Reto de los 90 Días #33: Marcos 14 – Preparación, Comunión, Arresto y Cobardes, Afirmación, Debilidad y Restauración

El día de hoy en el Reto de los 90 Días nos toca Marcos 14.  Ya estamos terminando el segundo Evangelio y creo que poco a poco le hemos ido conociendo a Él de manera más profunda y genuina. ¿Cómo ha cambiado tu entendimiento de Quién es Jesús? ¿A qué te ha movido?   Nuevamente entramos en la fase más dura de la vida de Jesús en la Tierra…y es en estos pasajes donde nos encontramos más profundamente con el amor del Padre.

En esta ocasión, quisiera resaltar varios temas:

1. Preparación (Marcos 14:3-9)

Hemos leído a lo largo de Marcos cuántas veces Jesús ha sido enfático en anunciar Su muerte y resurrección a sus discípulos.  Hemos visto también cuánto le costaba a los discípulos entender este mensaje.  En este pasaje vemos a una mujer que sin mediar palabra alguna, en un acto de suprema humildad y adoración unge a Jesús con lo mejor que podía darle.  Estaba preparando a Jesús para la sepultura.  Jesús reconoce esto y reconoce el valor de la adoración que ella está rindiendo, que va mucho más allá del valor monetario del perfume…de hecho, consideraría que esto es totalmente irrelevante.  Jesús lo que ve es el corazón….un corazón contrito y humillado que no tiene ya palabras para expresarse y que rompe el protocolo, deja a un lado las reglas humanas y simplemente adora de rodillas.

Vemos a los santurrones de los apóstoles indignados y reprendiendo a la mujer.  Ellos querían el perfume, querían venderlo, querían la plata….no se dieron cuenta de que frente suyo estaba Él.  Ya lo habían tomado por sentado.

Jesús culmina Su preparación para la muerte de la mejor manera posible….siendo adorado y reconocido por Quién Él es…sin que le pidieran cosa alguna.

2. Comunión (Marcos 14:12-25)

Esta es una escena bastante compleja.  Jesús nos da las instrucciones de cómo hemos de recordarlo, de recordar lo que Él hizo, lo que hace y lo que hará por nosotros.  Recordamos también que tenemos la esperanza certera de Su regreso.  La Comunión debe ser algo más que un momentito una vez al mes en que nos tomamos una copita de vino (no jugo de uva por favor….leer aquí) y comemos un pedacito de pan.  La Comunión es algo serio, sagrado.  Es algo que nos une y nos regresa a lo que importa, al Evangelio.

Lo que no deja de llamarme la atención de este pasaje es como en medio se narra a Jesús anunciando que será traicionado….parece algo tan casual, tan “matter of fact” que me deja helado de la poca reacción de los discípulos ante semejante anuncio.  “Uno de ustedes me va a traicionar….”….en plena Santa Cena.

¿Qué les causa a ustedes este pasaje?

3. Arresto y Cobardes (Marcos 14:26-52 y 66-72)

Este es uno de esos pasajes que desnudan el corazón.  Aquí es donde realmente podemos ver en qué tipo de tierra fue sembrada la semilla.  A la primera señal de peligro real, los discípulos lo abandonan.  Vemos a Jesús recordarles, exhortarles a que estén alertas….les previene de que su carne va a ser débil, que necesitan velar en oración para mantenerse firmes en la prueba.    En esta ocasión, el miedo les ganó.  Los discípulos huyeron de manera cobarde y Pedro, aunque también huyó, encontró algo de fuerza para seguir lo que estaba pasando…aunque igual, cedió ante la presión y lo negó.

Lo hermoso de esto es que son estos mismos cobardes quienes luego, en arrepentimiento y maravillados por la realidad de la resurrección de Su Maestro, transformaron el mundo con una convicción inquebrantable…aún a la luz de la tortura, de la muerte, de la cárcel.  Jesús los rescató y los redimió.  Usó a los cobardes….a los que se durmieron en vez de velar por Él, para que luego, llegaran al punto de dar sus propias vidas por el Evangelio.

Hay esperanza para todos nosotros.

3. Afirmación (Marcos 14:53-65)

Jesús nos muestra claramente la diferencia.  Con seguridad de propósito y una firmeza de fe en el futuro y lo que sabría que vendría para Él, no sede  a la presión del Sanedrín y afirma Su identidad.  No negocia, no resbala…se para firme, a pesar de lo que Él sabe le sobrevendría, pero con la seguridad de estar haciendo la voluntad del Padre, con la frente en alto, no se deja amedrentar.

¡Qué gran ejemplo para nosotros!

¡Feliz fin de semana!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s