Consejos antiguos de cómo abordar la Biblia


Tomados de “La Imitación de Cristo” de Tomás de Kempis, Libro I, Capítulo 5.

Capítulo 5: DE LA LECCION DE LAS SANTAS ESCRITURAS

1. En las Santas Escrituras se debe buscar la verdad, no la elocuencia. Toda la Escritura. santa se debe leer con el espíritu que se hizo. Más debemos buscar el provecho en la Escritura que no la sutileza de palabras. De tan buena gana debemos leer los libros sencillos y devotos como los sublimes y profundos. No te mueva la autoridad del que escribe si es de pequeña o grande ciencia; mas convídete a leer el amor de la pura verdad. No mires quién lo ha dicho, mas atiende qué tal es lo que se dijo. Los hombres pasan; mas la verdad del Señor permanece para siempre (Salmo ll6, 2). 

2. De diversas maneras nos habla Dios sin acepción de personas. Nuestra curiosidad nos impide muchas veces el provecho que se saca en leer las escrituras, cuando queremos entender y escudriñar lo que llanamente se debía pasar. Si quieres aprovechar, lee con humildad fiel y sencillamente, y nunca desees nombre de letrado. Pregunta de buena voluntad y oye callado las palabras de los Santos; y no te desagraden las sentencias de los viejos, porque no las dice) sin causa. 

Anuncios

Negarse a ver el Bosque


El día de hoy, 12 de junio, el columnista Alejandro Balsells publicó una columna titulada “Teocracia del Siglo 21” en el diario Prensa Libre. En esta columna, Balsells se dedica a atacar el reciente foro “Yo Soy Samuel” convocado por un conglomerado de pastores e iglesias evangélicas y cuyo objetivo fue culminar una campaña que duró al menos 3 meses en la búsqueda de informar al pueblo cristiano evangélico acerca de las distintas propuestas políticas de cara a las elecciones.

Balsells se circunscribe a atacar el foro en mención y asume que, por la manera en que el foro encaró a los candidatos y planteó las preguntas, a los cristianos evangélicos no les importan temas como:

  • Las consecuencias del conflicto armado interno y la fragmentación social que de allí se deriva
  • La crisis de menores de edad embarazadas y la más amplia problemática del abuso sexual
  • La corrupción a todo nivel en el país
  • La controversial “educación sexual” dirigida desde el gobierno
  • Los supuestos “derechos humanos” reconocidos en otros países (eufemismo para temas relacionados con el “matrimonio” entre personas del mismo sexo, ideología de género, etc.)

Balsells ignora que el esfuerzo del foro #YoSoySamuel es un evento que cierra un esfuerzo de meses en donde se realizaron al menos 20 entrevistas a los distintos candidatos -de todas las tendencias- (vea el canal de YouTube aquí), además del esfuerzo semanal que por varios años lleva ya el programa Vamos Guate desde donde se abordan todos estos y más temas con variedad de expertos y personas involucradas en estos temas. Balsells decidió hacer caso omiso del bosque y de esa cuenta, pintar una caricatura denigrante de la manera en que los cristianos evangélicos en Guatemala buscan abordar estas temáticas.

El foro #YoSoySamuel es una expresión legítima dentro de una república democrática en donde las libertades individuales fundamentales de culto, religión, consciencia, expresión y pensamiento se respetan. ¿Hay cosas que se pueden mejorar del foro? ¡Por supuesto! Debe hacerse revisiones puntuales de la manera en que se comunicaron los mensajes clave, la manera de plantear preguntas, etc. Esto, sin embargo, no anula la validez del esfuerzo de buscar abordar a los candidatos desde perspectivas diferentes y que reflejan las preocupaciones genuinas de una gran parte de la población.

Hubo quienes, por ejemplo, se burlaban de preguntas como la que hicieron a los candidatos acerca de su núcleo familiar, pero ignoran lo que la Biblia dice acerca de como el liderazgo en la familia se refleja en el liderazgo de instituciones como la iglesia (algo que podría hacerse extensivo -bajo el claro entendido que cada institución tiene sus particularidades- hacia otras instituciones, incluyendo el gobierno):

“La siguiente declaración es digna de confianza: «Si alguno aspira a convertirse en líder de la iglesia, desea una posición honorable». Por esta razón un líder de la iglesia debe ser un hombre que lleve una vida intachable. Debe serle fiel a su esposa. Debe tener control propio, vivir sabiamente y tener una buena reputación. Con agrado debe recibir visitas y huéspedes en su casa y también debe tener la capacidad de enseñar. No debe emborracharse ni ser violento. Debe ser amable, no debe buscar pleitos ni amar el dinero. Debe dirigir bien a su propia familia, y que sus hijos lo respeten y lo obedezcan. Pues, si un hombre no puede dirigir a los de su propia casa, ¿cómo podrá cuidar de la iglesia de Dios?” (1 Timoteo 3:1-5, NTV)

Como cualquier foro y campaña pública, #YoSoySamuel debe estar sujeta a la crítica y escrutinio público, sin embargo, la crítica debe ser objetiva, informada y entendiendo el contexto y motivaciones de quienes la organizan y promueven. De eso se trata ver el bosque y no enfocarse en solamente en un árbol.

Gracias a Dios tuvimos foro más que nos permitió ver a los candidatos desde otra perspectiva. Fue, para muchos, evidente quienes fueron genuinos en sus respuestas y quienes intentaron quedar bien con el público y utilizar jerga que, a todas luces, les hacía ver incómodos. Al final, es una herramienta más para tomar una decisión de voto en libertad y responsabilidad. Esto siempre será bueno para todos.

