In Fieri


In Fieri…llevaba mucho tiempo de no escuchar o leer este término que normalmente utilizan quienes han terminado cursos de su carrera universitaria, pero no han logrado graduarse.  Recuerdo que alguien alguna vez me dio su tarjeta de presentación en la que colocaba como su profesión “Abogado In Fieri” y me quedé por un buen tiempo pensando…¿qué quiere decir esto?

In Fieri, según un diccionario, quiere decir “En camino de hacerse o haciéndose”. Hoy por hoy, no puedo encontrar mejor definición para mi vida.  Soy, y estoy “in fieri”.  Ahora bien, es importante entender bien qué quiero decir con ser “in fieri”, por qué, para qué y hacia qué.  Por la gracia de Dios, he sido justificado.  El precio por mis pecados, pasados, presentes y futuros, ya fue pagado de forma completa y suficiente por la muerte propiciatoria y sustitutiva de Jesús en la Cruz.  Adicional a eso, en ese momento, Su justicia fue imputada hacia mí, y por eso hoy me puedo parar con la frente en alto, como pecador perdonado y justificado, sellado por el Espíritu Santo y, sin mérito alguno mío, con la eternidad con Él asegurada. Read More

Anuncios

La Revolución de Dios


 por Jorge Velarde Rosso *

Los santos, como hemos dicho, son los verdaderos reformadores.

Ahora quisiera expresarlo de manera más radical aún: sólo de los santos, sólo de Dios proviene la verdadera revolución, el cambio decisivo del mundo.  Benedicto XVI  JMJ 2005L 

La propuesta de Ratzinger es provocadora y fuerte. Pero ¿es práctica? ¿Es realizable? ¿No son acaso las buenas intenciones de un anciano –que además es teólogo– y por lo tanto no conoce ni entiende el mundo actual? O por el contrario, esa provocadora y audaz propuesta ¿no surge más bien de un conocimiento amplio y profundo del mundo? Un conocimiento tal, que le permite proponer una solución de raíz, estructural de la sociedad, que la mayoría de los mortales no somos capaces de percibir. Read More

No soy cristiano….pero el domingo llego a tu iglesia….


Ok, no soy cristiano, pero he tomado la decisión de al fin llegar a tu iglesia este domingo.  No esperes mucho de mí.  Si pasa algo, puede ser que no llegue, pero por ahora lo tengo entre mis planes.  Siento que debería ir, pero no estoy seguro de por qué ir.  Sin embargo, quiero contarte algunas cosas acerca de mí antes de que me conozcas.

  1. Yo no voy a entender tu lenguaje o frases religiosas, así que date cuenta de eso antes de que hablemos.  Yo no entiendo eso de “caerse en el espíritu, Dios se está moviendo dentro de mí, cubrirse con la sangre, necesito morir a mí mismo, solo debes estar en la Palabra, lo que necesitas es vida nueva”, etc.  Si tenemos una conversación llena de lenguaje religioso, probablemente no entienda la mitad de lo que dices….y probablemente piense que estás algo loco.
  2. Cuándo me preguntes como estoy, quiero que sepas que no confío en ti.  Probablemente te mienta y te diga que estoy bien.  No es que no quiera decirte; realmente tengo dolor en mi corazón pero no sé si confiar en ti.  ¿Por qué no me cuentas tu historia primero?  Si me caes bien y percibo que no estás tratando de capturar mi alma o algo así, te contaré la mía.
  3. Soy malhablado y puedo estar amargado y enojado sobre ciertos temas.  Si siento que te crees algo más de lo que eres, estoy fuera.  Si sólo estás esperando a que sea tu turno de hablar, en lugar de verdaderamente escucharme, no voy a estar interesado.  No esperes que sea igual a ti.
  4. No me presentes a todo el mundo que conoces. Entiendo que me presentes a un par de personas, pero por favor…no armes una fila de gente para que me salude.  Solo vine a ver qué tal estaba la cosa, necesito mi espacio.
  5. Estaré buscando interés genuino en mi. No quiero sentirme como tu proyecto de salvación personal o ser un punto más en tu marcador de “salvados por mí”. Si este tal Jesús es quien dices que es, entonces estoy esperando verlo a Él en ti.  ¿Así es como funciona, cierto?
  6.  Voy a tener preguntas. Necesito la verdad, no tus preferencias o tu religión, así que, ¿podrías limitarte a lo que dice la Biblia?
  7. Necesito sentirme bienvenido. ¿Cuánto tiempo debe pasar para que no me sienta bienvenido?  Me explico…he estado en otras iglesias y pareciera que me estaban empujando a que me decidiera o algo¿Cuánto tiempo va a pasar para que me hagas sentir así?

