2012


¡Se terminó el 2011! Este ha sido un gran año, un año de cambios y de retos, de mucho aprendizaje y sobre todo, de mucha gracia.  He tenido la bendición de ver a Dios moverse de maneras increíbles y si bien no todo ha sido agradable o quizás no como yo lo quisiera, se que ha sido bueno, porque Él es bueno.

¿Qué espero en el 2012? Lo espero a Él.  Espero en el 2012 un año en el que Su Gracia siga cambiando todo.  Busco que Su Gracia cambie mi forma de ver el mundo, de ver a los demás y me mueva a una mayor y más profunda humildad y a la vez, que me permita profundizar en mi relación con aquellos a quienes más amo, porque sólo en humildad y cubiertos de gracia es que podemos amar de verdad, conocer de verdad y ser conocidos de verdad.  2012 será para mí un año de paciencia, un año de expectativa y un año de humildad.  Es difícil trazarme los famosos propósitos de año nuevo.  Simplemente, quiero aprender a vivir bien, a amar bien y a servir bien.

2012 para mí no es un año cataclísmico.  Los mayas y aquellos que ven el tiempo como algo cíclico están profundamente equivocados.  Si algo sabemos de la Biblia es que la Gran Historia es una línea de progreso continuo que se dirige al momento en el que sean restauradas todas las cosas.  Ese es mi anhelo y hacia allí voy.  Voy para allá porque el Padre me amó, el Hijo me redimió y el Espíritu me guía.  Anhelo con todo mi corazón esta vuelta de página y desde ya brindo por un año de nuevos comienzos y de seguir creciendo y avanzando hacia dónde Dios anhela que estemos y lleguemos.

2012 es para Su Gloria y no hay mayor privilegio que ser tomado en cuenta en esta Historia……

¡Feliz año todos!

El Poder de las Historias


Siempre he recomendado a las personas que se obsesionan por leer el último libro de tendencias de marketing que en lugar de eso, lean novelas, lean historias que cuenten de la experiencia humana y de allí, si quieren, saquen un entendimiento más profundo de lo que buscan, aunque realmente, leer una historia debe hacerse para disfrutarla, no para sacar alguna estrategia de mercadeo barato.

Debo confesar que yo mismo he dejado de leer historias y me he metido y concentrado en libros que me hablan del “qué”, y muchas veces me pierdo del “quién” y del “cómo”.  La vida y la naturaleza humana se hilvana a través de historias, historias que simplemente cuenta lo que pasó sin pretender exponer grandes misterios o verdades morales.  Son estas historias quienes nos hacen ser, quienes nos muestran en la vida práctica cómo hacer o cómo no hacer lo que hemos ido aprendiendo en la vida.  Nos ilustran nuestra fragilidad, nos inspiran con el heroísmo, nos humillan cuándo alguien perdona lo imperdonable y nos invitan a soñar. Read More

Testimonio de Adal Ramones


La noticia completa está aquí.

Romanos 5

Resultados de la justificación

1 Así, pues, justificados por la fe tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo, 2 por quien tenemos también, por la fe, acceso a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos regocijamos en la esperanza de la gloria de Dios. 3 Y no sólo esto, sino que también nos regocijamos en los sufrimientos, porque sabemos que los sufrimientos producen resistencia, 4 la resistencia produce un carácter aprobado, y el carácter aprobado produce esperanza. 5 Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado.

6 Porque a su debido tiempo, cuando aún éramos débiles, Cristo murió por los pecadores. 7 Es difícil que alguien muera por un justo, aunque tal vez haya quien se atreva a morir por una persona buena. 8 Pero Dios muestra su amor por nosotros en que, cuando aún éramos pecadores, Cristo murió por nosotros. 9 Con mucha más razón, ahora que ya hemos sido justificados en su sangre, seremos salvados del castigo por medio de él. 10 Porque, si cuando éramos enemigos de Dios fuimos reconciliados con él mediante la muerte de su Hijo, mucho más ahora, que estamos reconciliados, seremos salvados por su vida. 11 Y no sólo esto, sino que también nos regocijamos en Dios por nuestro Señor Jesucristo, por quien ahora hemos recibido la reconciliación.

¡Dios es bueno, siempre! Para profundizar más en la historia de los dos hijos perdidos (parábola del hijo pródigo), les recomiendo leer el libro “El Dios Pródigo” de Tim Keller.

Legado de verdad….


(Reproduzco aquí la columna de mi papá, Juan Callejas Vargas, publicada hoy en Prensa Libre, en las vísperas de la boda de mi hermano)

Mi descendencia y su futuro

Estoy seguro que los amables lectores de esta columna me darían su venia para apartarme por un momento de la temática que he venido tratando, para abordar un asunto que podría antojarse personal, pero que por su relevancia humana y familiar —fundamento del tejido social— cobra relevancia, aun más allá de la intimidad familiar por la que todos luchamos. El próximo 3 de diciembre, incorporamos a nuestra ya nutrida familia, una hija más, al tiempo que dos familias hacemos votos porque el futuro de ambos,

Juan Callejas Vargas Juan Callejas Vargas

 

Rodrigo Callejas Aquino y Anaisa Orriols Pérez, no solamente sean felices en el acto matrimonial en el que consagran su vida de uno para el otro, hasta que la muerte los separe, sino que sean sobre todo exitosos para cumplir este sabio y fundamental mandato de Cristo, honrando así a Dios, a sus padres y a la humanidad. Read More