Reto de los 90 Días #41: Lucas 8 – Semilla, Luz, Conociéndolo, Reacción Opuesta, Fe y Acción

El día de hoy en el Reto de los 90 Días nos toca Lucas 8.  Este es un capítulo bastante denso que sigue construyendo la historia de Jesús en dónde podemos conocer cada vez más cómo es Él y todo lo que Él hace.  En esta ocasión, nos enfocaremos en algunos puntos importantes:

1. Semilla (Lucas 8:1-15)

Aquí quisiera enfocarme en la ilustración que hace Jesús al comparar la Palabra de Dios con una semilla en nuestro corazón que es comparado con la tierra en dónde esta es sembrada.  Esta comparación me pone a pensar sobre la necesidad desesperada que tenemos como cristianos de la Palabra.  Si la Palabra es la semilla, es entonces el principio de nuestro cambio, de nuestro crecimiento.  Sin esa semilla sembrada en nuestro corazón, no esperemos dar fruto alguno.  ¿Qué tan bien sembrada está la semilla de la Palabra en tu vida? Este reto de 90 días seguramente es un excelente inicio para irla sembrando.

2. Luz (Lucas 8:16-18)

El amarre con este tema es increíble.  Venimos de reflexionar sobre la semilla sembrada en nuestros corazones y el fruto que esta puede dar.  Jesús nos empuja ahora con esta reflexión, a no esconder lo que ha sido sembrado en nosotros.  Como cristianos estamos todos llamados a compartir, a hablar, a exponer Su Palabra siempre.

3. Conociéndolo (Lucas 8:22-25)

Es importantísimo para Jesús que sus discípulos lo vayan conociendo por quien Él es en toda su plenitud.  Ellos estaban acostumbrados al Maestro, al profeta que hizo milagros con la gente….pero esta vez conocieron al Creador.  Jesús le habló a la naturaleza y esta obedeció.  Los discípulos reaccionaron de manera natural…..con miedo.  Se dieron cuenta que Jesús era humano….pero era al mismo tiempo algo mucho más grande e indescriptible también…..

4. Reacción Opuesta (Lucas 8:26-39)

Como lo he comentado varias veces a lo largo de estas 41 reflexiones, una de las cosas más hermosas que he visto en los Evangelios es esa hermosa frase “no temas”.  En este momento, el Señor hace un milagro extraordinario al liberar a un hombre que ya había sido descartado por todo el pueblo de la legión de demonios que lo atormentaban.  Jesús no sólo lo liberó, sino que lo restauró a su familia y este se convirtió en un gran evangelista para la causa del Reino.

Lo que me llama la atención es la reacción de la gente que causó que Jesús se fuera de ese pueblo.  La gente tuvo miedo y se negó a ser confortados por Jesús.  No pidieron explicaciones, no buscaron entender por qué pasó todo….simplemente actuaron movidos por miedo y sacaron a Jesús del pueblo.  El miedo es paralizante…..

5. Fe y Acción (Lucas 8:40-56)

La vida cristiana no es una vida ascética y de contemplación únicamente.  La fe del cristiano es el motor más grande de su actuar.  Tanto la mujer enferma como Jairo y su esposa fueron motivados por su gran fe en Jesús a actuar….a buscarlo y hacer algo.  La fe fue el motor y en el actuar, ellos vieron a Jesús moverse de una forma maravillosa….la mujer fue sana y salva y la hija de Jairo fue levantada de entre los muertos.  ¿Cuál es tu motor para actuar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s