Un Estándar de Amor

Amar_a_otros

Al leer los evangelios,  leemos una historia sin comparación,  una historia de amor como nunca hubo y como nunca habrá.  ¿Alguna vez se han preguntado cual es nuestro estándar de amor hacia otros? ¿será el correcto?

12 Éste es mi mandamiento: Que se amen unos a otros, como yo los he amado. 13 Nadie tiene mayor amor que éste, que es el poner su vida por sus amigos

Juan 15:12-13

La historia de la vida de Jesús es una historia de un amor tan inmenso, inmensurable y grandioso,  que estando El en medio de esa majestuosidad, en su reino, junto a su padre y teniéndolo todo, no le importó el venir al mundo y ensuciarse un poco, que quedara tierra bajo sus uñas, que lo humillaran y lastimaran para al final morir… morir por amor.  El tipo de amor que vemos en Jesús es un amor que espera años para poder enmendar una amistad que está destruida,  un amor que da el último pedazo de comida que tiene a esa otra persona que tiene hambre, un amor que saca a bailar a esa persona con quien nadie quiere bailar, un tipo de amor que tenía todo y dio todo con tal de poder estar con la persona que ama, el amor de Jesús es real y nos muestra en todo aspecto que es un amor arriesgado.

Desafortunadamente, el amor que la mayoría de nosotros experimentamos hoy en día está muy lejos de éste tipo de amor radical e incondicional que Jesús mostró con nosotros,  rara vez es real, casi nunca arriesgado y por lo general, lo que creemos que es amor es demasiado abstracto para poder ser de ayuda par alguien o demasiado egoísta para ser siquiera remotamente confundido por un amor real, es pura palabrería y al final no es mas que un ideal y no una realidad.

Este amor arriesgado y real fluye constantemente en las historias de la vida de Jesús, es el tipo de amor que El vivió y mostró, el tipo de amor que lo arriesgó todo,  insultos, golpes, escupidas, humillación, todo éso que lo hizo verse desagradable y sin belleza alguna en su rostro  (Isaías 53).   Este amor es el parámetro para nosotros,  no puede ser otro,  si nosotros queremos dar y recibir éste tipo de amor,  debemos de estar dispuestos a ir más allá y no irnos con cuidado sin arriesgar nada, no podemos seguir pensando que alguien no es digno de ser llamado nuestro amigo, no podemos seguir “administrando” nuestro amor y amistad con nuestro prójimo,  no podemos seguir pretendiendo que la vida se trata de nosotros, cuando realmente la vida se trata de ésto… de amar,  de amar a nuestro prójimo como El nos amó a nosotros.

¿Alguna vez se han preguntado si nuestro amor hacia otras personas tiene el estándar de el amor de Jesús para nosotros, o probablemente aún tenemos estándares de amor que nos fueron inculcados por la cultura, sociedad, familia, iglesia, etc? ¡MEDITEMOSLO!

LoveOthers

One comment

  1. Profa. Elizabeth Vargas · agosto 22, 2011

    El amor que nos enseña Jesús es uno que todos debemos seguir, pero si somos sinceros y evaluamos nuestros corazones, ese amor es bien difícil de imitar, creo que todos los días debemos ir mejorando para alcanzar la perfección en el amor que Dios nos exige para con nosotros y con los demás. Muy buena publicación.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s