Morir no es Fracasar: Una Celebración a la Vida

El último mes ha sido uno bastante agridulce. Tres personas, una de mi familia, la mamá de dos amigas que amamos mucho y el abuelito de mi mejor amiga del colegio murieron. Hablar de la muerte, de morir o reflexionar en el fuero interno sobre la propia mortalidad siempre es un ejercicio difícil. Sin embargo, cuándo nos topamos con la realidad de la muerte, poder reflexionar un poco acerca de este inevitable hecho en cada una de nuestras vidas es más que necesario….es fundamental para que podamos realinearnos no sólo con “las cosas importantes de la vida”, sino con Dios mismo, con Sus promesas, con la Esperanza y con nuestro propio lugar en este mundo. Quisiera en las siguientes líneas escribir un corto in memoriam de cada una de estas tres personas que hoy disfrutan ya del abrazo del Padre.

Mama Clemen:
Mama Clemen Bday 2009 Para quienes no la conocieron, Mama Clemen es mi abuelita, por parte de mamá. Su nombre completo es Clemencia González de Aquino, nacida hace 90 años en Quetzaltenango. Describir a Mama Clemen es hablar de energía, vitalidad, carácter y fuerza. Recordar a Mama Clemen es recordar cuándo nos quitaba los dientes con hilo, cuándo nos bajó a Rodrigo y a mi del balcón de la casa con toallas amarradas, cuándo se disfrazó de futbolista, cuándo me enseñó a pescar en el lago de Amatitlán, cuándo mataba gallinas en el garage de la casa para hacer caldo, del “chocolate diario”, de la “caja” cuándo nos mandaba una encomienda de LA y por supuesto, de los regaños. Mama Clemen fue siempre pura energía. Lúcida hasta dónde el Señor le permitió vida, pudimos ver cómo con humildad aceptó la deterioración natural de este cuerpo y se entregó tanto al Señor, como al cuidado de mi mamá. Mis hijas tuvieron el privilegio de ser su enfermera….ellas tuvieron el privilegio que pocos tienen de cuidar y amar a su bisabuelita, y Mama Clemen tuvo también la bendición de ser bisabuela. Una vida digna de celebrar y recordar…imperfecta como nuestras propias vidas, pero una vida que mereció la vejez, porque la vivió al máximo.

Luis Beltranena (Pin):

PIN Don Luis Beltranena, “Pin”, cómo le conocían mucho, es el ejemplo del patriarca. Académico, deportista, abogado exitoso….logró liderar a su familia para generar una descendecia honorable, entregada y trabajadora. El lado que conozco de su familia es de parte de otro hombre ejemplar, su hijo Luis, padre de tres maravillosas hijas, Elissa (a quién tengo el privilegio de tener como mejor amiga desde el colegio), Susana y Patty. Una familia ejemplar que sólo se construye a través del liderazgo de generaciones y en este caso don Luis, tuvo el privilegio de construirla y verla hasta la generación de sus bisnietos Johann y Annika.

Sonia de Valle (Chati):
Sonia Finalmente, doña Sonia, mamá de la Majo y la Wicha, dos de las mejores y más divertidas y genuinas amigas que cualquiera pudiera tener. Sonia entregó su vida física hoy miércoles 22 de julio al Señor, rodeada de la gente que la amaba no sólo a ella, sino a su esposo Domingo y a sus hijas. Una mujer de familia, jovial, energética, genuina y que no se complicaba la vida, Sonia inspiró a incontables parejas junto con su esposo “Mingo” a tener matrimonios sólidos fundamentados en la persona y obra de nuestro Señor Jesús.

Cómo vemos, fueron tres vidas que hicieron muchísimo más que nacer, crecer, reproducirse y morir. Fueron tres vidas que cada una a su manera, con sus imperfecciones, pero especialmente con sus virtudes, virtudes dadas por Dios a cada una, tocaron e impactaron incontables personas, vidas y familias. Fueron, las tres, vidas de ejemplo, de esfuerzo y de entrega. Por eso hoy celebramos sus vidas, porque las vivieron al máximo y las supieron entregar, a su tiempo, con humildad y dignidad. Que sus vidas nos inspiren a vivir las nuestras así, para que cuándo nos toque entregarla, lo hagamos como ellos lo hicieron, en paz, fe y confianza de que el abrazo del Padre es el máximo galardón que cualquiera pueda aspirar tener.

2 comments

  1. Patty Beltranena · julio 22, 2009

    Aunque el morir es parte de la vida, no deja de doler profundamente a los que nos quedamos aquí… pero nunca antes he sentido el abrazo del Padre Celestial como ahora, confrontada con la eternidad y esperando ansiosamente por ella. ¡¡¡LO AMO PIN!!! Mis condolencias a la familia Callejas Aquino y a la familia Valle, que Dios los bendiga y los llene de Su fortaleza.

    Me gusta

  2. Elissa Beltranena · julio 22, 2009

    La partida de un ser querido duele, y es un sentimiento raro, como si dejaramos de respirar por mucho tiempo y se nos durmieran las extremidades. Como si el corazon se saliera de nuestro pecho. El tener la certeza que sabemos a donde van, nos fortalece y nos consuela. Con esto en mente… no quisieramos siempre disminuir ese sentimiento de falta? Ese dolor? No tengamos miedo pues, de compartir el mensaje de salvacion a todos los que nos rodean y a todos los que amamos. Oremos por ellos diligentemente y hablemos. Puede que seamos ese ULTIMO Angel o mensajero que El Senior manda a compartir las buenas nuevas de salvacion. Espero en Dios que haya tenido la misericordia de llevarse a mi abuelo con El. Se, en lo profundo de mi corazon, que Pin acepto ese regalo de salvacion y que ahora goza de vida eterna con Nuestro Senior.
    Un fuerte abrazo para las familias Callejas y Valle. Que Dios los inunde de su paz y bendiga a todos los miembros de la familia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s