2 años


Untitled-1


(Video del Primer Aniversario)
Hace 2 años, el domingo 21 de octubre de 2007, arrancó oficialmente Casa de Libertad.  Digo oficialmente porque meses antes (desde junio aproximadamente), la iglesia empezó a formarse en reuniones en casa los domingos.  Algunas en casa de la familia Eggenberger Flores, y otras en casa de los Callejas Aquino.  Lo que nació en un Café Barista como conversación de 3 amigos preocupados por la situación de la Iglesia en Guatemala y en respuesta a un claro llamado de Dios, es hoy una obra dedicada 100% a la Gloria de Su Nombre y al servicio de las personas que buscan reintegrarse a la Iglesia, pero más importante, restaurar su relación con Dios y ver sus vidas transformadas por el poder del Evangelio. Read More

Casa de Libertad…recordando el inicio


Reproduzco aquí la columna de Prensa Libre que escribió mi papá el 25 de octubre de 2007, acerca del comienzo de Casa de Libertad.

Logograma CDL

Hago un paréntesis en mi serie de entregas que han versado sobre el voto nulo y la filosofía de la no violencia, para dedicar este espacio a una singular experiencia en las nuevas y grandes expresiones de cambio que el siglo XXI viene planteando en todas las esferas de la vida y sobre las cuales necesitamos reflexión que permita ver con esperanza renovada el futuro.

El domingo 21 de octubre fui invitado a la apertura oficial de Casa de Libertad, un lugar, templo le quieren llamar algunos, donde un grupo de hombres y mujeres jóvenes, matrimonios y jóvenes adultos, decidieron establecer un espacio en donde se reflexione, alabe, adore y siga al Señor Jesucristo, de quien -lo he afirmado- soy creyente y seguidor.

Pero ¿para que más templos o lugares de adoración y oración, si ya existen miles en todo el país? ¿Para qué, si aun con el crecimiento de cristianos se profundizan la pobreza, injusticia y evidente falta de solidaridad? Bueno, me respondí, algo nuevo debe haber y, como dice la palabra de Dios, sus caminos no son nuestros caminos, así como nuestra justicia es como trapos de inmundicia.

Conversando sobre la visión y misión de Casa de Libertad, entendí que en el marketizado mundo de la religión, vientos nuevos soplan para rescatar conceptos básicos que en el afán religioso se pierden y trivializan. Libertad responsable, unidad en la diversidad, centralidad en Jesucristo y no en los hombres, familia como Dios manda, servicio a la comunidad y aceptación de la imperfección humana, son conceptos que cobrarán relevancia en Casa de Libertad.

En esta columna, he dedicado espacios para reflexionar en torno de la contrapartida del ideal libertario que el mismo Jesucristo establece y que personalmente identifico como responsabilidad. Nuestra libertad crece en la medida en que nuestra capacidad para asumir y cumplir con nuestra responsabilidad crece. Entender esto, trasmitir esta realidad, es uno de los derroteros que este grupo de hombres y mujeres se ha puesto.

Un servidor espera haber escrito bastante sobre el valor que la idea de familia tiene para el presente y futuro de nuestra nación. Reconozco y valoro que este grupo de hombres y mujeres jóvenes tomen esta antigua idea, para muchos retrógrada y hasta objeto de profundos ataques, la hagan suya para darnos la oportunidad de considerar que más allá de las leyes del hombre, el fundamento de familia como Dios manda es la génesis de la existencia que, como especie, el hombre tiene sobre la tierra.

Un pensamiento renovado sobre la imperfección del hombre es otra novedad, puesto que guiados por el evangelio, en el que el mismo Jesucristo establece que su venida es para salvar al hombre o mujer perdidos, en Casa de Libertad se habla con claridad meridiana y libertad responsable de esta condición. Se da la bienvenida a hombres y mujeres imperfectos que estén dispuestos a compartir con otros hombres y mujeres que aspiren a superar cada día las limitaciones propias de su condición humana, apenas imagen y semejanza, pero nunca iguales a Él.

Gracias, gracias a Dios en primer lugar, y gracias y ánimo a Francisco Bendfelt y Carol, Juan Callejas Aquino y Annie; a Diego Arimany y Alejandra, Alejandro Mendoza y Cecilia; Álvaro Cifuentes y Jennifer; Alejandro Urrea, Pablo Gutiérrez y Emanuel Callejas Aquino, por su audacia para retarnos. Su esfuerzo y entrega ya tienen frutos, y la siembra de la sana palabra y acción a favor de los menos favorecidos tendrán enorme recompensa.

Mi respuesta de por qué sigo en desacuerdo con la Alianza Evangélica y su apoyo a ProReforma


Foto para CVEmpecemos por lo primero.  Mi nombre es Juan Francisco Callejas Aquino y soy el autor del tema que nos ocupa hoy y de la mayoría de los posts en este blog.  Doy la cara y soy responsable por mis comentarios.  Cualquier duda, me pueden escribir también directamente a locoscuerdas@hotmail.com .

Ok, con eso ya aclarado, procedo a definir las palabras con las que Guillermo Méndez me acusa:

1. Insidia:

(Del lat. insidĭa).

1. f. asechanza. U. m. en pl.

2. f. Palabras o acción que envuelven mala intención.

2. Resentimiento:.

1. m. Acción y efecto de resentirse.

resentirse.

1. prnl. Empezar a flaquear (‖ debilitarse).

2. prnl. Tener sentimiento, pesar o enojo por algo.

3. prnl. Sentir dolor o molestia en alguna parte del cuerpo, a causa de alguna enfermedad o dolencia pasada.

El Sr. Méndez me acusa de insidia y resentimiento porque no estoy de acuerdo con la forma y contenido en que la Alianza Evangélica de Guatemala presentó ante el Congreso su férrea y comprometida defensa del proyecto de ProReforma. Read More

Pecado y ProReforma: ¿En qué piensa la Alianza Evangélica de Guatemala?


El tópico de actualidad de septiembre 2009 del Centro de Estudios Económico Sociales (CEES) está dedicado a la “Presentación de Alianza Evangélica de Guatemala a la Comisión de Puntos Legislativos y Asuntos Constitucionales del Congreso”. Esta presentación está dedicada a la postura de la Alianza Evangélica sobre ProReforma. (El artículo completo lo pueden encontrar aquí y en la página de la Alianza Evangélica aquí.)

La Alianza Evangélica pretende en este documento no sólo atribuirse la representación y hablar en nombre de “15,000 iglesias, a unos 25,000 pastores y a un conglomerado que compone un 40% de la población de Guatemala”, sino que también a justificar de forma “teológica” su apoyo por el proyecto de ProReforma. Read More