El Futuro de la Iglesia: una reflexión


Hace 50 años, el joven profesor de teología, Joseph Ratzinger, escribió estas líneas, imaginando cómo debe ser la iglesia cristiana alrededor del mundo de cara al futuro y en medio de una coyuntura política, social y cultural muy distinta al ideal romántico de la cristiandad en occidente.

De esa época para acá, hemos visto como tanto la iglesia, como la cultura, han ido cambiando a paso acelerado. Casi 502 años después del evento que marcó el inicio de la Reforma Protestante, y en medio de una era post cristiana que se ensaña cada vez más contra la fe, la vida y la dignidad de la persona humana, el camino se torna difícil para los cristianos que buscan vivir de manera fiel y consistente con el regalo de salvación que han recibido en Jesús.

En Guatemala el caso es más complicado porque vivimos una época de aparente bonanzas para la iglesia. Seguimos creyendo que somos un país “cristiano y conservador”. Estamos aún alucinando bajo los efectos de un par de pseudo victorias políticas contra “la izquierda” y todo lo que representa, y vemos a los candidatos políticos responder con la cabeza agachada a las peticiones de cristianos -evangélicos y católicos- con tal de conquistar el mítico unicornio del “voto cristiano” o “voto conservador” en el país. Deslumbrados por las luces y ensordecidos por el fuerte sonido de los megatemplos, caminamos por nuestra sociedad atontados, creyendo que todo este “éxito” equivale a la bendición de Dios sobre nuestro país.

Ratzinger, en el texto que inspiró este artículo, nos invita a un camino diferente. Nos invita a tomar el camino de la iglesia peregrina, entregada al servicio y anclada no a su poder o influencia, sino a la esperanza del Evangelio. Ratzinger nos invita a soñar con ministros de vocación y a congregaciones dispuestas a darse a sí mismos en favor del prójimo para alumbrarlos con la luz del Evangelio. Ratzinger nos recuerda que el camino no es fácil, es sacrificado y es un camino que antes de entregar éxito, nos traerá sufrimiento redentor.

Jesús nos advirtió en Juan 13:35 que será el mundo quién nos identifique como genuinos seguidores de Jesús. Esta es la iglesia con la que somos invitados a soñar. A través de su naturaleza peregrina, no aferrada al éxito terrenal ni a las concepciones humanas de influencia, poder y liderazgo, esta iglesia del futuro será atractiva al mundo precisamente por su postura y caminar contra-cultural.

¿Nos atreveremos a soñar? ¿Estaremos dispuestos a renunciar al poder e influencia que humanamente hemos alcanzado para volcarnos nuevamente al Evangelio y al servicio uno a uno y cara a cara hacia nuestro prójimo? ¿Estaremos dispuestos a comenzar desde el principio?

Solo ten un poco más de fe


He decidido traducir este articulo por varias razones. La primera es que durante varias semanas he tratado con personas que están pasando por procesos difíciles y están esperando de manera desesperada que algo suceda. La segunda es por la necesidad de dar una respuesta a estas personas.

Sin más preámbulo, les dejo el articulo, espero que sea de bendición como lo fue conmigo.

La mala teología lastima

Porque Dios responde si algunas oraciones y no a otras? porque Dios milagrosamente sana a unas personas y a otras no ? Porque los desastres golpean una ciudad y a otras no?

He estado reflexionando sobre estas preguntas desde que el huracán Florence devastó gran parte del este de Carolina del Norte el año pasado. Vivo en el centro del estado y, contrariamente a las predicciones de los presentimientos, no nos vimos afectados. En respuesta, un amigo dijo: “Sé por qué nos ahorramos una catástrofe y la tormenta rodeó nuestra área y se dirigió hacia el sur. ¡Estaba orando para que Dios nos mantuviera a salvo y él contestó mis oraciones! ”

No tuve palabras

Sé que Dios responde  las oraciones. Y necesitamos orar. Dios nos dice que pidamos y nos será dado (Mateo 7: 7). Pero las palabras de mi amiga me hicieron preguntarme si pensaba que nadie en el este de Carolina estaba orando. Conozco personas cuyos medios de vida fueron destruidos en la tormenta. Todo lo que poseían se había destruido. Están a salvo pero no quedó nada material. Algunos de ellos le rogaron a Dios que perdonara su ciudad.

Unos viven. otros mueren

¿Qué somos como creyentes para creer que tenemos alguna injerencia en estos desastres naturales? ¿Podemos simplemente trazar líneas rectas entre nuestras peticiones y las respuestas de Dios? Hace años, escuché a un pastor hablar de como su cáncer había entrado en etapa de remisión. Cuando le dio a su congregación las buenas nuevas, varios comentaron: “Sabíamos que Dios lo sanaría. El tenia que. Mucha gente estaba orando por ti “.

Aunque el pastor estaba agradecido por las oraciones de los demás, también sabía que Dios no le debía la sanidad. Los creyentes fieles a lo largo de los siglos han orado fervientemente y, sin embargo, no han sido sanados. El apóstol Pablo no fue sanado para demostrar que el poder de Dios se podía perfeccionar en la debilidad de Pablo (2 Corintios 12: 9).

