Halloween no me asusta….

El próximo jueves es el día de la gran histeria paranoica evangélica en Guatemala.  Se viene el 31 de octubre, Halloween. ¡Uy que miedo! Sí…mañana pareciera ser que en la mente de muchos evangélicos, las temibles fuerzas del mal toman control del universo y nos obligan a escondernos en nuestras casas…..no vaya a ser nos cache algún disfrazado de demonio (o alguien “de moño”) y nos haga algo….nos eche algún conjuro, nos espante algún espíritu chocarrero o peor aún…nos agarre saliendo con nuestro disfraz santificado a nuestra fiesta “alternativa” en la que haremos batalla contra todos los que se disfrazan de brujas, fantasmas, dráculas y Winnie Pooh.

Y así empieza la triste historia anti-misional.  Nos entra la paranoia, se nos olvida la victoria que ya obtuvimos en la Cruz por obra y gracia de Dios a través de Jesús en el poder del Espíritu Santo, y claudicamos ante un enemigo vencido que lo más que hace es asustarnos, literalmente, con el petate del muerto.  Y mientras tanto….incontables números de personas continúan celebrando en ignorancia y desesperanza la muerte, el mal y la oscuridad…o en el peor de los casos, se esconden detrás de máscaras para justificar el pecado con el que buscan llenar el vacío que sólo Jesús puede llenar.

¿Por qué nos escondemos? ¿Por qué no aprovechamos la oportunidad de salir a las calles a anunciar la esperanza en el Evangelio? Si esta es una celebración de la muerte, entonces mostremos que a través de la muerte y resurrección de Jesús, nuestra esperanza no está puesta en la posibilidad de regresar a espantar a los vivos, de regresar cuál zombies de Thriller o incluso de disfrutar de una absurda ilusión de infierno parrandero…..nuestra esperanza después de la muerte está en la Vida, en la Vida Eterna que tenemos en Jesús…nada más real y seguro que eso.

¡Hagámosle frente al enemigo amando a nuestros amigos, vecinos y conocidos que celebran Halloween! Dejemos de un lado nuestros complejos de superioridad moral y espiritual, y salgamos al frente guiados por el Espíritu Santo a cumplir con el ministerio de la reconciliación que nos fue encomendado.  Dejemos de hacer vigilias encerrados en nuestras iglesias.  Empecemos a actuar sobre lo que ya hemos orado 50,000 veces y salgamos a servir, a predicar, a amar y a llevar esperanza a tantas almas que lo necesitan.  Dios va delante de nosotros, Su Espíritu nos guía y Su Sangre nos ha limpiado de lo que de verdad nos aparta de Dios…el pecado.

¿Les parece si dejamos las ridiculeces evangélicas y nos proponemos a actuar, con la ayuda de Dios, como cristianos en Halloween? ¡Adelante! Tenemos la ventaja segura que ya la victoria fue ganada por El….¿quién dijo miedo?

Este artículo puede ayudarnos a articular mejor nuestro pensamiento y actitud hacia Halloween.

Anuncios

5 comments

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya
  2. Pingback: ¿Halloween en Guatemala? « Diego…. Mis ocurrencias…
  3. parrandas guatemala · noviembre 5, 2010

    Que buen post, creo que lo importante es respetar a las personas y no criticar ni juzgar como celebra cada persona, siempre teniendo cuidado de hacer lo correcto pero es una tradicion muy importante en todo el mundo

    Me gusta

  4. Pingback: Halloween Reformado #1: Sola Scriptura | Discusión Inteligente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s