Las Verdades Que Duelen

Hoy, celebrando el día del padre, recordé tantas valiosas verdades que a lo largo de mi vida el me ha dicho,  principios, valores y verdades que gracias a el guardo en mi corazón, y al leer la Biblia, encontré algo muy interesante… ¿que pasa cuando nuestro Padre, Dios, nos habla acerca de principios, valores y verdades que debemos de aplicar, pero, no hacemos caso?


Mateo 21:25-26
Reina Valera Contemporánea (RVC)

El bautismo de Juan, ¿de dónde era? ¿Del cielo, o de los hombres?» Ellos discutían entre sí, y decían: «Si decimos que era del cielo, él nos dirá: “Entonces, ¿por qué no le creyeron?” Y si decimos que era de los hombres, tenemos miedo de la gente, porque todos consideran que Juan era un profeta.»


A todos mas de alguna vez en la vida nos han dicho, hemos escuchado y probablemente la seguiremos oyendo a lo largo de nuestra vida la frase: “La verdad duele”.  Generalmente la verdad tiende a penetrar hasta lo más profundo de nuestro ser,  nuestra alma, nuestro espíritu y en la mayoría de casos, da a relucir nuestras diferencias,  ésto es algo que sucede desde los primeros años del Cristianismo,  los fariseos y religiosos manejaban la verdad de una manera muy peculiar.

Los fariseos y religiosos no querían hacerle frente a la verdad, la verdad que era enseñada por Jesús, con la autoridad de Dios.  Ellos bien podían decir que Juan era un profeta y que lo que el decía de Jesús era cierto, o que simplemente decir que el era sólo un hombre que no tenía ni la más mínima idea de lo que estaba hablando, ¿qué hicieron? ¿que decidieron hacer? simplemente hacerse los locos.

Muchas veces nosotros podemos hacernos los locos como éstos fariseos y religiosos,  leemos tantas veces la Biblia y nuestro espíritu es confrontado por las cosas que estamos haciendo o dejamos de hacer,  muchas veces vamos a la Iglesia y recibimos un mensaje que sólo falta que le pongan nuestro nombre y apellido,  nos confronta,  nos confronta con la verdad,  con la palabra de Dios, nos confronta con el hecho de que la verdad duele, la verdad en ése momento atraviesa todo, hasta llegar a nuestro espíritu, a nuestra alma, a nuestro corazón, pero lamentablemente,  la mayoría de veces no aceptamos la verdad, y en lugar de ésa verdad con la que estamos siendo confrontados, optamos por seguir escondiéndola, hacernos los locos  y poner una y mil  excusas de porqué no hacemos lo que debemos de hacer o dejar de hacer lo que estamos haciendo.

Increíblemente he conocido personas que al orar, quieren convencer a Dios de que cambie de parecer,  poniendo excusas al rededor de las cosas que están haciendo mal,   muchas veces “buscan a Dios” para que pueda estar de acuerdo con lo que ellos piensan y hacen,  escogen cualquier método para intentar justificar las cosas que saben que no están bien y al final,  lo único que están haciendo es huir de la verdad,  cuando si realmente se acercaran a ella,  esa verdad los cambiaría y haría libres, desde lo más profundo de sus vidas hasta lo que todos podemos ver.

¿Cuales son algunas de las verdades dadas por Dios en su palabra que han sido dolorosas al momento de escucharlas? ¿Te has acercado a esas verdades esperando que El pueda trabajar en ti a través de ésa verdad o simplemente sigues huyendo de ella? ¿Cual ha sido el resultado de cuando quieres poner excusas y hacerte el loco respecto a ésa verdad? ¿bueno? ¿malo? … ¡No huyas de la verdad! No es la verdad de un hombre, no es la verdad de muchos hombres… es la verdad de Dios… creador del universo, plasmada en su palabra… la Biblia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s