Y luego estaba mi propio hijo, Pablo, que murió de niño. Habíamos orado, ayunado y les pedimos a nuestros amigos que oraran por su sanidad. Varios años después de su muerte, conocimos a un hombre que dijo cuando se enteró de nuestra pérdida: “No lo tomen a mal, pero oramos por todos nuestros hijos antes de que nacieran. Y todos nacieron sanos ”. No teníamos palabras.

Porque Dios salvo a Pedro ?

Al considerar la pregunta de cuándo y por qué Dios decide rescatar, me acordé de Hechos 12 que comienza: Por ese tiempo, el rey Herodes Agripa comenzó a perseguir a algunos creyentes de la iglesia. Mandó matar a espada al apóstol Santiago (hermano de Juan). Cuando Herodes vio cuánto esto le agradó al pueblo judío, también arrestó a Pedro. (Eso sucedió durante la celebración de la Pascua). Después lo metió en la cárcel y lo puso bajo la vigilancia de cuatro escuadrones de cuatro soldados cada uno. Herodes tenía pensado llevar a Pedro a juicio público después de la Pascua. Pero, mientras Pedro estaba en la cárcel, la iglesia oraba fervientemente por él.

6 La noche antes de ser sometido a juicio, Pedro dormía sujetado con dos cadenas entre dos soldados. otros haciendo guardia junto a la puerta de la prisión. 7 De repente, una luz intensa ilumino la celda y un ángel del señor se puso frente a Pedro. El ángel lo golpeo en el costado para despertarlo y le dijo: “¡Rápido! Levántate”. Y las cadenas cayeron de sus muñecas. 8 Después, en ángel de le dijo: Vístete y ponte tus sandalias” Pedro hizo, y el ángel ordeno, “Ahora ponte el abrigo y sígueme” 9 Así que Pedro salio de la celda y siguió al ángel, pero todo el tiempo pensaba que era una visión; no se daba cuenta que en verdad eso estaba sucediendo.

Porque Dios permitió que Juan muriera y que Pedro viviera ?

Pedro, Santiago y Juan fueron los discípulos más cercanos a Jesús. Ellos fueron los que usualmente estuvieron a solas con Jesús, Sin embargo, sus vidas terrenales después de la resurrección de Cristo fueron marcadas. Juan fue el último de los discípulos en morir. Pedro fue rescatado de la prisión en Hechos 12, pero la historia de la iglesia registra que más tarde fue martirizado al ser crucificado boca abajo.

Santiago fue el primero de los discípulos en ser martirizado. La Biblia registra que Herodes mató a Jacobo sin detalles elaborados. Simplemente sabemos que Pedro se salvó, mientras que Santiago no. ¿Qué vamos a hacer con esto? ¿Amó Dios a Pedro más que a Santiago? ¿Fue la vida de Santiago menos importante? ¿Tuvo Santiago menos fe? ¿La gente no estaba orando por Santiago?

Nuestro Padre sabe mejor

Mirando el consejo más completo de la Biblia, está claro que Dios tiene planes que no entendemos. Sus caminos no son nuestros caminos (Isaías 55: 8–9). Debido a que creemos que la muerte es solo un pasaje a la vida eterna (2 Timoteo 1:10), uno por el que todos pasaremos, en última instancia, no importa cuando pasemos por ella. Dios cuenta nuestros días antes de que comiencen, y solo él determina cuándo moriremos (Salmo 139: 16)
Aunque a menudo no podemos entender los propósitos de Dios en esta vida, podemos estar seguros de que la vida de Santiago como discípulo y su muerte como mártir fueron intencionales. Todo lo que Dios hace tiene un propósito (Isaías 46:10). Debido a eso, podemos estar seguros de que en el momento de la muerte de Santiago, él había cumplido lo que Dios le había llamado a hacer (Filipenses 1: 6), mientras que la obra de Pedro en la tierra no estaba terminada (Filipenses 1: 24–25).
Vivir o morir, ser salvado o ser torturado, ser liberado en esta vida o en la siguiente no es un indicador del amor de Dios por nosotros o la medida de nuestra fe. Nada puede separarnos del amor de Dios, y nuestro futuro está determinado por lo que él sabe que es mejor para nosotros (Romanos 8:28, 35–38).

Pablo entendió bien este principio cuando dijo “Pues, para mí, vivir significa vivir para Cristo y morir es aún mejor. 22 Pero si vivo, puedo realizar más labor fructífera para Cristo. Así que realmente no sé qué es mejor. 23 Estoy dividido entre dos deseos: quisiera partir y estar con Cristo, lo cual sería mucho mejor para mí.  Salir de este mundo y estar con Cristo es mucho mejor porque la vida eterna es mucho mejor que la vida en la tierra. no importa lo que posea esta vida, eventual seremos delirantemente felices en el cielo donde Dios tiene toda la eternidad para regalarnos su bondad (efesios 2:7)

El sufrimiento no es un castigo

Aunque conozco estas verdades, a menudo me han desanimado que otras personas hayan sido rescatadas mientras yo sufría. Los defensores del evangelio de la prosperidad me han dicho que si hubiera orado con más fe, mi cuerpo se habría curado, mi hijo se habría salvado o mi matrimonio se habría restaurado. Todo dependía de mí. Si solo tuviera la o más fe, habría tenido un mejor resultado.

Sus palabras me han dejado lastimado y desilusionado, preguntándome qué estaba haciendo mal.

