Excelente reflexión

Asociación de Empresarios Cristianos

Por Mario Šilar

Para: Instituto Acton Argentina

Enero de 2012

          Uno de los ámbitos en los que la visión cristiana de la vida adquiere una identidad singular frente a otras cosmovisiones se observa en la actitud que exhibe ante el éxito y el fracaso. No se trata de analizar aquí las aporías y problemas que se siguen de profesar el culto al éxito, ya que se sabe que el cristianismo no promueve el exitismo como modus vivendi; además, distingue claramente entre el mero éxito exterior, visibilidad o “impacto” –de escasa relevancia moral y bastante aleatorio, por cierto– de las acciones, y un horizonte de evaluación interior, mucho más pleno e íntimo, en donde el “éxito” adquiere un cariz radicalmente distinto: en este ámbito las acciones se sopesan en cuanto a su valor y sentido de eternidad. En este segundo caso cabe afirmar que “todo éxito es prematuro

Ver la entrada original 2.318 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s