Reto de los 90 Días #18: Mateo 22 y 23 – Los Invitados, Tramposos, lo Importante, ¡Ay de ustedes!

Hoy en el Reto de los 90 Días nos toca Mateo 22 y Mateo 23.  Jesús continúa anunciando con denuedo el Mensaje del Reino a través de parábolas y sigue agresivamente denunciando la religiosidad de la época y lugar en dónde está predicando.  Estos son dos capítulos fuertes en donde vale la pena busquemos dirección del Espíritu Santo no sólo para entender, sino para que también revele en nuestros corazones si tenemos el mismo tipo de actitudes y corazón que estas personas tenían.

De estos capítulos, resaltan para mi los siguientes temas:

1. Los Invitados (Mateo 22:1-14)

Esta es una parábola interesantísima.  Muestra como los invitados “por derecho” -podría sugerir en aquella época a los judíos- a la fiesta final rechazan la invitación e incluso matan a los mensajeros que llevan la invitación (los profetas) y luego pasa a mostrar cómo el Rey invita a la fiesta a quienes no merecían estar allí.  Lo interesante es como aquellos que no merecen estar allí se sienten honrados de ser invitados y a pesar de sus limitaciones, hacen todo lo posible para arreglarse para disfrutar del evento….todos menos uno y a ese uno, que podemos suponer no le importó hacer el esfuerzo por arreglarse para la fiesta, parecería no importarle nada más que consumir lo que la fiesta ofrece….él es echado fuera y no se le permite participar.

Cuántas veces nos hemos creído “con derecho” a las bendiciones de Dios…o cuántas veces menospreciamos la Gracia de Dios en recibirnos y no nos movemos para agradarlo, para prepararnos para estar con Él.  Una parábola y mensaje durísimo.

2. Tramposos (Mateo 22:15-33)

Vuelven a entrar en escena los “boys”….los fariseos y los saduceos.  Debemos ver bien hacia las intenciones de estas personas.  Buscan atrapar a Jesús.  Quieren hacerle alguna pregunta en donde lo pongan en jaque y puedan a partir de allí desacreditarlo.  Los fariseos se preocupan por cuestiones legales y quieren agarrar a Jesús en una cuestión de tributos (aparentemente se les olvidó como Jesús siempre juega por las reglas y paga los tributos que le corresponden) y no pueden…Jesús raya la cancha y afirma las obligaciones que tenemos tanto con Dios como con las autoridades terrenales.

Los saduceos quieren ponerse más “salsas” y sabiendo que ellos niegan la resurrección, le plantean a Jesús una situación absurda en la que malinterpretan la Escritura y argumentan desde los extremos.  Jesús los baja de la moto nuevamente y les aclara algo fundamental: NO ENTIENDEN LAS ESCRITURAS.

Ambos llamados de atención debemos tomarlos muy en cuenta. ¿Cuántas veces no nos hemos enredado en argumentos falaces con desconocimiento total de la Palabra para hacer afirmaciones teológicas absurdas? ¿Cuántos hemos caído en las trampas de la Teología de la Liberación, Teología de la Prosperidad, Deísmo Moralista Terapéutico, movimientos “cristianos” judaizantes, “pare de sufrir”, etc, etc, etc? ¿Cuántos hemos querido justificar algún pecado sacando de contexto algún versículo o argumentando desde los extremos? ¡Cuidado!

3. Lo Importante (Mateo 22:34-45)

En esta porción, Jesús hace dos afirmaciones importantísimas acerca de Él y del Reino:

1. Establece la prioridad de amar a Dios sobre todas las cosas y que eso, por extensión, se traduce en amor al prójimo.  Aquí vemos cumplida la ley de Dios, en el amor que fluye de Dios y que podemos extender horizontalmente hacia nuestro prójimo (familia, iglesia, amigos, etc.)

2. Jesús pone en un jaque teológico a los fariseos y desnuda su ignorancia de las Escrituras, a la vez afirmando quién es Él.  Es la transición perfecta para hablar desde una posición de suprema autoridad y hacer las denuncias que a continuación vendrían en el capítulo 23.

4. ¡Ay de ustedes! (Mateo 23:1-39)

Confieso que este es uno de mis pasajes favoritos de la Biblia.  Es una denuncia frontal a la religiosidad y falsedad religiosa que imperaba en es época y que cuando lo leo, no deja de hacerme pensar en la cantidad lamentable de falsos maestros y pastores que hoy predican mentiras y cargan a congregaciones con absurdas reglas e imposiciones.  Es de esos pasajes que lo indignan a uno, pero que también, lamentablemente me llevan a pecar de arrogante…porque me pongo a pensar en otros y no hago una revisión de mi corazón para que el Espíritu me muestre como he fallado tantas veces en los mismos errores.  Examinemonos.

  • ¿Practicamos lo que predicamos? ¿Queremos liderar porque hablamos bien, aunque en secreto estamos llenos de pecado y mentira? He sido culpable de esto…. (Mateo 23:1-12)
  • ¿Somos un impedimento para que quienes nos han confiado su aprendizaje puedan aprender, crecer y madurar espiritualmente? He sido culpable de esto… (Mateo 23:13-15)
  • ¿Le hemos dado importancia “espiritual” a cosas sin trascendencia y lo hemos convertido en regla/dogma en nuestros grupos en casa, familias o congregaciones? He sido culpable de esto…(Mateo 23:16-22)
  • ¿Nos hemos creído más religiosos o espirituales de los demás porque cumplimos a cabalidad con los ritos visibles? He sido culpable de esto… (Mateo 23:23-24)
  • ¿Hemos proyectado la imagen del cristiano ideal mientras que por dentro nos podrimos de basura y pecado oculto? He sido culpable de esto… (Mateo 23:25-28)
  • ¿Hemos vivido de glorias pasadas, saludado con sombrero ajeno y destruido a quienes vienen a desafiar nuestra religiosidad con la verdad del Evangelio? He sido culpable de esto… (Mateo 23:29-36)

El final del capítulo es sumamente triste. Jesús llora sobre Su ciudad.  La esperanza que me trae esto es que la historia no terminó allí.  Jesús no sólo lamentó…hizo algo al respecto.  Jesús cargó con todos esos pecados de los que he sido culpable y pagó por ellos en la Cruz….tomó mi pecado, pagó el precio y me vistió con Su justicia.  No soy perfecto….lejísimos de ello, pero en Su Gracia voy caminando hacia adelante en los días buenos en los que gano las batallas y los días en los que fracaso miserablemente cediendo ante el pecado.  Jesús, sin embargo me sostiene y me está limpiando y liberando de ese “fariseo interior” que me tiene atrapado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s