Mayordomía (6): Finanzas


Llegamos a la parte final de nuestro estudio en 6 partes acerca de la Mayordomía Bíblica.  Esta última entrega está dedicada al estudio de la mayordomía bíblica acerca de nuestras finanzas y riqueza material.  Para muchos, la discusión de mayordomía debería haberse limitado a esta parte, porque en nuestro círculo cristiano, casi siempre asociamos el término de mayordomía a la parte financiera.  Sin embargo, cómo hemos visto, antes de hablar de finanzas y riqueza material, es esencial que entendamos el alcance tan ancho y profundo que tiene el concepto de mayordomía, para que cuándo discutamos lo obvio, lo hagamos conociendo y viviendo ya los aspectos más profundos de esta idea que abarca toda nuestra vida, porque toda nuestra vida es propiedad de Dios.

Al hablar de la mayordomía de nuestras finanzas y nuestra riqueza material, debemos considerar los siguientes aspectos:

  1. ¿Cuál es la fuente de estos recursos?
  2. ¿Cómo generamos nuestra riqueza?
  3. ¿Con qué fin generamos nuestra riqueza?
  4. ¿Cómo usamos nuestra riqueza? Read More
Anuncios

Mayordomía (5): Las Instituciones


“El que no provee para los suyos, y sobre todo para los de su propia casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo.” (1 Timoteo 5:8  NVI) La mayordomía empieza en casa y es aquí en dónde comenzamos nuestra discusión sobre la mayordomía de las instituciones sociales.

Hablar de “instituciones sociales” puede hacernos pensar inmediatamente en grandes edificios o en dependencias del Estado.  Cuándo hablamos de “institucionalidad” generalmente nos referimos a eso, a mantener bien las instituciones que conforman el Estado.  En este artículo, veremos que las instituciones son algo muchísimo más profundo que esto.  Las instituciones son un don de Dios que recibimos a través de la capacidad que El nos da de organizarnos de manera voluntaria con el fin de cooperar y desarrollar la sociedad de acuerdo a los mandatos que nos ha dado de “multiplicarnos” y también de “sojuzgar” la Tierra.  Las instituciones son entonces algo profundamente humano, y la primera y más fundamental de ellas es la institución de la familia, que se sustenta en el matrimonio. Read More

Mayordomía (4): Nuestro Prójimo


Ayudar al prójimo, al pobre, al necesitado y al menesteroso son ideas sumamente complicadas para nuestra cultura de desconfianza.  Pensar en asumir la responsabilidad personal de levantar al necesitado es una carga que nuestra cultura evangélica orientada al éxito personal y la búsqueda de liderazgo no siempre está dispuesta a llevar.  Sin embargo, nuestra discusión acerca de la mayordomía cristiana nos debe llevar a este punto y a retar nuestros paradigmas de lo que significa verdaderamente amar al prójimo y servirle. Read More