¡Ya entendí qué es lo que faltaba!


Aclaro mi posición antes de empezar. Estudié economía en la Universidad Francisco Marroquín, universidad conocida por su compromiso con las ideas de la libertad. Complementando eso, soy cristiano y siempre he entendido la valoración de las ideas de la libertad (y su aplicación en las diversas áreas de la vida) como las ideas más compatibles con mi fe. Incluso mi tesis de graduación, escrita en 1999, busca expresar en términos más próximos al lector cristiano, la importancia de conocer, entender, vivir y luchar por las ideas de la libertad. (Disponible aquí en PDF)

El contexto actual en el que todo el mundo ya dio por muerto el mal llamado “capitalismo” (dada la grave crisis económica y financiera global que ya todos conocemos) y en que instituciones como la Iglesia buscan retomar la credibilidad perdida luego de años de descuido el mensaje central del Evangelio, obliga a una seria reflexión sobre por qué es tan fácil para otros criticarnos y hacer de menos ideas que sabemos son correctas, y a reflexionar por qué se nos dificulta tanto articular de manera relevante, accesible y emocionante temas tan fundamentales como el Evangelio y la verdadera libertad que fluye de allí.
Read More

Morir no es Fracasar: Una Celebración a la Vida


El último mes ha sido uno bastante agridulce. Tres personas, una de mi familia, la mamá de dos amigas que amamos mucho y el abuelito de mi mejor amiga del colegio murieron. Hablar de la muerte, de morir o reflexionar en el fuero interno sobre la propia mortalidad siempre es un ejercicio difícil. Sin embargo, cuándo nos topamos con la realidad de la muerte, poder reflexionar un poco acerca de este inevitable hecho en cada una de nuestras vidas es más que necesario….es fundamental para que podamos realinearnos no sólo con “las cosas importantes de la vida”, sino con Dios mismo, con Sus promesas, con la Esperanza y con nuestro propio lugar en este mundo. Quisiera en las siguientes líneas escribir un corto in memoriam de cada una de estas tres personas que hoy disfrutan ya del abrazo del Padre.
Read More

“I am nothing…”



Es muy probable que muchos de ustedes conozcan ya la historia de Nick Vujicic. Es una historia sin duda inspiracional de determinación, esfuerzo, fuerza de voluntad y trascendencia. Nick va a estar en Guatemala proximamente, curiosamente patrocinado sólo por organizaciones “no cristianas”…(tal vez eso sea mejor y más gente vaya).
El problema es que estas historias lamentablemente pueden caer en nuestro corazón y mentes como simples cliche’s.
Pero no nos perdamos sólo en el tema de lo que él puede hacer aún sin tener brazos y piernas. Pongamos atención a la claridad del Evangelio, a la Supremacía de Cristo expresada a través de la vida de Nick, a la conciencia totalmente cautiva a Su Palabra. De esto se trata muchá….no de lo que podamos hacer, lograr, alcanzar, conquistar o ganar. Se trata de quién El es, lo que El hizo y la respuesta que damos en adoración a El por todo eso y más.

Teletón: Hay que vivirlo para entenderlo


¡Esto es ponerse en los zapatos del otro! Todos queremos estar del otro lado del milagro, sin saber muchas veces que atravesar una situación difícil, incluso estár dispuestos a sufrir como los que sufren, puede ser una maravillosa experiencia santificadora. El carácter cristiano se construye aquí, cuándo sólo podemos depender de la gracia, vivir en humilidad y aceptar que solos no podemos.

Experiencias como las que vemos en el video podrían ayudarnos a nosotros como Iglesia a verdaderamente ir a buscar a los necesitados, vivir misionalmente y transformar las vidas en el punto y lugar de la necesidad. Y recordemos a veces que el milagro más grande se produce cuándo aprendemos a amar a los demás a través de sufrir con ellos más que cuándo resolvemos el problema.

¿Seremos 1?…o 20,000…o 12,000….


El pasado 27 de junio, Prensa Libre publicó un artículo titulado: “Piden unirse y orar por la paz“. Aquí el Frente de Unidad Nacional en Cristo, organización conformada por 12,000 iglesias evangélicas del país, hacen un llamado a orar por la paz en Guatemala bajo el lema “Tomando Mi Nación” (un tema más militar que pacifista, pero bueno, ese no es el tema ahorita…).

¡Qué bueno que se estén organizando las iglesias! Mi pregunta es….¿cuántas organizaciones de iglesias hay? ¿Cuántas necesitamos? Por un lado, tenemos a la Alianza Evangélica que representa de acuerdo a sus números, unas 19,000 iglesias…el FUNC representa otras 12,000 (a menos que haya unas que también sean de la AEDEG), y también está el Consejo Apostólico que junta a 13 de las congregaciones más importantes del país. En fin…bastantes organizaciones, bastantes iglesias, bastantes objetivos.

Dado ese escenario, ¿es posible la unidad? ¿es posible unir esfuerzos? Son preguntas importantes en un tiempo en dónde Guatemala necesita ejemplos de que sí se puede trabajar en unidad, respetando la diversidad de los demás. En fin retos importantes porque el peligro del protagonismo, la lucha de intereses, egos y poderes está siempre presente y latente, especialmente en nuestras iglesias.

¡Pilas!