Pero esa teología no es el evangelio. La respuesta de Dios a nuestras oraciones no dependen de nuestra dignidad, sino que descansa en su gran misericordia (Daniel 9:18). Debido a que Cristo tomó nuestro castigo, Dios siempre está con nosotros (Romanos 8:31). Él quiere darnos todas las cosas. Cristo mismo está siempre intercediendo por nosotros (Romanos 8: 31–34)

Si estás en Cristo, Dios es completamente para ti. Tu sufrimiento no es un castigo. Tus luchas no son porque no hayas orado de la manera correcta, o porque no oraste lo suficiente, o porque tienes una fe débil o insuficientes intercesores. Es porque Dios está usando tu sufrimiento de maneras que quizás no entiendas ahora, pero un día lo harás. Un día verás cómo Dios usó tu aflicción para prepararte para un peso incomparable de gloria (2 Corintios 4:17). Este es el evangelio. Y vale para todos los que aman a Cristo.

Leer Articulo original aqui

La Responsabilidad de Elegir y Ser Electos


1455900210Estamos a escasos 4 días de que de inicio de manera oficial la campaña proselitista para elegir nuevas autoridades en Guatemala para el período que iniciará el 14 de enero de 2,020.

El proceso desde la convocatoria a elecciones hasta ahora que tenemos partidos terminando los procesos de proclamación de candidatos y presentación de documentos ante el Tribunal Supremo Electoral para quedar oficialmente inscritos, no ha sido fácil.  Al contrario, esta primera etapa se ha visto marcada por campaña negra, escándalo, la judicialización de la política, desacreditación entre candidatos y la polarización entre guatemaltecos de distintas formas de pensamiento que hoy, no pueden entablar un diálogo serio, sino únicamente ver quién grita más fuerte.

Uno de los grandes temas que enmarcan este proceso electoral es la discusión sobre “el derecho a elegir y ser electo”.  Este derecho está enmarcado y protegido en el artículo 136 de la Constitución Política de la República de Guatemala y se ha convertido en arma de batalla para diversos candidatos.

Lamentablemente, en Guatemala nos hemos ahogado en este lenguaje de derechos y nos hemos acostumbrado a solamente reclamar -y en algunos casos a inventar- derechos sin reflexionar las responsabilidades correspondientes a lo que exigimos.  Asumir responsabilidades es lo que nos hace verdaderamente libres y lo que le da sentido a una vida que busca ejercer en su plenitud los derechos que reclama.

¿Cuáles son las responsabilidades de estos derechos que reclamamos? A continuación, algunas sugerencias.

La Responsabilidad de Elegir:

  • El acto de elegir, es una acción libre y soberana de cada persona.  Votamos por quién nosotros queremos de acuerdo a nuestras convicciones personales, y restringidos por las opciones que se nos han presentado.
  • Es responsabilidad nuestra informarnos de las distintas opciones y también es un acto de buena ciudadanía asumir la responsabilidad de ayudar a quienes no tienen el acceso o la capacidad de acceder a conocer las propuestas.  
  • Somos responsables de no vender o ceder nuestro voto a terceros interesados.
  • El hecho de que elegimos en libertad, implica también que asumimos responsabilidad por la elección realizada.  Toda elección se realiza a priori y nunca podremos conocer las consecuencias exactas, sino a posteriorio sea, después de los hechos.  Sin embargo, somos nosotros los responsables de que las personas que están gobernando estén donde estén:
    • Si votamos por los ganadores, somos responsables de velar porque la confianza que depositamos en esas personas sea correspondida.
    • Si votamos en contra de los ganadores, hemos de velar porque las promesas realizadas en campaña -que son positivas para la mayoría de las personas se cumplan- y fiscalizar las acciones para ofrecer una oposición constructiva y propositiva.
  • Si el sistema electoral bajo el que estamos votando no nos parece, somos responsables de propiciar y catalizar los cambios al mismo a través de la fiscalización, la propuesta y la generación de espacios ciudadanos de generación de ideas y propuestas.

La Responsabilidad de ser Electos:

  • Al postularnos como candidatos a cualquier puesto de elección popular, somos responsables de revisar las motivaciones de nuestro corazón para tener certeza de que estamos haciendo las cosas con la intención correcta.
  • Somos responsables de asumir posturas claras en base a nuestras convicciones y ideologías particulares acerca de los temas prioritarios para el país y darlas a conocer sin ambigüedad.
  • Somos responsables de tener y conocer una postura ideológica que guíe nuestro pensamiento político y propuesta de campaña electoral.
  • Somos responsables de prepararnos antes de considerar una participación política:
    • Carrera profesional y vida individual (y familiar) que de testimonio de nuestra idoneidad moral para el cargo al que aspiramos.
    • Preparación técnica y académica en las disciplinas que necesita cualquier político para ser exitoso:
      • Economía
      • Derecho
      • Ciencia Política
      • Filosofía
      • Retórica
      • Diplomacia y Relaciones Internacionales
      • Ética
    • Preparación puntual para el cargo de elección al que se está postulando:
      • Constitución Política de la República
      • Leyes, códigos y reglamentos pertinentes al cargo
      • Legislación electoral
    • Conformación de antemano de equipo de apoyo y acompañamiento
  • Somos responsables de cumplir con el 100% de los requisitos necesarios para poder participar y postularnos a un cargo de elección popular
  • Somos responsables de la forma y fondo de nuestra campaña política:
    • Nunca prometer lo que no se puede cumplir
    • Nunca recurrir a campaña negra o al ataque a contrincantes u opositores
    • Cuidar el tono y forma del mensaje para que sea creativo, comprensible, pero a la vez, honesto y respetuoso
    • Hacer siempre accesible, por todos los medios legales posibles, nuestro mensaje de campaña, propuesta de trabajo y equipo de apoyo a la población para que estén plenamente enterados
    • Respetar a cabalidad el reglamento de competencia según la legislación que está vigente

En fin, no se trata solo de ir a votar o de pedir que voten por mí.  Se trata de ejercer ambos derechos con seriedad y con un verdadero sentido de responsabilidad.  

