecer en paz ante todo lo que está pasando…que aún no es lo peor.  Si fuiste burlado, humillado, despreciado….Jesús lo fue también y porque Él lo soportó, Él puede sostenerte hoy a través de ese sufrimiento.

2. Sentencia (Lucas 23:13-25)

Es increíble como aún en medio de estas injusticias que Jesús sufrió, el Evangelio y su belleza sigue siendo reflejada.  Jesús, el inocente, fue condenado a cambio de la liberación del culpable.  Barrabás, un verdadero revolucionario en la cárcel (y segura sentencia de muerte) por homicidio, es liberado sin tan siquiera haber pedido su liberación.   El pueblo prefirió al asesino que al Dador de la Vida.  Jesús no alegó y se sometió a la sentencia que le fue dada.  ¿Sabías que sobre Jesús cayó toda la culpabilidad por tus pecados sin que tu movieras un dedo?

3. Muerte (Lucas 23:26-49)

Jesús murió.  Luego de haber sido burlado, despreciado y rechazado, Jesús se somete a la muerte más humillante que cualquier persona jamás puede imaginar….una muerte que humilla, que duele, que asfixia.  Colgado en la Cruz Jesús siguió sufriendo burlas y desprecio, aún de uno de los criminales que estaba igual que Él, colgado en un madero.  Ese fue el precio que Él pagó por ti, por mi, por Su Creación.  La ira de Dios por el pecado de todas aquellas personas que han depositado, depositan y depositarán su confianza en Él, arrepentidos por sus pecados, cayó sobre Jesús.  El peso de tu mentira, de mi infidelidad, de su aborto, de nuestra indiferencia….todo eso cayó sobre Él para que a través de esa Sangre, pudiéramos ser reconciliados con Dios.

Espero de verdad que el peso de esto caiga sobre ti.  No para destruirte o condenarte, pero sí para que caigas de rodillas para dar gracias, para adorar y para levantarte con una nueva dignidad que viene de la justicia de Jesús imputada sobre tu vida a partir de Su sacrificio en la Cruz.

4. Sepultura (Lucas 23:50-56)

El final de este capítulo no es tan sencillo como parece.  Nosotros tenemos la ventaja/desventaja de leer las cosas a posteriori.  Para los enemigos de Jesús, el caso estaba cerrado.  Para el pueblo, un profeta más había muerto.  Para los discípulos, la sombra de la ansiedad, desesperanza, incertidumbre y miedo empezaba a pesar sobre ellos.  Para nosotros, solo es de voltear la página y leer el capítulo 24 y tenemos la Resurrección.  Para ellos….TODOS ellos, la espera tomó 3 días.  El momento de la sepultura de Jesús debe ser para nosotros una pausa para darnos cuenta de lo que acaba de pasar, de lo que significa, lo que pesa….para que cuándo le demos vuelta a la página, nuestro gozo sea realmente completo y nuestra esperanza renovada.  Toma un momento hoy para parar y pensar sobre esto.  Que Su Espíritu te hable y te lleve a adorarle hoy de una manera distinta mientras esperas y anhelas mañana abrir tu Biblia y encontrarte con la maravillosa verdad de que ¡EL VIVE!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s