Reto de los 90 Días #40 (parte 2): Lucas 7 – Su Palabra, Compasión y Familia, el primo Juan, Simón

Continuando con las lecturas de hoy del Reto de los 90 Días, nos enfocaremos en Lucas 7.   Vamos a enfocarnos en los siguientes temas:

1. Su Palabra (Lucas 7:1-10)

Jesús sólo tiene que hablar para que las cosas sucedan.  Así como con Su Palabra el mundo fue creado, así con solo comandarlo, el siervo del centurión fue sano.  Lo interesante aquí es la diferencia tan grande entre como los siervos del centurión llegaron a Jesús y como el centurión llegó a Jesús.

  • Los siervos: Los siervos apelaron a las buenas obras del centurión para decirle a Jesús que él se “merecía” el milagro.  Jesús, en su misericordia fue con ellos, pero a todas luces, el argumento de los siervos está diametralmente opuesto al Evangelio y al carácter y naturaleza de Dios.
  • El centurión: El centurión fue en humildad.  Llamó a Jesús “Señor” y reconoció Su autoridad y la autoridad de Su Palabra en hacer que las cosas sucedan.  El centurión fue reconocido por su fe….el entendía de qué se trata la cosa.

2. Compasión y Familia (Lucas 7:11-17)

Esta es una historia que nos muestra la ternura de Jesús.  Al ver la tristeza de una madre viuda por la muerte de su único hijo, Jesús para todo lo que hace y restaura a esta familia.  El motor de compasión de Jesús es inagotable.  Lo más hermoso de todo es la reacción que provocó en la gente….alabanza a Dios.

3. El Primo Juan (Lucas 7:18-35)

Es interesante lo que sucede en esta historia.  Los discípulos de Juan están siguiendo a Jesús.  Son testigos de Su enseñanza y los milagros que hace.  Al reportarle esto a Juan, aún así quiere validar el reporte pidiéndole a sus discípulos que le hagan la pregunta a Jesús de manera directa.  La respuesta de Jesús no se hace esperar….no se las dice, se las demuestra y se las confirma con lo que la Palabra dice acerca de Él.

Sin embargo, no se queda sólo allí.  El afirma la obra que Juan hace…al punto que la gente ve la necesidad de bautizarse y recurren a Juan para que siga haciendo su obra…para que siga cumpliendo la misión que Dios le encomendó a él.   Los únicos que no hicieron esto fueron, por supuesto, los religiosos…..triste.  Jesús expone la doble moral de estos y continúa haciendo Su trabajo.

4. Simón (Lucas 7:36-50)

Podríamos enfocarnos inmediatamente en la mujer pecadora que lavó los pies de Jesús al leer este pasaje, pero paremos un momento y reflexionemos sobre la historia inconclusa de Simón el fariseo.  Simón invitó a Jesús a cenar….seguramente, con toda la pompa y circunstancia que ameritaba tener a la celebridad del momento allí con él.  De algún modo, esta mujer, conocida por todos y con fama de pecadora, se cuela en la fiesta y cae postrada ante Jesús lavando sus pies con lágrimas, perfume y secándolos con su cabello.  Hay juicio allí en ese momento…sobre la mujer y sobre Jesús.

Jesús le muestra a Simón lo equivocado que está.  Le revela la gracia, el amor y el perdón y la respuesta apropiada a esto.  Simón lo sabe….contesta bien a las preguntas….sin embargo, su historia queda inconclusa…¿habrá cambiado su corazón luego de esto? ¿cambió el tuyo?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s