Va a ser muy difícil ver esto en este proceso electoral, pero no debemos claudicar y siempre trabajar para que pueda ser así en el futuro.

Adoptando una Perspectiva Cuaresmal


28911775001_6010437118001_6010436426001-vs
“Por eso dice el Señor:
«Vuélvanse a mí ahora, mientras haya tiempo;
entréguenme su corazón.
Acérquense con ayuno, llanto y luto.
No se desgarren la ropa en su dolor
sino desgarren sus corazones».
Regresen al Señor su Dios,
porque él es misericordioso y compasivo,
lento para enojarse y lleno de amor inagotable.
Está deseoso de desistir y no de castigar.
¿Quién sabe? Quizá les suspenda el castigo
y les envíe una bendición en vez de esta maldición.
Quizá puedan ofrendar grano y vino
al Señor su Dios, como lo hacían antes.” (Joel 2:12-14, NTV)
Hoy es miércoles de ceniza (6 de marzo, 2019) y empieza en el calendario litúrgico cristiano la temporada de cuaresma, temporada preparatoria para la observación de Semana Santa e, históricamente también, el período de 40 días durante los cuales los catecúmenos (nuevos cristianos) eran catequizados (instruídos en las doctrinas esenciales de la fe y vida cristiana) dentro de la iglesia y preparados para ser bautizados y recibidos como miembros de la familia el Domingo de Resurrección.
El día de hoy también, el “versículo del día” en la famosa aplicación YouVersionfue un fragmento de Joel 2:12.  Lamentablemente, al presentar este como el versículo del día, se omitió la última parte de ese versículo: “Acérquense con ayuno, llanto y luto.”  Leído en el contexto del capítulo 2 de Joel, el versículo crece en dimensión y profundiad:
  • Los versículos 1 al 11 detallan la destrucción y castigo que vendrá sobre los malos en el “día del Señor”.  El verso 11 detalla de manera espeluznante la voluntad de Dios en este día:
    “El Señor va a la cabeza de la columna;
    con un grito los guía.
    Este es su ejército poderoso
    y ellos siguen sus órdenes.
    El día del Señor es algo imponente y pavoroso.
    ¿Quién lo podrá sobrevivir?” (Joel 2:11, NTV)
  • Los versículos 15 al 17 nos llaman a todos al arrepentimiento y a la contrición de manera urgente y profunda.
  • Los versículos 18 al 27 nos revelan la misericordia de Dios al ver sus promesas de restauración a partir de la limpieza que, derivada de la destrucción y sufrimientoproduce el arrepentimiento.  Me recordó la respuesta al “¿hasta cuándo?” del profeta Isaías:
    “Entonces yo dije:
    —Señor, ¿cuánto tiempo durará esto?
    Y él contestó:
    —Hasta que sus ciudades queden vacías,
    sus casas queden desiertas
    y la tierra entera quede seca y baldía;
    hasta que el Señor haya mandado a todos lejos
    y toda la tierra de Israel quede desierta.
    Si aún sobrevive una décima parte, un remanente,
    volverá a ser invadida y quemada.
    Pero así como el terebinto o el roble dejan un tocón cuando se cortan,
    también el tocón de Israel será una semilla santa.” (Isaías 6:11-13, NTV)

Este pasaje de Joel es ideal para ayudarnos, aunque no observemos cuaresma -como suele ser en la mayoría de iglesias evangélicas- a recuperar la perspectiva del Evangelio y de lo que este tiempo de preparación nos llama.

La perspectiva cuaresmal nos ayuda a alejarnos de una distorsión individualista del Evangelio que nos pone al centro de la historia y nos aleja de la necesidad de la humildad, el quebrantamiento y el arrepentimiento.

Nos ayuda a recordar que:

  1. El corazón que el Señor anhela y no desprecia es el contrito y humillado. (Salmos 51:17)
  2. Nos recuerda que el camino del quebrantamiento nos regresa a Dios. (Job 33:19-30)
  3. Si bien la motivación de Dios para rescatarnos fue Su gran amor por nosotros (Juan 3:16), la causa por la cual Jesús fue a la Cruz, fue nuestro pecado (Romanos 5:6-8 / Isaías 53:4-6)
  4. Al recordarnos el peso de nuestro pecado y lo que provocó, nos mueve a un amor más grande y más profundo por Dios. (Lucas 7:36-50)

La invitación es a que, observemos o no la época, recibamos o no la cruz de ceniza en nuestras frentes, esta perspectiva nos acompañe, nos mueva a la reflexión a un replanteamiento de por qué adoramos a Dios.

Que durante estos 40 días, podamos contemplar la maravilla del Evangelio y hacer nuestra la petición del rey David: Restaura en mí la alegría de tu salvación y haz que esté dispuesto a obedecerte.” (Salmo 51:12)

Si tienes interés en participar de manera más activa e intencional de esta época, el día de hoy puedes asistir a uno de estos dos servicios de Miércoles de Ceniza desde una perspectiva evangélica.  Aquí la información:

WhatsApp Image 2019-03-06 at 8.05.43 AM

Iglesia Luterana Castillo Fuerte, 7pm.

