Honrando bien al Espíritu Santo

Si hay una parte difícil de entender, explicar y llevar a la vida del cristianismo es la doctrina de la Trinidad.  Un Dios, tres personas, distintas, co-eternas, co-existentes.  Dios es Padre, Dios es Hijo y Dios es Espíritu Santo, cada uno completamente Dios, cada uno una persona, los 3 un sólo Dios.  Santo Tomás de Aquino admitió en una ocasión que intentar entender esta doctrina puede llevarlo a uno a la locura.  Sin embargo, la doctrina de la Trinidad es verdad, es bíblica y es hermosa.  ¡Qué Dios más increíble tenemos!

Dentro de la doctrina de la Trinidad, quizás la más complicada de estudiar sea la que los teólogos le llaman “Pneumatología” o la doctrina del Espíritu Santo.  Además de ser de las más complicadas, probablemente ha sido la más manoseada y maltratada, cometiendo abusos que van desde la postura cesasionista (que niega la actividad del Espíritu Santo en nuestros días), hasta el extremo del abuso de los “charismas” (dones) y/o “manifestaciones” del Espíritu Santo reduciéndolas a fines en sí mismo y pruebas de “la unción” sobre las personas.Entender bien, o esforzarnos por entender bien la doctrina del Espíritu Santo, es clave para la vida cristiana.  Si hemos de honrarle bien, como Dios, necesitamos conocerle bien, conocer sus atributos, lo que hace por nosotros y para nosotros.  Debemos honrarle como Dios, no como genio de la lámpara mágica.  Debemos respetarle como Dios y no atribuirnos con arrogancia la facultad de “llamarlo” o “darle la bienvenida” como si fuesemos gurús que lo llaman cuándo quieren a Alguien que como Dios, es Omnipresente.  Debemos reconocer Su maravillosa obra regeneradora en cada creyente, honrar la forma en que sella nuestras vidas al momento de la conversión y buscar contínuamente Su guía…Su guía al arrepentimiento a través de convencernos del pecado en nuestras vidas, Su guía hacia toda la Verdad, Su guía al empoderarnos por Gracia hacia ser transformados a la imagen de Jesús, Su guía al permitirnos el privilegio de ser usados para manifestar Su Poder y Su guía hacia una verdadera y genuina adoración a Dios.

Me preocupa cuándo un libro que busca honrar al Espíritu Santo separa o busca separar al lector de una sólida doctrina y teología bíblica, una experiencia real de comunidad cristiana dentro de la Iglesia y reduce la comprensión del Espíritu Santo a anécdotas personales:

El autor basa el contenido de este libro en su experiencia personal. A partir de ella, imparte una profunda enseñanza sobre el poder del Espíritu Santo y cómo obra en la vida de las personas. No existe ninguna otra publicación impresa que relate su experiencia con la unción y la forma que ésta le hizo crecer como persona, pastor y líder de una congregación de más de veinte mil miembros en Guatemala. La obra fue escrita con una estructura y lenguaje amigables que le hacen accesible a todo lector que desee conocer al Espíritu Santo y su unción, sin importar su denominación religiosa, su nivel teológico o compromiso con la iglesia.

¡Honremos bien al Espíritu Santo! Fortalezcamos nuestro conocimiento de la Palabra, guiados por El.  Valoremos cuándo nos convence de pecado y corramos hacia la Verdad que es Jesús.  Nuestra experiencia cristiana debe ser siempre Trinitaria, y eso exige bien que conozcamos, honremos y adoremos a Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo con todo nuestro ser: espíritu, alma y cuerpo….y eso incluye nuestra mente, y debe incluir siempre nuestra experiencia corporativa dentro de la iglesia y una base muchísimo más profunda que nuestras anécdotas personales (aunque válidas y útiles para el testimonio), la Palabra de Dios.  No somos islas….la idea de comunidad es un reflejo de la Comunidad Perfecta: La Trinidad.

Anuncios

7 comments

  1. Oscar · julio 8, 2010

    Realmente no he leído (o no me he tomado el tiempo para hacerlo) éste libro o en qué está basado su contenido, sin embargo, lo que si sé es que muchas personas con o sin intención cometen un error MUY GRANDE, ven los testimonios como principios; Qué significa esto? pues que si en la Biblia habla de que Jesús sanó a un ciego, escupiendo en el suelo y haciendo lodo… lo toman como un principio y empiezan a crear la “teologia del lodo” y hasta con base biblica!.

    Como Cristianos creo que es URGENTE que la gente entienda que como mencionaste en el post, el Espíritu Santo es OMNIPRESENTE, y yo, personalmente creo que no necesito (muchos creen que es falta de “humilad”) de que un hombre usado por Dios tenga que hacer x o y cosas para que yo sea lleno del Espíritu o tocado por El, creo que si mi corazón sincero, quebrantado, arrepentido, agradecido, etc etc búsca con sinceridad y anhelo como un venado busca el agua para saciarse, voy a tener esa respuesta, que dependiendo de MI personalidad puedo reaccionar de muchas formas: Llorando, Brincando, Riendo, no sé! Tampoco creo que yo debo o debemos de enmarcar al Espíritu Santo al momento de que El se manifieste, pero si creo que muchas veces los Cristianos nos hemos vuelto dependientes de alguien o de algo para poder “sentir” y “ver” el poder que puede ser desatado con “tan solo” una oración SINCERA y una actitud HUMILDE.

    Me gusta

    • mariamargaritamartinezhall · julio 16, 2010

      Yo pienso que El mover del Espiritu Santo en las Iglesias tiene que ver con nuestra generacion. Es un vino Nuevo o un Odre Nuevo, una nueva Uncion. En el pasado no habian iglesias Evangelicas en Guatemala, solamente catolicos y tradiciones como Mashimon. Luego vinieron los Carismaticos y de alli las iglesias Evangelicas. Es un Nuevo Mover del Espiritu Santo por asi llamarlo. Creo en ti Señor Jesus…y en tu sanidad Divina. Creo que nuestra generacion viene asi, pero la generacion que viene face diferentes dificultades, se oye el rumor de la venida de Cristo, las guerras nucleares o que vamos a estar para la venida de Jesucristo. Se predisponen alrededor de 65 años mas en esta tierra, rumores de su venida y la Restauracion del Templo de Jerusalen……

      Me gusta

  2. Majo · julio 9, 2010

    excelente Juan. Como siempre es importante regresar a la Palabra. Y estar orando constantemente para que siempre caminemos, vivamos, prediquemos, creamos conforme a lo que en ella se nos enseña. Que responsabilidad tan grande eso de tener acceso a las masas!

    Me gusta

  3. Michelle Flores · julio 14, 2010

    De qué libro están hablando?

    Me gusta

  4. Pingback: Nueva Casa de Dios: Una Exhortación | Discusión Inteligente
    • Reinado Teran · julio 6

      Porque se pierde tanto tiempo en cuestionar a los ministros de Dios por la liturgia que practica y no se unen en mutuo acuerdo para orar por la salvación de las almas y así se honra mucho mejor al Espíritu Santo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s