La Necedad de la Reforma Tributaria

Alvaro ColomLa reforma fiscal que impulsa el presidente Álvaro Colom contempla crear un tributo para el uso del teléfono celular, y que a la vez incrementaría el impuesto sobre la Renta (ISR) y el de Solidaridad (ISO). (Prensa Libre online 23-11-09)

Retrocedamos unos cuántos siglos en la historia…..

“Esto es lo que hará el rey que va a ejercer el poder sobre ustedes: Les quitará a sus hijos para que se hagan cargo de los carros militares y de la cabalería,  y para que le abran paso al carro real.  Los hará comandantes y capitanes, y los pondrá a labrar y a cosechar, y a fabricar armamentos y petrechos.  También les quitará a sus hijas para emplearlas como perfumistas, cocineras y panaderas.  Se apoderará de sus mejores campos, viñedos y olivares, y se los dará a sus ministros, y a ustedes les exigirá una décima parte de sus cosechas y vendimias para entregársela a sus funcionarios y ministros.  Además, les quitará sus criados y criadas, y sus mejores bueyes y asnos, de manera que trabajen para él.  Les exigirá una décima parte de sus rebaños, y sutedes mismos le servirán como esclavos.  Cuando llegue aquel día, clamarán por causa del rey que hayan escogido, pero el Señor no les responderá.” (1 Samuel 8:11-18 NVI)

Sin caer en excesivas y/o abusivas interpretaciones del texto, pareciera ser que el mismo problema al que se metieron los israelitas al exigir tener un rey sobre ellos, es el mismo que hoy nos aqueja en Guatemala, y en todo el continente americano.  Queríamos rey….escogimos rey, y el precio es este….la abusiva imposición de impuestos que matan todo nuestro esfuerzo y trabajo y lo trasladan a gobernantes y reyes que lo único que hacen con ellos es engrandecer su propio nombre y sus propias aspiraciones electoreras.  Esta es y seguirá siendo la historia de quienes buscan Mesías, Reyes y Supermanes en políticos y hombres caídos, como cada uno de nosotros.

Al Presidente Colom se le antoja castigarnos por trabajar.  Es así de sencillo, “el que gane más, que pague más” han sido sus palabras al referirse a la Reforma Tributaria que quiere que se apruebe.  Esto es algo así como que me castiguen en la U por sacar buenas notas quitándome puntos para dárselos a quienes por cualquier circunstancia, no les haya ido bien en clase.   Castigar más el buen trabajo, en lugar de ver cómo todos podemos proporcionalmente contribuir por partes iguales al financiamiento del Estado y sus actividades legítimas (protección de la vida, libertad y propiedad de las personas), lo único que ocasionará es reducir la recaudación de recursos que ya de entradita, sabemos que están siendo mal asignados y mal utilizados.  Imagínense….estamos pagando más de Q.44 millones en intereses por fondos que el estado tiene y NO HA EJECUTADO….¿cómo así? ¡Hagamos las cosas en serio por favor!

Ahora, ¿dónde están las propuestas integrales para reformar esto?  Por un lado, el sector empresarial no quiere impuestos, pero quiere seguir haciendo negocios por el gobierno y/o viendo cómo no los cacha la SAT.  La Iglesia Católica está peleando la buena batalla por el tema de la educación sexual, la Alianza Evangélica vive en perpetua esquizofrenia entre que predica el Evangelio de ProReforma y por el otro lado, le da su espaldarazo de apoyo al proyecto estatal de educación sexual (a tratar en otro post) y el “sector social” no sabe ni qué hacer porque por un lado, su agenda populista de izquierda exige impuestos, pero por el otro, la crisis económica parece haberlos hecho entrar en razón y también se oponen.  Para mientras, el sector informal crece y ser fortalece, el crimen organizado siguen haciendo de las suyas con el contrabando y demás negocios que no pagan impuestos, las iglesias evangélicas siguen haciendo sus eventos pidiendo ofrendas y no cobrando entradas, también para no pagar impuestos y ustedes y yo, pues a aguantarnos con productos y servicios más caros…..todo para ver si la palomita blanca sobre fondo verde vuelve a alzarse sobre el Guacamolón.

¿Cómo le entramos a esto? ¿Qué tal si nos unimos y nos atrevemos a vivir en libertad y dignidad?

3 comments

  1. Edgardo · noviembre 23, 2009

    Palomita blanca!!!!!!!!!!, buitre con forma humana. Transparencia en el gasto antes!!!! Apenas si pueden hacer buen uso de los recursos actuales ademas la inflacion que vivimos es culpa de EL , para financear atraves de un incremento en el iva por importaciones. A pero todo eso mas caro no lo ve El. Claro pico de buitre ojos de topo…..