52935494_2363969956986690_6113685297868832768_o

Union Church of Guatemala, 7pm.

La Prioridad del Amor


2019He de confesar que todo inicio de año es difícil cuando se vive desde dentro del mundo evangélico.  Las proclamas, declaraciones de visión y profecías acerca de lo que el año nuevo traerá abundan.  En muchísimas iglesias la frase del domingo pasado (30 de diciembre) y de este primer domingo del 2019 (6 de enero, Día de Reyes), se escuchará continuamente la frase “2019 será el año de…

Quizás, un mejor camino a esperar que algún pastor nos declare la revelación de Dios para el año (una extraña práctica a todas luces clericalista y gnóstica), sea voltear a ver a las Escrituras y encontrar allí una mejor manera de encarar el nuevo ciclo:

“La profecía, el hablar en idiomas desconocidos, y el conocimiento especial se volverán inútiles. ¡Pero el amor durará para siempre! Ahora nuestro conocimiento es parcial e incompleto, ¡y aun el don de profecía revela solo una parte de todo el panorama! Sin embargo, cuando llegue el tiempo de la perfección, esas cosas parciales se volverán inútiles.” (1 de Corintios 13:8-10, NTV)

El apóstol Pablo nos ayuda a entender la centralidad del amor en la vida cristiana.  Más allá del poder sobrenatural o de la posibilidad de anunciar cuál será nuestro futuro, la vida y el testimonio cristiano giran alrededor del amor:

  1. Es la marca a través de la cual el mundo nos identificará como discípulos de Jesús – Juan 13:35
  2. Es la manera en que como cristianos podemos verdaderamente reflejar lo que tanto se nos critica que nos hace falta, UNIDAD – Colosenses 3:12-15
  3. Es la evidencia de que realmente conocemos a Dios, refleja la naturaleza de Dios y es nuestra respuesta a lo que Dios ha hecho por nosotros – 1 Juan 4:7-12
  4. Es lo que elimina nuestra ansiedad hacia el futuro – 1 Juan 4:16-18

Este inicio de año, como en el inicio de cada mes, semana, día, hora y minuto de nuestra vida, tenemos la posibilidad de amar a los demás, de amar a Dios y sobre todo, de tener en nuestra vida consciencia del gran amor que Dios tiene por nosotros.

Antes que a las profecías y a las “revelaciones” de los supuestos ungidos, busquemos dar prioridad al amor en todas y cada una de las facetas de nuestras vidas.  Con humildad y reverencia pidamos a Dios que nos ayude a amar de la forma que Él nos amó y con gratitud y adoración, reconozcamos que hemos recibido un amor que escapa cualquier concepción que tengamos de él y que sin duda alguna, ninguno de nosotros merece.

Gracia. Paz. Esperanza. Amor. Que este año nuevo Dios nos permita conocer, sentir, vivir y compartir en alguna pequeña medida la inmensa profundidad de lo que estas palabras significan.

 

Santa Claus: Mito o realidad.


Primero que nada quiero empezar esta nota haciendo énfasis que la navidad no tiene nada que ver con los regalos, tamal, ponche, arbolito, cuetes, etc., aunque han sido parte por mucho tiempo de la fiesta, no constituyen la esencia de la misma. Con la navidad celebramos el nacimiento de Cristo nuestro salvador, en navidad celebramos que un día, una fecha, a una hora especifica, el Señor Jesús se hizo cien por ciento hombre y entro a nuestra historia para padecer por nuestro pecados. (Juan 1:14. Filipenses 2.7, Gálatas 4:4), sin embargo, con el paso del tiempo la fiesta de navidad ha tomado un matiz y objetivo distinto. Hoy día, la celebración del nacimiento de Cristo se ha convertido en un día para consumir y satisfacer nuestros deseos, más que celebrar que un día Cristo no se aferro a su igualdad con el Padre y renuncio a lo que era suyo y tomo la naturaleza de siervo. Haciéndose como todos los hombres y presentadose como un hombre cualquiera se humillo a si mismo haciendose obediente hasta la muerte y muerte de cruz (Filipenses 2 6-8). Este es el objetivo principal de la navidad pero lo abordaremos en otra nota. por hoy, entremos a si un cristiano debe o no creer en santa claus.

¿Pero cual es el origen real del personaje?

Nos remontaremos al año 270 D.C. Nace en Patara, en la región de Licia (actualmente Turquía). Nace un hombre llamado Nicolas. Su familia era adinerada y su padre, fue un cristiano fervoroso que impartió educación basada en su fe. Después de la muerte de sus padres, Nicolas heredo una gran fortuna y debido a las enseñanzas no dudo y puso a disposición de los pobres y desafortunados. Durante esa época el Obispo de Myra falleció y se discutía quien debía ocupar su lugar y fue así como Nicolas se convirtió en Obispo.

Aportes

Participó en el concilio de Nicea (año 325 D.C) condenando las doctrinas Arrianas, quien se negaba a admitir la divinidad de Cristo. dicho sea de paso, cuenta la historia que al encontrarse con Arrio, San Nicolas lo golpeo fuertemente por haber adulterado la doctrina católica.

San Nicolas

La bofetada de San Nicolas a Arrio

Durante su época como obispo ordenó demoler el templo de Artemisa en Myra, el cual era el templo mas grande y famoso de Licia, lugar de nacimiento y varios otros templos paganos.

