Reto de los 90 Días #29: Marcos 9 – Levantar la Mano, las Disciplinas Importan, Obsesión Destructora, Somos un Equipo, el Pecado es serio

El día de hoy en el Reto de los 90 Días nos toca Marcos 9.  Arrancamos con un pasaje bastante complejo y si me permiten, quisiera brincarme el versículo 1 porque honestamente no sé ni como entrarle.  Revisemos algunos temas que considero importantes en esta ocasión:

1. Levantar la Mano (Marcos 9:2-13 y 30-32)

No debería extrañarnos que los apóstoles tuvieran problemas entendiendo todo lo que Jesús les enseñaba y todo lo que le veían hacer.  La teología no era el fuerte de ninguno de ellos y todo parece estar pasando demasiado rápido y de una manera demasiado intensa.  Nada en la vida podría haber preparado a ninguno de estos hombres (o a ninguno de nosotros sospecho) a pasar 3 años al lado de Jesús viviendo al ritmo que llevaban.  Sin embargo, como vemos a lo largo de los 4 Evangelios, Jesús siempre tuvo paciencia con ellos,  siempre les explicó y siempre respondió sus dudas.   Por eso me llaman la atención estos dos pasajes.  El círculo íntimo de Jesús acaba de verlo transfigurado y luego Jesús les anunció NUEVAMENTE a todos Su muerte y futura resurrección….y es evidente en el texto que ellos no entendían esto….lo triste es que le tenían miedo a Jesús…no tuvieron la confianza de pedirle que les explicara mejor esto.

¿Cuántas veces no nos pasa a nosotros lo mismo? Por vergüenza, miedo o falsa arrogancia, no nos atrevemos a preguntar cuando no entendemos algo relativo a nuestra fe.  Dios nos ha expuesto Su Palabra, nos ha dado al Espíritu Santo para guiarnos hacia la verdad y ha dispuesto en Su Iglesia pastores y maestros para enseñarnos. ¿Por qué el miedo? Debemos superar esto urgentemente.

2. Las Disciplinas Importan (Marcos 9:14-29)

Al bajar Jesús de la montaña luego de la transfiguración se topa con una escena no muy agradable.  Un padre de familia pidiendo ayuda por su hijo y los discípulos de Jesús haciendo todo…buscando seguir un método, para sanar al joven.  Jesús se da cuenta de la futilidad de sus esfuerzos y les recuerda que esto no es magia.  Los dones que el Señor nos da, la gracia de poder operar en Su poder son regalos que debemos fortalecer y ejercitar a partir de la práctica de las disciplinas espirituales.   Debemos esforzarnos y movidos por Gracia, buscar ejercitar aquello que Dios nos ha dado para ser efectivos en la misión.

3. Obsesión Destructora (Marcos 9:33-37)

Es una tendencia natural del ser humano….”liderar”, gobernar sobre otros, decirles qué hacer.  Los discípulos ya se están queriendo repartir el pastel y ver quién será el “delfín” de Jesús.  La obsesión por el liderazgo nos sigue destruyendo hoy.  Todo el mundo quiere liderar y nadie quiere servir.  Jesús aquí rapidito nos baja de la moto y nos recuerda que esto se trata de servir.

4. Somos un Equipo (Marcos 9:38-41)

Atado al pasaje anterior, vemos como los discípulos, en su arrogancia por andar de cerca con Jesús, rápido quieren excluir a quienes no son “de la foto”.  Es la historia de la Iglesia….descartar a otros que están sirviendo pero que no sirven “como” nosotros.  Perdemos la noción de que los dones y el llamado de Dios sobre nuestras vidas son por gracia….y por eso, como es Dios quien dispensa esa gracia, no podemos descartar a nadie que está actuando en ese poder, en ese Nombre y guiado por el mismo Espíritu que nosotros.  Somos un equipo y servimos a un mismo Señor.

5. El Pecado es Serio (Marcos 9:42-50)

De las atrocidades más grandes que puede cometer la Iglesia es minimizar el tema del pecado y reducirlo a trivialidades o meros “errores”.  Sin una teología del pecado correcta (aquí pueden encontrar excelentes recursos del tema), nuestro entendimiento de la vida y obra de Jesús, la Cruz, la obra del Espíritu Santo, etc., van a estar seriamente distorsionados y nos podemos perder en mentiras que van ha hacer de nuestra vida algo infructífero y poco haremos para la gloria de Dios.  Jesús en este pasaje nos recuerda lo serio que es el pecado…lo serio que es hacer pecar a otros y lo serio que es que nosotros pequemos.  Gracias a Él tenemos perdón de nuestros pecados y Su justicia ha sido imputada a nosotros y por eso podemos caminar en victoria y en libertad.  Eso sólo lo podemos entender si entendemos la seriedad del pecado en nuestras vidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s