    Me gusta

  2. Carlos Medrano · diciembre 27, 2009

    1 Timoteo 2:2, Proverbios 11:11, Tito 3:1, 1 Pedro 2:17

    Me da curiosidad como pueden haber personas que usan la palabra cristiano para escudarse en todo y no me refiero al autor de la nota, la curiosidad me da al ver que las mismas personas que son parte de grupos que piden renuncias son al mismo tiempo miembros de grupos que segun se entiende integran los que se dicen llamar iglesias. En ninguna parte de la biblia hasta donde mi ignorancia me ha permitido saber habla de criticar a nuestras autoridades. Por otro lado segun lei (revista selecciones enero 2001), en otras partes del mundo se forman grupos que se dedican a orar por autoridades individualmente hablando, no como religiosamente acostumbramos a pedir por el monton, y me llamo la atencion el comentario de una de esas autoridades que era policia, el cual expresaba su agradecimiento porque sentia que habian momentos en donde la situacion era tan extrema que no habia tiempo de ponerse a orar y que era reconfortante saber que alguien lo hacia por ellos. No estamos ni siquiera cerca de comparar a los gobernantes de la epoca en que se escribieron esas recomendaciones, talvez los de ahora parecerian mansas palomitas, entonces porque nos costara tanto entender que no estamos para criticar, deberiamos aprender a callar, no podemos decir que haya una diferencia entre los que seguimos la verdad y los que no si nos comportamos tal cual ellos lo hacen y a hasta agregamos la hipocrecia.

    Podriamos empezar por ponerle un nombre y un apellido a esa autoridad y entonces mirariamos los cambios.

    Opinión lahora.com.gt
    Viernes, 18 de Diciembre de 2009

    EDITORIAL
    Por defender al honrado

    Ayer fue un día trágico para las fuerzas de seguridad, puesto que tres agentes de la Policía Nacional Civil fueron muertos cuando se enfrentaron con los ladrones que habían robado un camión cisterna, y un agente de la Policía Municipal de la ciudad de Guatemala perdió la vida cuando trató de impedir que asaltantes de los que se conducen en motocicletas perpetraran un atraco. Cuatro ciudadanos guatemaltecos muertos en el cumplimiento de un deber que no es común entre nuestras fuerzas del orden porque está visto que no todos los agentes están identificados con la misión de proteger a la ciudadanía, lo que hace más importante y destacada esta tragedia.

    Cuatro hogares en Guatemala que han de sufrir en la Navidad la ausencia del jefe de familia, del padre, esposo, hijo o hermano que murió en esta insensata vorágine de violencia que estamos sufriendo los habitantes de este país. Siempre hemos pensado que cuando ocurre un hecho como éste, es decir cuando un agente del orden muere cumpliendo con su deber de proteger al ciudadano honrado y enfrentando a los delincuentes, la sociedad tiene que reaccionar y mostrar por lo menos su solidaridad con los deudos de aquellos representantes de la autoridad que rompen con el patrón de la indiferencia y se enfrentan a los maleantes con el riesgo de su propia vida.

    Pero lamentablemente nos hemos endurecido tanto que la muerte apenas si nos inmuta cuando no nos afecta de manera cercana y directa. Es tanta la cantidad de noticias que recibimos por la prensa, la radio o la televisión sobre hechos de sangre en los que alguien pierde la vida, que terminamos oyéndolas como quien oye llover, es decir, asumiendo la muerte como parte del macabro paisaje de nuestra patria.

    Y no reparamos en la acción valiente de agentes que en condiciones de inferioridad se enfrentan a los maleantes para cumplir con su deber, un deber que evidentemente no es asumido igual por todos sus compañeros, lo que convierte a las víctimas en verdaderos héroes que debieran ser ejemplo.

    En otros países cuando un agente de la autoridad muere en el cumplimiento de su deber se producen verdaderas expresiones colectivas de pesar y de agradecimiento a quienes ofrendan su vida por proteger la de los particulares. En Guatemala no existe esa actitud porque en general la muerte no es una cuestión del otro mundo más que cuando ocurre en el entorno muy cercano y eso es terrible porque no sólo no valoramos la vida, sino que tampoco los gestos valientes y heroicos de quienes se sacrifican por nuestra seguridad.

    Me gusta

  3. Carlos Medrano · diciembre 27, 2009

    Mateo 7:24

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s