Los Calcetines en navidad

Una de las historia mas conocidas es que siendo aun joven, Nicolas se entero de un padre que estaba en serios problemas económicos y que eso lo obligo a prostituir a sus tres bellas hijas. Nicolas se entero y tiró tres zapatos llenos de oro por la ventana del cuarto del padre, para así remediar su situación. Otras versiones dicen que el santo habría tirado el oro por la chimenea de la casa, que milagrosamente cayó dentro de las medias que las jóvenes habían dejado junto al fuego, secándose.

Santa Claus y San Nicolas de Bari

Se cree que esto tuvo lugar en el año 1624. cuando los inmigrantes Holandeses fundaron la ciudad de Nueva Amsterdam, más tarde llamada nueva York. Al fundar la ciudad, ellos llevaron sus costumbres y mitos, entre ellos.

En 1809 el escritor Washington Irving escribió una sátira, Historia de Nueva York, en la que deformó al santo holandés, Sinterklaas, en la burda pronunciación angloparlante Santa Claus. Más tarde el poeta Clement Clarke Moore publicó en 1823 un poema donde dio cuerpo al actual mito de Santa Claus, basándose en el personaje de Irving. En ese poema se hace mención de una versión de Santa Claus, aunque gordo, ágil como un duende; que regala juguetes a los niños en víspera de Navidad y que se transporta en un trineo tirado por ocho renos (aún no incluye a Rudolph -Rodolfo-).

En los inicios del siglo XX. En el libro infantil “The Life and adventures of santa Claus” de L. Frank Baum se origina la historia de como este personaje gano la inmortalidad. Esto y una buena estrategia de marketing por parte de las empresas de agua carbonatada, hizo que el personaje de San Nicolas de Bari se sincretizará y se dejará a un lado el legado e historia real.

Conclusión

  • La historia nos demuestra que existió un hombre generoso, piadoso y celoso por la sana doctrina que dedico su vida a cuidar del huérfano, del hambriento y del necesitado, su nombre, San Nicolas de Bari que el tiempo y la historia tergiverso.
  • Celebremos esta navidad con el entendimiento e intención correcta y que mas que felices fiestas celebremos que cristo nació, un día en la historia y a una hora especifica y ese e nuestro mayor regalo. Y que el personaje gordo que trae regalos a los niños que se portan “bien”  realmente no existió, pero si lo hizo un hombre que aporto y dejo un legado.

Feliz navidad.

 

Con pache o pavo celebremos el día de acción de gracias.


Hoy jueves 22 de noviembre se celebra en Estados Unidos el día de acción de gracias (thanksgiving day). Muchas son las versiones del origen de esta fiesta, pero lo que si estamos seguros es que hoy, en Estados Unidos, se hace una pausa y muchas familias y amigos se reúnen en una casa a compartir pavo, puré de papa y un rico pastel de calabaza. Pero más allá de la comida, el objetivo de la fiesta es tener un día, hacer una pausa y dar gracias a Dios por todo.  Muchos argumentan que no se necesita un día especifico para dar gracias a Dios y que debe ser día a día y están en lo cierto, sin embargo, honramos a nuestra madre y aun así celebramos el día de la madre el 10 de mayo, honramos a nuestra patria y aun así celebramos nuestra independencia el 15 de septiembre. Lo que me lleva a pensar que no esta tampoco mal que dediquemos un día al año a dar gracias, a reconocer que Dios ha sido bueno. Cuando pensamos en dar gracias, pensamos primeramente en dar gracias por lo que hemos recibido “bueno” pero dejamos por un lado la soberanía que el Señor tiene sobre todas las circunstancias de nuestra vida. Los días jueves en Guatemala acostumbramos a comer paches, desconozco el origen del porque el jueves, sin embargo, en nuestra globalizada vida vale la pena tomar esta fiesta de acción de gracias, hacer una pausa, compartir en la mesa y dar testimonio de lo soberano que es y ha sido Dios sobre nuestras vidas. Así que, con  paches o con pavo, celebremos acción de gracias con el pleno entendimiento de que y porque hacerlo para dar testimonio al mundo de la soberanía de Dios.

 

 

 

 

Discernimiento y Daniel Habif


Un video con más de 377 mil vistas en YouTube no es fácil de ignorar.  Recordé inmediatamente el video de Jeff Bethke donde manifestaba su odio por la religión y a la vez, afirmaba su amor por Jesús.

Vivimos en una época sumamente convulsionada en donde el entorno y ethos cultural e el del cuestionamiento y desprecio por la autoridad como fin en sí mismo.  Se nos exige tolerancia y a la vez, se es intolerante a quien asume posiciones e ideas claras y firmes, especialmente si estas son de carácter religioso y más aún, si son ideas cristianas.  Dentro del mismo cristianismo, particularmente el evangélico, existe un ambiente que se resiste a la idea de iglesia y comunidad, a la idea de doctrina y ortodoxia, a la idea de teología y pensamiento crítico, y se busca sustituir por una especie de religión individualista, privada, “tolerante” y sostenida por los sentimientos más que por la razón.

Es en ese contexto donde nos encontramos con este impactante video de poco más de 9 minutos de Daniel Habif, un joven que se define a sí mismo como: provocador profesional, conferencista motivacional, creador de contenidos, emprendedor y líder del movimiento #inquebrantables. 

Este video, titulado: “Los Religiosos” es una fuerte crítica a lo que pareciera ser la religión organizada y la iglesia, particularmente, la iglesia cristiana evangélica.

