“Evangelio” de la Prosperidad

Innumerables veces he hecho comentarios sobre éste tema,  y en varias ocasiones me han preguntado ¿qué es? ¿de que se trata?.  Podría simplemente contestar que es idolatría, herejía, etc.  sin embargo, eso no contesta mucho aunque lo resume todo.  Creo que es importante que podamos entender un tema tan peligroso pero tan común hoy en día.

¿Qué es?

Es una filosofía dentro de la iglesia cristiana, que enseña que por medio de instrucciones dadas a nosotros a través de la Biblia, podemos hacer que Dios desate bendiciones materiales,  de sanidad y de buenas relaciones o relaciones de influencia para nosotros y nuestro beneficio en la tierra.

Podemos muchas veces identificar esta filosofía en mensajes, prédicas o frases como:

“Debes de creer con todo tu corazón que Dios te ama y que por eso quiere darte lo que siempre haz soñado, sólo tienes que visualizarlo, creerlo, confesarlo,  declararlo y decretarlo” 

¿Cual es el problema? 

Podría también resumir ésta respuesta en :   El problema de dicha filosofía es el uso de la Biblia fuera de contexto y El Evangelio.  Sin embargo,  vamos un poco más allá de ese resumen.

1. Eleva al hombre por encima de Jesús

Cuando creemos que el mensaje de Dios al hombre a través de su palabra es que el hombre pueda descifrar los secretos de la vida para que Dios nos de lo que queramos anhelemos o soñemos, estamos elevando al hombre y sus necesidades (física, mental, emocional) más que al  mensaje principal y único de la Biblia (El Evangelio).   Se cae en el terrible error de creer que Dios dejó su palabra, con el único propósito de que podamos descifrar y aprender a hacer las cosas correctas para obtener lo que soñamos.  ¿En donde queda lo más importante? (Jesús y El Evangelio).

Uno de los mas famosos pastores cristianos dijo una vez en un video: “En este momento estoy llamando algo a existencia”.  Sólo Dios puede llamar las cosas a la existencia.  El gran riesgo de creer que podemos hacer que algo aparezca de la nada,  es creer que somos Dios.   Otro pastor también decía,  “Ustedes son dioses con “d” minúscula,  porque son hijos de Dios”.  ¡Cuidado!, podemos caer hasta en hechicería si no entendemos el contexto de Mateo 17:20. ” Si tuvieras fe como un grano de mostaza, le dirías a esa montaña muévete”.  ¿Fe en quién? ¿En mi, porque me creo dios? o en que Dios es totalmente poderoso y en su misericordia escucha las oraciones y el corazón de sus hijos.

2. Eleva la creación por encima del creador

Al leer Génesis 1 y 2, vemos que a lo largo de la creación existe un patrón: “… y vio Dios que era bueno“,  luego, cuando crea al hombre: “… vio Dios que era MUY bueno”.   Dios provee al hombre de un entorno y recursos que eran buenos.  A lo largo de la historia hemos visto como el hombre,  al no reconocer a Dios como Dios,  empieza a adorar la creación y no al creador.  De repente,  la planta, el animal, la estrella, e incluso el hombre se convierten en dioses.  ¿por qué?, porque lo que Dios hizo es bueno,  sin embargo,  nunca debe de tomar el trono de nuestro corazón y convertirse en idolatría.

Debemos de entender que Dios en Génesis 1 y 2 creó todo bueno,  para que nosotros tuviéramos lo que necesitamos,  sin embargo al elevar más lo que Dios ha creado que a El mismo,  pecamos.

3.  Tergiversa el mensaje principal de la Biblia 

Personalmente creo que el problema con creer que la Biblia se trata de un manual de instrucciones para que me vaya bien en la vida es el que al final de cuentas,  omite totalmente el verdadero mensaje de la Biblia desde el Génesis hasta el Apocalípsis = Jesús, su Evangelio y su anhelo de pasar una eternidad con nosotros.

4.  Omite la soberanía de Dios

Dios se convierte en una máquina dispensadora de bendiciones,  en donde en muchos casos,  puedo meter dinero en la máquina, luego visualizarlo, creerlo, confesarlo,  declararlo y decretarlo  para obtener a cambio  lo que yo quiero.

La Biblia nos enseña que Dios es un Dios soberano,  que Dios no es un nombre, es lo que El es.  Al meditar en esto,  y al estudiar y leer la Biblia, podemos entender que Dios decide a quién, qué y cuanto le place dar. No somos nosotros (creación) los que determinan lo que Dios (creador) puede hacer en nuestro beneficio.

5. Invierte totalmente el deleite del Evangelio:

¿Por qué Pablo, siendo quien fue,  tuvo el coraje y el amor para escribir a los filipenses lo que les escribió en el capítulo 3?

