Reto de los 90 Días #27 parte 2: Marcos 7 – El Corazón, Fe pura, No hay un método

Siguiendo con el Reto de los 90 Días de hoy, nos vamos a enfocar en Marcos 7 y los temas que destacaron para mi en esta lectura.

1. El Corazón (Marcos 7:1-23)

Entran nuevamente en escena los fariseos y los maestros de la ley.  Su preocupación esta vez está en cuidar a capa y espada su tradicionalismo a expensas de Dios.  Creen que adoran porque siguen reglas auto impuestas que resultan siendo más opresivas que cualquier yugo romano que pudieran estar sufriendo.

Es importante que entendamos que Jesús no está atacando el acto en sí de lavarse las manos.  Todos sabemos que eso es bueno y hasta saludable.  Jesús lo que quiere destruir es nuestra tendencia a llenarnos de reglas y ritos humanos, de esa gimnasia espiritual que drena el alma y hace cada vez más grande el abismo entre nuestro pecado y Dios.  Sólo Jesús puede cerrar ese abismo, sólo la Gracia puede salvarnos.  Jesús no recuerda que no se trata de reglas humanas.  No se trata de acciones externas.  Nuestro problema está en el corazón y es a ese nivel que debemos buscar desesperadamente la ayuda de Dios, porque solo, jamás podremos hacer nada.

2. Fe pura (Marcos 7:24-30)

El milagro que Jesús hace por la mujer sirofenicia es prueba exactamente de lo que Jesús nos enseñó en el pasaje anterior.  Esta mujer tenía toda la apariencia externa necesaria para ser descartada….era de otra etnia, seguramente su acento era muy distinto y marcado, era mujer (algo que en la sociedad de aquella época no era una ventaja), etc.  Sin embargo, ella sabe quién es Jesús…lo llama Señor, y va directamente a clamar por un milagro.  Jesús reconoce la pureza de su fe, la sinceridad de lo que salía de su corazón y en respuesta a esa fe, sana a su hija.

3. No hay un método (Marcos 7:31-37)

Jesús sigue probando el punto del corazón.  Nuestra tendencia humana es imitar aquellos métodos que vemos tienen éxito.  Creemos que si seguimos los pasos a,b,c y d, vamos a tener el mismo resultado que otras personas o que la persona que recomienda el método.  Eso es lo peligroso de esa falsa versión moralista del cristianismo que se predica hoy..es el peligro de las pseudo-prédicas moralistas y anecdóticas y de los libros cuyas portadas tienen a sus autores con grandes sonrisas.  Queremos imitarlos a ellos sin tener sustancia alguna….creyendo que quien no salva es el método y no Jesús.  Por eso es que me llama la atención el hecho de que antes de sanar al sordomudo, Jesús se lo lleva aparte y lo sana a solas con él.  El método que usó de meterle los dedos en los oídos y “tocar” su lengua con su saliva era todo menos ortodoxo.  Quién sabe cuánta gente estaría imitando ese método….pero como hemos visto, no se trata de métodos….se trata del corazón y sobre todo, se trata de Él, siempre de Él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s