Gracias por escucharme.  Estoy casi seguro que llego el domingo.  Pero puede ser que no.

(traducido del artículo original en The Resurgence, por Thomas Weaver)

¡Amamos a Jesús! pero….¿realmente queremos ser como Él?


1 Juan 2

Cristo, nuestro abogado

1 Hijitos míos, les escribo estas cosas para que no pequen. Si alguno ha pecado, tenemos un abogado ante el Padre, a Jesucristo el justo. 2 Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo. 3 Con esto podemos saber que lo conocemos: si obedecemos sus mandamientos. 4 El que dice: «Yo lo conozco», y no obedece sus mandamientos, es un mentiroso, y no hay verdad en él. 5 El amor de Dios se ha perfeccionado verdaderamente en el que obedece su palabra, y por esto sabemos que estamos en él. 6 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.

¡Ya estuvo!


16 Sabemos que el hombre no es justificado por las obras de la ley sino por la fe de Jesucristo, y también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, ya que por las obras de la ley nadie será justificado. 17 Y si al buscar ser justificados en Cristo, también nosotros somos hallados pecadores, ¿será por eso Cristo ministro de pecado? ¡De ninguna manera! 18 Porque si las mismas cosas que destruí, las vuelvo a edificar, me hago transgresor. 19 Porque yo, por la ley, soy muerto para la ley, a fin de vivir para Dios. 20 Pero con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. 21 No desecho la gracia de Dios; pues si la justicia dependiera de la ley, entonces por demás habría muerto Cristo.

(Gálatas 2:16-21)

¡Cuánto nos ama!


Romanos 5

Resultados de la justificación

1 Así, pues, justificados por la fe tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo, 2 por quien tenemos también, por la fe, acceso a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos regocijamos en la esperanza de la gloria de Dios. 3 Y no sólo esto, sino que también nos regocijamos en los sufrimientos, porque sabemos que los sufrimientos producen resistencia, 4 la resistencia produce un carácter aprobado, y el carácter aprobado produce esperanza. 5 Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado.

 6 Porque a su debido tiempo, cuando aún éramos débiles, Cristo murió por los pecadores. 7 Es difícil que alguien muera por un justo, aunque tal vez haya quien se atreva a morir por una persona buena. 8 Pero Dios muestra su amor por nosotros en que, cuando aún éramos pecadores, Cristo murió por nosotros. 9 Con mucha más razón, ahora que ya hemos sido justificados en su sangre, seremos salvados del castigo por medio de él. 10 Porque, si cuando éramos enemigos de Dios fuimos reconciliados con él mediante la muerte de su Hijo, mucho más ahora, que estamos reconciliados, seremos salvados por su vida. 11 Y no sólo esto, sino que también nos regocijamos en Dios por nuestro Señor Jesucristo, por quien ahora hemos recibido la reconciliación.

Esta es la base de la adoración.  Esto es lo que nos debe mover a doblar nuestras rodillas y alzar nuestras manos a Él.  No necesitamos más….esto es SUFICIENTE….

¿Reír o llorar?


Hay noticias que definitivamente uno no sabe si reírse o llorar.  Hoy Prensa Libre me sorprendió con una de esas notas que definitivamente uno tiene que “ver para creer”  Dice la breve nota (original aquí):

El sitio web Eternal Earth Bound Pets, que ofrecía recoger las mascotas en las casas de quienes ese día “asciendieran al cielo”, tuvo 259 clientes que pagaron US$135 por el servicio.

Bart Centre, un ateo co fundador de la compañía, recordó que el contrato era rescatar y cuidar de los animales solo si sus dueños fueran llamados por Cristo para vivir eternamente a Su lado. “No teníamos previsto hacer nada si no pasaba nada (la Segunda Venida) el sábado”, dijo.

La compañía estaba totalmente reclutada por ateos, entre oficinistas y rescatistas que no temían quedar en la Tierra recogiendo animales luego del Adviento.

La secta aseguraba que el Fin llegaría aquel sábado, pero ahora han corregido la profecía para el 21 de octubre.

¿Qué piensan?