¿Tienes problemas con Dios y/o con los cristianos? Ven y platiquemos…

Este próximo 4 de septiembre, en Casa de Libertad, estaremos arrancando una nueva serie titulada “El Problema con los Cristianos”. El objetivo de la serie es poder abordar de manera frontal 7 objeciones que el mundo tiene acerca del cristianismo y que afectan tanto nuestro testimonio como cristianos hacia otros y también, afectan en la disposición que otros tiene de acercarse a la Iglesia y principalmente, a Jesús.

Está claro que hay muchísimas objeciones y que 7 semanas no serán suficientes para tratar de manera exhaustiva todos los temas o resolver todas las dudas, sin embargo, es un buen comienzo. Los temas a tratar serán:

  1. ¿Es la Biblia un mito? (prédica ya disponible en MP3 gratis aquí)
  2. ¿Por qué dicen que el cristianismo es el único camino a Dios? ¿Y las otras religiones? ( prédica ya disponible en MP3 gratis aquí )
  3. ¿Cómo podemos confiar en una Iglesia que es responsable de tanta injusticia en el mundo? (prédica ya disponible en MP3 gratis aquí)
  4. ¿Por qué permite Dios el sufrimiento? ¿Por qué le pasan cosas malas a gente buena? (prédica ya disponible en MP3 gratis aquí)
  5. ¿Cómo puede un Dios de amor enviar a alguien al infierno? (prédica ya disponible en MP3 gratis aquí)
  6. Es algo personal (final de la serie) – disponible gratis en MP3 aquí y en video aquí

Antes de empezar a tratar cada tema, es importante sentar algunas bases que nos van a ayudar a enmarcar la discusión hacia el frente de manera bíblica y misional. El objetivo al final es poder servir y llevar el Mensaje a aquellos que amamos y apreciamos y aún no disfrutan la hermosura del Evangelio. Debemos cuidar de no dejar que se nos suba a la cabeza tanto conocimiento y que no mueva nuestro corazón hacia dos cosas muy concretas: adoración y fluyendo desde allí, acción en amor, guiada por el Espíritu Santo, para servir a nuestro prójimo. Recordemos al final que: “La fidelidad a la doctrina correcta y la lealtad a los credos no es lo mismo que confianza en el Dios a Quién los credos describen.” (The Cruelty of Heresy)
Existen 2 reacciones equivocadas (que se derivan de 2 herejías de antaño) a un mismo problema que vienen siendo, al final de cuentas, la razón de muchas de las dudas que hoy tenemos acerca del cristianismo y sus afirmaciones tan concretas y definidas. El profeta Isaías describe muy ilustrativamente lo que estas dos reacciones resultan siendo: “La cama será muy corta para estirarse, y la manta demasiado estrecha para envolverse.” (Isaías 28:20 RVC). Las salidas fáciles a este problema común…el sufrimiento, nos lanzan en una trayectoria que para siendo una cama muy corta para estirarse….una manta muy estrecha para taparse….
El problema común de la humanidad es el sufrimiento. Las 2 reacciones son:
1. La tendencia humana a huir y renegar del sufrimiento: no me lo merezco, no es justo, escapo, huyo, me escondo…me suicido. Esta tendencia se ve exacerbada por la herejía delDocetismo, que niega la humanidad de Jesús al oponerse a la posibilidad de que Él haya sufrido.
2. La tendencia humana a querer resolver las cosas por nuestras propias fuerzas y usando a grandes líderes como ejemplos a seguir, reduciendo a Jesús a simplemente eso…un ejemplo a imitar. Esta tendencia se ve exacerbada por la herejía del Ebionismo. Reduce el Evangelio a reglas a seguir, a una moralidad estricta para alcanzar un nivel superior, a punta de puro esfuerzo y disciplina, asumiendo que Jesús llegó a ser quien es porque se esforzó mucho y alcanzó esa gran estatura y liderazgo.
Son estos dos extremos los que nos matan y los que generan las dudas que discutiremos durante estas próximas semanas. Veremos cómo lo que realmente tenemos no son objeciones contra el cristianismo, sino objeciones contra versiones falsas o heréticas del cristianismo. Veremos la realidad de la unión hipostática de Jesús pasar de ser una simple afirmación teológica etérea, a ser una realidad que le habla a nuestro sufrimiento a través de la esperanza en la Divinidad de Jesús y también a través de la realidad de Su Encarnación en la que lo vemos a Él sufriendo con nosotros y no alejado y ajeno a lo que nos duele y nos importa.
Dejemos que Pedro nos inspire y meditemos sobre estos textos durante esta semana, para preparar nuestro corazón para lo que Dios hará, gracias a Jesús y a través del Espíritu Santo, durante estas próximas 7 semanas.