El video inicia con estas palabras: “Oye Daniel, ¿qué religión eres? Uff…soy de los que ama a todos…de los que busca no juzgar a nadie…de los que perdonan todo y de los que sirven a los demás.” Palabras ciertamente poderosas que enganchan a cualquiera al resto del mensaje que comunica de manera muy apasionada, elocuente y bien lograda.

La voz de Daniel Habif, para la cultura cristiana evangélica actual, es una voz que hasta cierto punto creo que es necesaria.  Se necesita provocar y desafiar a una cultura evangélica que ha perdido el rumbo y se ha acomodado con su supuesta influencia política en países como Guatemala, el pernicioso mensaje de la teología de la prosperidad y que pareciera estar ok con sustituir el mensaje del Evangelio con mensajes de liderazgo, superación personal y ser “culturalmente relevantes”.

Sin embargo, en ese discurso apasionado, Daniel Habif se pierde con un tono arrogante y moralista, presentándose como héroe al mismo tiempo que pasa encima de siglos de iglesia, mensaje, doctrina y tradición cristiana.

Cuando critica a “los religiosos”, expresa un pensamiento moralista al decir: “Yo sueño con ganarme ese título en verdad, representarlo a plenitud, vivirlo en veracidad, y solamente al final voy a saber si lo hice bien o lo hice mal…”. Una idea noble, sin duda, pero centrada en la persona, sin ofrecer gracia al que va en el camino y sin la confianza en la obra y vida de justicia completa de Jesús que nos ha sido imputada a nuestro favor.  Al desmarcarse de la comunidad de fe, de la iglesia imperfecta a la que critica, destruye la posibilidad de vivir el mensaje que predica, un mensaje que es, por definición, comunitario más que individualista….un mensaje que es de hermanos, no de locos solitarios.  Pareciera ser que aquí, Daniel olvidó el precio que pagaron los millones de cristianos antes de él que sí dieron sus vidas para que él ahora pueda criticar así a su propia familia.

Daniel le dice al religioso: “…cuando me juzgas a mí…en realidad, te condenas a tí…”Pregunto, ¿no hace lo mismo él entonces?

En medio de todo, hay pasajes más iluminados en donde Daniel expresa sus imperfecciones y luchas, algo que como cristianos debemos aprender a hacer todos con humildad y corazón quebrantado…no como bandera arrogante para seguir desmarcándome de la comunidad a la que fui llamado como cristiano, de la iglesia.

Quizás lo más doloroso de lo que pudo haber sido un gran mensaje, y honestamente, donde me perdió a mí es cuando, justo luego de llamar a un estudio más diligente y profundo de las Escrituras, hace de menos su suficiencia y autoridad al decir: “Citar un versículo y solamente pegar de gritos de que: ‘LA BIBLIA DICE’ les prometo que no siempre será efectivo; decirle al mundo que según Juan, Marco, Pedro no va a ser suficiente. ¡TU!…Debes de ser la biblia VIVA de los que no la leen.”  Lástima…coronar el llamado a profundizar en las Escrituras con más legalismo y olvidar que ninguno de nosotros puede ser la biblia viva…solamente hay uno que es, en Sí mismo, la Palabra encarnada…el Logos, el Verbo….Jesús (Juan 1).

Pareciera inclinarse -aunque no quisiera creerlo y espero que no sea así- por una concepción universalista de Dios cuando dice: “Dios es Dios de todos y de todo, no solo de los “cristianos” o de los judíos, y yo no creo que Él sea muy fan de los religiosos, cuando los religiosos fueron los que pusieron a su hijo en un madero.”  Olvida Daniel que Dios, en Jesús, los perdonó (Lucas 23:34), y lo que Jesús hizo con religiosos como el Apóstol Pablo, San Agustín, Martín Lutero e incontables otro más.

Admiro la pasión de Daniel Habif, pero debemos siempre tener el discernimiento para actuar también con nuestra mente y no solo con el corazón.  Dios nos ha dado todas estas facultades para hacernos partícipes de Su obra y propósitos en esta Tierra.  Que nuestro sueño por una iglesia renovada, reformada y diferente no nos aleje de la iglesia que hoy nos necesita.  No hagamos leña el árbol caído y trabajemos con fe con lo que Dios nos ha dado.

Tengamos en mente las sabias palabras de Dietrich Bonhoeffer:

“Aquel que ama más su sueño de una comunidad cristiana que a la comunidad cristiana misma, se convierte en destructor de toda comunidad cristiana, por más honestas, serias y abnegadas que sean sus intenciones personales.

Dios odia los ensueños; porque nos hacen orgullosos y pretensiosos.

El que construye la quimera de una comunidad ideal exige a Dios, al prójimo y a sí mismo su realización.

Entra en la comunidad de los cristianos con pretensiones de exigir, establece su propia ley y juzga por ella a los hermanos y a Dios mismo…”

Que Dios bendiga y use poderosamente la vida de Daniel Habif.  Que Daniel pueda encontrar una iglesia en donde pueda plantarse, echar raíz, ser discipulado y aprender a amar con la pasión que dice que lo hace, a las personas con quien Dios lo plante, y así, pueda dar testimonio de que es seguidor de Jesús…por el amor que tiene por sus hermanos, aún por los religiosos.  

Al final de cuentas, estamos llamados a comunicar lo que Daniel, en este video, no comunicó…algo que Martín Lutero llamó “…el tesoro sacrosanto de la Iglesia…”, el Evangelio…el perdón de pecados y la esperanza de vida eterna con Dios gracias al sacrificio de Jesús en la Cruz.