“Aunque yo tengo también de qué confiar en la carne. Si alguno piensa que tiene de qué confiar en la carne, yo más:  circuncidado al octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, hebreo de hebreos; en cuanto a la ley, fariseo;  en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible.  Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo”  

Porque el entendía que su deleite no era lo que el llegó a ser, a saber,  a tener,  sino … el haber conocido el amor y la persona de Jesús.   Entendemos que lo que Pablo decía era porque Jesús era suficiente para el,  podía tener o no tener nada,  al final,  su deleite estaba en El.

6. Omite lo más importante

Dios te amó tanto, que dio y entregó lo más valioso y precioso para que nosotros seamos salvos y pudiéramos estar una eternidad con El.   Al interpretar erróneamente 2 Corintios 8:9 se enseña que el propósito de la muerte de Cristo en la Cruz es nuestra prosperidad material y no nuestra salvación.

Quiero para finalizar dejar muy claras cosas como:

  • No estoy en contra de formar  programas de crecimiento y desarrollo personal y profesional dentro de la Iglesia
  • No estoy en contra de la ofrenda y el diezmo que es un tema MUY ABUSADO Y MANIPULADO  para engañar dentro de la Iglesia,  pero que es un mandato Bíblico el hacerlo correctamente.
  • No estoy a favor de la Teología de la liberación (sólo siendo pobres y sufriendo podemos entender el amor de Jesús)
  • No doy nombres de personas o ministerios porque no los conozco al 100% y por ende no puedo personalmente emitir juicios,  pero sí creo que podemos tener una buena base de conocimiento para que el Espíritu Santo pueda ayudarnos a discernir la verdad.
  • Creo que la fe en Jesús puede mover montañas, hacer milagros y dar respuesta a nuestras oraciones.  Creo en lo que esos tres hombres que estaban en el horno de fuego, Dios puede, Dios quiere… y aún aunque no lo haga,  seguiremos adorándolo.
  • Creo que los milagros a través de la fe en Jesús, son para gloria de Dios, no del hombre y para salvación y testimonio del que no cree.
  • Creo que la fe en Jesús obra para nuestro bien,  de ninguna manera estoy diciendo que Dios no puede darnos lo que pidamos en oración a través de su gracia y en su buena voluntad.
  • Creo que cuando Dios en su soberanía decide darnos en abundancia, es para glorificarlo a El a través de lo que nos da. Ayudando a la viuda, el huérfano, al necesitado y para dar de lo mucho que nos ha dado.

Entendiendo que este tema es muy profundo y que esta sólo es una pequeña reseña de lo que la teología o evangelio de la prosperidad es,  probablemente existan muchas más preguntas o inquietudes al respecto, que con gusto y con el ánimo de querer aprender y crecer pueden hacer.

4 comments

  1. robertux · mayo 21, 2012

    Siempre había tenido ideas sobre este “Evangelio”, pero he aprendido mucho con este post; a veces uno no se siente cómo en la forma en la que algunos pastores piden esto del diezmo, había un predicador que conocí que la forma en que pedía la ofrenda y diezmos era diciendo “malditos los que no den su diezmo” o algo así, la verdad me caía mal, aunque se que eso está en la biblia creo que no era la forma correcta.

    Me gusta

    • Juan Callejas · mayo 22, 2012

      ¡Gracias Roberto! ¡Abramos la discusión! Debemos dar la batalla y buscar siempre que el Señor nos sostenga y mantenga en Su Verdad.

      Me gusta

  2. robertux · mayo 23, 2012

    si, eso es bien importante, pero a veces es difícil porque muchas veces se interpreta la Biblia de muchas formas, a veces erróneamente, por eso es que me gustan temas como este, que se abren a la discusión y ver más allá de lo que todos dicen. Lo que yo creo que es cada quien es libre de ser obediente y dar la ofrenda o diezmo, pero no con la mentalidad esa de que Dios es una máquina dispensadora como indicas en tu post, y tampoco bajo amenazas como la que comenté anteriormente. Al final yo me siento bien por ser obediente y diezmar simplemente, porque se que estoy ayudando a mi congregación, no por esperar algo a cambio.

    Me gusta

  3. ctd · diciembre 15

    No hay un Evangelio de la prosperidad solo hay prosperidad para todas las áreas de nuestra vida la trajo Jesus en su sacrificio para nosotros Juan 1.17 pues la ley por medio de Moises fue dada,pero la Gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.
    No hay dos Evangelios solo hay uno y ese es el Evangelio de la Gracia de Jesus
    Galatas 1:6Me asombra que tan pronto estén dejando ustedes a quien los llamó por la gracia de Cristo, para pasarse a otro evangelio. 7No es que haya otro evangelio, sino que ciertos individuos están sembrando confusión entre ustedes y quieren tergiversar el evangelio de Cristo.
    Este evangelio trata de la obra terminada de Jesus que ya hizo todo para mi.
    Perdono mis pecados, me sano, prospero todo lo hizo para mi Por su Gracia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s