Reto de los 90 Días #30: Mateo 10 – Divorcio, Niños, Idolatría, Obsesión por el Poder, Bartimeo

¡Ya llegamos al primer mes! El día de hoy, en el Reto de los 90 Días nos toca Marcos 10.  Seguimos avanzando de manera acelerada a través de este Evangelio que parece no pausar y vemos a Jesús en constante acción actuar con un sentido de urgencia altísimo.  Quisiera que revisemos varios temas importantísimos en este pasaje.

1. Divorcio (Marcos 10:1-12)

Este nunca dejará de ser un tema controversial.  Entender el matrimonio bajo una perspectiva verdaderamente bíblica nos ayudaría muchísimo a despejar mucho de lo que nos impide analizar estos textos de manera bíblica y objetiva (quisiera recomendar los libros de John Piper, Tim Keller y Mark Driscoll sobre el tema).  Jesús no pierde tiempo cuándo los fariseos lo quieren meter en una trampa y hacerle una pregunta compleja sobre la legitimidad del divorcio.  Jesús es consistente en la defensa férrea del matrimonio y el rechazo categórico del divorcio.  Al mismo tiempo, también desnuda la mala intención de los fariseos y expone el verdadero motivo por el cual la gente insiste en esta salida para el matrimonio: la dureza del corazón.  Jesús es consistente en Marcos con lo que enseña en Mateo 19, en dónde se inserta la famosa “cláusula” que si hacemos una lectura cuidadosa del texto no prescribe el divorcio para el caso de la inmoralidad sexual, sino es una prescripción para quienes desean volver a casarse luego del divorcio.  La causa del divorcio siempre es la misma: la dureza del corazón.  El Evangelio (recomiendo este libro de Matt Chandler sobre el tema) siempre va a tratar con nuestro corazón y nos moverá a la Gracia, el Perdón y la Reconciliación.

2. Niños (Marcos 10:13-16)

Es increíble la atención tan especial que Jesús le pone a los niños.  Estoy convencido que Jesús no solo los usa de metáfora para enseñar alguna lección especial a los adultos.  Jesús genuinamente ama a los niños.  No creo que sea casualidad que este pasaje venga después de la defensa del matrimonio.  ¿Qué tanto apreciamos y valoramos a los niños en nuestras vidas? ¿Son los niños una carga en nuestra familia? ¿Son objetos de consumo que disfrutamos mientras tenemos paciencia? ¿Son relegados a un programa más dentro de nuestras iglesias? Creo que es hora que apreciemos y valoremos más a los niños en el amor de Jesús.  Recomiendo este libro de Elyse Fitzpatrick sobre el tema.

3. Idolatría (Marcos 10:17-31)

La historia del joven rico es mi historia.  El joven rico quiere a Jesús porque Él le va a dar vida eterna.  No busca a Jesús por quién Él es….quiere lo que Él puede darle.  El joven quiere coronar su exitosa vida con un logro más…la vida eterna.  La suma de todos sus esfuerzos tiene que llevar a algo bueno y Él lo quiere porque cumplió con todas las reglas, se portó bien.  Esto pasa porque somos idólatras.  El templo a nuestro ego está bien cimentado en lo más profundo de nuestro corazón y quiere alimentarse de más….de otro logro, de subir a otro nivel, de alcanzar otra unción, de crecer.  Jesús nos ama….nos ama tanto que nos baja de la moto y nos muestra, como lo hizo con el joven rico, lo imposible que es ganar la vida eterna.  La invitación de Jesús es a descansar en Él…porque aunque para nosotros sea imposible, para Él no lo es…..Él ya lo hizo y la invitación es a descansar en eso por más que nuestra naturaleza nos empuje al o contrario.

4. Obsesión por el Poder (Marcos 10:32-45)

Es increíble el “cuero” de los muchachos.  Hagamos memoria solo de lo que hemos leído en este capítulo….NO SE TRATA DE NOSOTROS.  Sólo la conversación con el joven rico debería haber evitado semejante papelón de los “hijos del trueno”.  Los nenes querían las posiciones de honor en el Reino.  En el pasaje paralelo en Mateo es su mami la que le pide a Jesús esto.  Da pena ajena solo leer el pasaje.  Ayer tratamos algo del tema con la obsesión del liderazgo de la Iglesia….Jesús no pierde tiempo otra vez y nos recuerda que la vida cristiana se trata de servicio…el ejemplo que nos dio Jesús es de servicio y que caminar la vida cristiana no se trata necesariamente de éxitos y posiciones….es de humildad, de voluntariamente sufrir por los demás y de servir.  Es lo que nos enseñó el Maestro…¿por qué queremos más?

5. Bartimeo (Marcos 10:46-52)

Bartimeo es un respiro de aire fresco luego de todo lo que hemos venido leyendo.  Bartimeo ilustra cuál debe ser nuestro proceder, nuestra forma de buscar y relacionarnos con Jesús:

1. Bartimeo sabía Quién era Él: Lo llamó “Hijo de David”….no llamó al maestro, al líder, al profeta…..llamó al Mesías.

2. Bartimeo sabía qué pedir de Él: Bartimeo pidió misericordia. No hay petición más sublime o necesidad más grande que cada uno de nosotros tiene de Jesús que esta.

 

¡Ánimo! Ya llevamos caminado 1/3 del camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s