3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que por su gran misericordia y mediante la resurreción de Jesucristo nos ha hecho nacer de nuevo a una esperanza viva, 4 para que recibamos una herencia incorruptible, incontaminada e imperecedera. Esta herencia les está reservada en los cielos 5 a ustedes, que por medio de la fe son protegidos por el poder de Dios, para que alcancen la salvación, lista ya para manifestarse cuando llegue el momento final. 6 Esto les causa gran regocijo, aun cuando les sea necesario soportar por algún tiempo diversas pruebas y aflicciones; 7pero cuando la fe de ustedes sea puesta a prueba, como el oro, habrá de manifestarse en alabanza, gloria y honra el día que Jesucristo se revele. El oro es perecedero y, sin embargo, se prueba en el fuego; ¡y la fe de ustedes es mucho más preciosa que el oro! 8 Ustedes aman a Jesucristo sin haberlo visto, y creen en él aunque ahora no lo ven, y se alegran con gozo inefable y glorioso, 9 porque están alcanzando la meta de su fe, que es la salvación. 10Los profetas que hablaron de la gracia destinada a ustedes, estudiaron e investigaron con detalle todo acerca de esta salvación. 11 Ellos querían determinar a quién y a qué momento se refería el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, cuando anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo y las glorias que les seguirían. 12 Dios les hizo saber que su tarea no era para ellos mismos, sino para nosotros, y que sólo administraban lo que a ustedes ahora les anuncian aquellos que les han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo. Éstas son cosas que aun los ángeles quisieran contemplar. (1 Pedro 1:3-10 RVC)8 En fin, únanse todos en un mismo sentir; sean compasivos, misericordiosos y amigables; ámense fraternalmente 9 y no devuelvan mal por mal, ni maldición por maldición. Al contrario, bendigan, pues ustedes fueron llamados para recibir bendición. 10Porque:

«El que quiera amar la vida 
Y llegar a ver días buenos, 
debe refrenar su lengua del mal, 
Y sus labios no deben mentir. 
11 Debe apartarse del mal y hacer el bien, 
buscar la paz, y seguirla. 
12 Porque los ojos del Señor están sobre los justos, 
y sus oídos están atentos a sus oraciones; 
pero el rostro del Señor está en contra de los que hacen el mal.»

13 ¿Quién podrá hacerles daño, si ustedes siguen el bien? 14 ¡Dichosos ustedes, si sufren por causa de la justicia! Así que no les tengan miedo, ni se asusten. 15 Al contrario, honren en su corazón a Cristo, como Señor, y manténganse siempre listos para defenderse, con mansedumbre y respeto, ante aquellos que les pidan explicarles la esperanza que hay en ustedes. 16Tengan una buena conciencia, para que sean avergonzados aquellos que murmuran y dicen que ustedes son malhechores, y los calumnian por su buena conducta en Cristo. 17 Es mejor que ustedes sufran por hacer el bien, si Dios así lo quiere, que por hacer el mal. (1 Pedro 3:8-17 RVC)

One comment

  1. Noragabri · agosto 28, 2011

    No puedo dejar de impresionarme con lo que Dios está haciendo en mi vida. Hace unos meses, le pedí con todo mi corazón que su verdad se convirtiera en mi verdad y a través de esta serie, sé que seguirá renovando mi entendimiento para transformar mi vida y sacar de mi mente las creencias equivocadas que (todavía) tengo acerca de Jesús. Lo que más me emociona es que me dará oportunidad de tener esa verdad en mi corazón y así podré compartirla con quiénes me rodean, de una forma genuina, por vivirla y no por haberla tenido por puro conocimiento nada más. Al leer este post me identifiqué mucho con los dos problemas ante el sufrimiento, y será emocionante descubrir la verdad a través de la revelación por medio de la Palabra.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s